No puedes verlos desde la superficie, pero definitivamente están ahí. Los científicos han revelado el descubrimiento de cientos de sitios ceremoniales antiguos, muchos de los cuales pertenecían a la civilización maya, escondidos a plena vista justo debajo del paisaje del sur de México actual.

Vista aérea de Aguada Fénix. Crédito: Takeshi Inomata.

La más grande de estas estructuras —llamada Aguada Fénix— fue anunciada por arqueólogos el año pasado y representa el monumento más antiguo y más grande de los mayas jamás encontrado. Pero Aguada Fénix claramente no estaba sola.

En un nuevo estudio, un equipo internacional de investigadores dirigido por el antropólogo Takeshi Inomata de la Universidad de Arizona informa la identificación de casi 500 complejos ceremoniales que se remontan no solo a los mayas, sino también a otra civilización mesoamericana que dejó su huella en la tierra incluso antes, los olmecas.

Al igual que con el descubrimiento de Aguada Fénix, los sitios identificados en el nuevo análisis (478 en total) se encontraron de la misma manera: utilizando LiDAR, que peina el terreno con láseres durante un levantamiento aéreo, detectando estructuras arqueológicas tridimensionales enterradas debajo de la vegetación y otras características de la superficie.

Se descubrieron casi 500 sitios ceremoniales utilizando LiDAR y se han cartografiado en todo el sitio de estudio. Crédito: Inomata et al.

En este caso, los datos LiDAR ya estaban disponibles públicamente, cortesía del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México, y cubrían un área extensa de 85,000 kilómetros cuadrados (aproximadamente 33,000 millas cuadradas).

Cuando Inomata y su equipo analizaron el conjunto de datos, identificaron cientos de sitios ceremoniales esparcidos por los estados mexicanos de Tabasco y Veracruz, la mayoría de ellos previamente desconocidos.

La mayoría de los nuevos descubrimientos son mucho más pequeños que la extensa Aguada Fénix —que mide más de 1.400 metros (casi 4.600 pies) de largo en su mayor extensión—, pero aun así, verlos por primera vez revela una misteriosa influencia de diseño que no había sido plenamente apreciada antes en las estructuras mayas.

Melina García (frente) excava la parte central de Aguada Fénix, el monumento maya más grande y antiguo jamás descubierto. Un equipo de investigadores de UArizona informó sobre el descubrimiento en 2020. Desde entonces, el equipo ha descubierto cerca de 500 complejos ceremoniales más pequeños que son similares en forma y características a Aguada Fénix. Crédito: Takeshi Inomata.

Según los investigadores, un diseño nunca antes visto en la antigua ciudad olmeca de San Lorenzo —el centro urbano olmeca más antiguo, que data de alrededor de 1150 a.C.— puede verse como un motivo recurrente en estructuras posteriores construidas por los mayas, que hacen eco de la planta rectangular central de San Lorenzo, adoptando su «plantilla espacial».

«La gente siempre pensó que San Lorenzo era único y diferente de lo que vino después en términos de disposición del sitio», explica Inomata. «Pero ahora mostramos que San Lorenzo es muy similar a Aguada Fénix —tiene una plaza rectangular flanqueada por plataformas de borde—. Esto nos dice que San Lorenzo es muy importante para el inicio de algunas de estas ideas que luego fueron utilizadas por los mayas».

Takeshi Inomata.

Si es así, la arquitectura en funcionamiento aquí revela un vínculo importante entre estas dos civilizaciones distintas, que se superpusieron parcialmente en el tiempo pero también alcanzaron su punto máximo en diferentes capítulos de la historia mesoamericana, con los olmecas floreciendo en lo que se conoce como el período Formativo (2000 a.C.-250 d.C. ), mientras que los mayas crecieron en dominio (e ingenio estructural) en el período Clásico (250-900 d.C.).

El diseño del complejo rectangular, que el equipo llama patrón Usumacinta del Formativo Medio (MFU), y sus variantes relacionadas, sugieren que las interacciones e influencias interregionales entre los olmecas y los mayas fueron más complicadas y diversas de lo que nos dimos cuenta.

Comparación de la plataforma rectangular de San Lorenzo (arriba a la izquierda) y MFU en otras estructuras (con Aguada Fénix arriba a la derecha).

«La presencia de este patrón previamente no reconocido implica que la aparición de complejos ceremoniales estandarizados en el sur de Mesoamérica fue más compleja de lo que se pensaba», escriben los investigadores en su artículo.

Además de analizar los datos de LiDAR, el equipo también llevó a cabo observaciones preliminares en tierra a pie en 62 de los sitios, que en conjunto se estima que datan de alrededor de 1050 a 400 a.C., y se cree que se utilizaron como espacios rituales, donde la gente reunidos para reunirse y ver procesiones.

Orientación cosmológica

Algunos de los sitios están orientados a alinearse con la salida del sol en ciertas fechas en los calendarios mesoamericanos, lo que sugiere que los procesos rituales involucraban conceptos cosmológicos ligados a los movimientos de las estaciones.

«Esto significa que estaban representando ideas cosmológicas a través de estos espacios ceremoniales», apunta Inomata. «En este espacio, la gente se reunió de acuerdo con este calendario ceremonial».

Imagen basada en LiDAR del sitio ceremonial de Buenavista. Crédito: Takeshi Inomata.

Si bien todavía hay mucho que aún no entendemos sobre el significado, la historia y la evolución de estos cientos de complejos rituales, con los descubrimientos que plantean años de investigaciones por delante para los arqueólogos y antropólogos, está claro que los olmecas y los mayas pueden haber compartido más de lo que nos dimos cuenta, literalmente construyendo sus sociedades y ciudades una al lado de la otra.

«Siempre ha habido un debate sobre si la civilización olmeca condujo al desarrollo de la civilización maya o si los mayas se desarrollaron de forma independiente. Entonces, nuestro estudio se centra en un área clave entre los dos», concluyó Inomata.

Los hallazgos han sido publicados en Nature Human Behavior.

Fuente: Universidad de Arizona. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario