Aparentemente habría sido culpa de un arma antisatélite rusa. ¿Conflicto espacial entre potencias inminente?

EEI.

Crédito: Oleg Novitsky/Roscosmos.

Por segunda vez en una semana, la Estación Espacial Internacional (EEI) se ha acercado lo suficiente a una «nube de escombros» como para hacer que el equipo de astronautas a bordo se refugie en las cápsulas espaciales atracadas en el laboratorio orbital.

Según informó The Houston Chronicle, el Comando Espacial de Estados Unidos confirmó que se había producido un «evento generador de escombros en el espacio exterior».

«Estamos trabajando activamente para caracterizar el campo de escombros y continuaremos asegurando que todas las naciones con viajes espaciales tengan la información necesaria para maniobrar satélites si son impactados», se lee en la declaración del Comando Espacial obtenida por el periódico. «También estamos en el proceso de trabajar con la interagencia, incluido el Departamento de Estado y la NASA, en relación con estos informes y proporcionaremos una actualización en un futuro próximo».

No hubo colisión y todos a bordo de la estación están bien. De hecho, poco después de que comenzaran a surgir informes sobre el tema, el comandante de la EEI, Anton Shkaplerov, tuiteó que está «todo normal».

Este tipo de encuentro cercano da miedo pero no es infrecuente. Apenas la semana pasada, la nave del tamaño de un campo de fútbol tuvo que maniobrar para apartarse del camino de otra nube de basura espacial, y es posible que las similitudes no terminen ahí.

El 10 de noviembre, la EEI evitó por poco chocar con una nube de desechos espaciales creada hace más de una década cuando China hizo estallar su antiguo orbitador meteorológico mientras probaba misiles antisatélites. El campo resultante de basura espacial fue enorme: como señaló el astrónomo de Harvard Jonathan McDowell, ha habido más de 3.500 piezas de escombros asociados con el impacto del misil chino, y más de 2.700 de ellos todavía están en órbita todos estos años después.

¿Arma antisatélite rusa?

Si bien la historia continúa desarrollándose, actualmente se sabe poco sobre el origen de los escombros del incidente del 15 de noviembre.

Tanto McDowell como Thomas Burghardt, director de noticias de NASASpaceFlight, han señalado que, según se informa, Rusia realizó su propia prueba antisatélite más temprano en el día —lo que puede haber resultado en la demolición planificada de su satélite Kosmos-1408 y la consiguiente nube de escombros—.

Como dijo McDowell, el Kosmos-1408 ahora explotado es un «candidato plausible» para la causa de este último «bombardeo» con basura espacial.

Es demasiado pronto para decir quién es el culpable de este problema que puso en riesgo la EEI, pero podría tener profundas implicaciones tanto para el futuro del armamento antisatélite como de la diplomacia entre la NASA y Roscosmos —que últimamente ha venido deteriorándose—.

Fuente: Futurism. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Nov 16, 2021
3:01
#1 HORACIO:

NABOS AL MAXIMO ...HICIERON BOSTA EL PLANETA TIERRA ....Y AHORA CONTAMINAN EL ESPACIO.!!!! especie mas destructiva que el humano no existe....se genero para destruirse ellos mismos lentamente ....asi una y varias eras seguramente...NADIE CAMBIA ....CUANDO SE CAMBIA ES PARA SER MAS DE LO MISMO.!!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario