Los científicos han encontrado materia orgánica en una muestra de asteroide recolectada del sistema solar, la primera vez que se ha encontrado tal material en uno de estos cuerpos celestes.

Itokawa.

La muestra, que era solo un grano, provino del asteroide «Itokawa» y fue traída por la primera misión Hayabusa de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) en 2010.

Muestra tanto agua como materia orgánica que se originan no en un mundo extraño, sino en el propio asteroide. Investigadores de Royal Holloway, Universidad de Londres, sugieren que el asteroide había estado evolucionando durante miles de millones de años incorporando el material líquido y orgánico de la misma manera que lo hace la Tierra.

El asteroide ha resistido el calor extremo, la deshidratación y la fragmentación, pero logró volver a formarse y rehidratarse utilizando el material que recogió. El estudio también muestra que los asteroides de tipo S —que son los más comunes en caer a la atmósfera de nuestro planeta—, pueden contener los componentes básicos de la vida.

Esto podría reescribir nuestro conocimiento de la historia de la vida en la Tierra, que anteriormente se enfocaba en asteroides de tipo C ricos en carbono.

«La misión Hayabusa fue una nave espacial robótica desarrollada por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón para devolver muestras de un pequeño asteroide cercano a la Tierra llamado Itokawa, y así practicarle análisis detallados en laboratorios de la Tierra», explicó en un comunicado la Dra. Queenie Chan del Departamento de Ciencias de la Tierra en Royal Holloway.

Un grano de polvo (círculo) de Itokawa. Crédito: ISAS-JAXA.

«Después de ser estudiado minuciosamente por un equipo internacional de investigadores, nuestro análisis de un solo grano, apodado “Amazonas”, ha preservado la materia orgánica primitiva (sin calentar) y procesada (calentada) en diez micrones (una milésima de centímetro) de distancia», precisó.

«La materia orgánica que se ha calentado indica que el asteroide se calentó a más de 600 grados centígrados en el pasado. La presencia de materia primitiva orgánica sin calentar muy cerca de él, por otro lado, significa que esta cayó a la superficie de Itokawa después de que el asteroide se enfrió».

«Estos hallazgos son realmente emocionantes, ya que revelan detalles complejos de la historia de un asteroide y cómo su vía de evolución es tan similar a la de la Tierra prebiótica», agregó la Dra. Chan.

Se espera que el análisis de esta muestra siente las bases para un análisis más detallado de otras similares. Por ejemplo, la misión sucesora, Hayabusa 2, trajo piezas del asteroide Ryugu el año pasado.

La investigación de los científicos, titulada Materia orgánica y agua del asteroide Itokawa, ha sido publicada en la revista Scientific Reports.

Fuente: The Independent. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 5, 2021
14:09
#1 Rafael Llopis Borrell:

¿Cómo pudo un grano de materia orgánica soportar 600 grados de calor sin volatilizarse totalmente?
Alguien que me lo explique, porque mi cerebro se opone a entender.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario