La NASA arrojó una carga masiva de basura a órbita desde la Estación Espacial Internacional (EEI) la semana pasada.

Crédito: NASA.

La basura es una enorme plataforma de carga de 2,9 toneladas de baterías viejas que se utilizó para alimentar la estación, según reporta Spaceflight Now. Se espera que la basura orbite la Tierra durante dos o cuatro años antes de ingresar a la atmósfera.

Si le preocupa que un palé de baterías de casi tres toneladas aterrice en su casa un día, no se preocupe: la basura arrojada por la EEI generalmente se quema al ingresar en la atmósfera.

De hecho, los vehículos de transferencia H-II (HTV) utilizados por el programa espacial japonés para transportar suministros a la ISS generalmente se colocan en órbita una vez que cumplen sus misiones. Finalmente, el HTV se quema al reingresar con las piezas restantes que aterrizan en el océano Pacífico.

Asimismo, se espera que esta carga se queme cuando ingrese a la atmósfera «sin causar daño», dijo Leah Cheshier, especialista en comunicaciones de la NASA.

Así que sí, solo serán unas inofensivas baterías en llamas que se precipitarán hacia la Tierra a velocidades insondables. ¡Muy reconfortante!

Basurero espacial

Aunque no lo parece, el espacio es en realidad un lugar realmente desordenado, o al menos ese es el caso del espacio alrededor de la Tierra.

Los desechos espaciales se componen principalmente de piezas de naves espaciales, satélites difuntos y partes de cohetes que giran alrededor de nuestro planeta en órbita terrestre baja. Al igual que la basura en el suelo, los desechos orbitales pueden representar un peligro enorme, especialmente si se considera el hecho de que la basura puede alcanzar velocidades de 18,000 millas por hora.

Afortunadamente, existen algunas iniciativas propuestas para limpiar y «reciclar» la basura orbital. Pero realmente no ayuda cuando los multimillonarios siguen enviando sus autos al espacio.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario