Tal como anticipamos hace varias horas, escombros peligrosos hicieron que los astronautas y cosmonautas a bordo de la Estación Espacial Internacional tuvieran que tomar medidas de precaución. Ahora el Departamento de Defensa de EE.UU. y la NASA han confirmado que fueron generados por una destructiva prueba rusa antisatélite (ASAT).

ASAT.

Crédito: Space Order.

«Hoy temprano, la Federación Rusa imprudentemente disparó un misil contra uno de sus propios satélites. La prueba ha generado hasta ahora 1.500 piezas de escombro orbital rastreable y cientos de otros fragmentos más pequeños que amenazan los intereses de todas las naciones (en el espacio)», se lee en un comunicado emitido por Ned Price, vocero del Departamento de Defensa de EE.UU.

«Esta prueba incrementará significativamente el riesgo de los astronautas y cosmonautas que habitan la Estación Espacial Internacional, como así también otras actividades de vuelos espaciales. El comportamiento peligroso e irresponsable de Rusia pone en riesgo la sustentabilidad de largo término del espacio exterior y claramente demuestra que las proclamaciones rusas de oposición a la militarización son falsas e hipócritas. EE.UU. trabajará con sus aliados y socios para responder a este acto», agregó.

Por su parte, Bill Nelson, administrador de la NASA, dijo: «Estoy indignado por esta acción irresponsable y desestabilizadora. Con su larga e histórica carrera en vuelos espaciales tripulados, es impensable que Rusia ponga en peligro no solo a los astronautas estadounidenses e internacionales asociados en la EEI, sino también a sus propios cosmonautas. Sus acciones son imprudentes y peligrosas, y también amenazan a la estación espacial china y a los taikonautas a bordo».

«Todas las naciones tienen la responsabilidad de prevenir la creación intencionada de desechos espaciales a partir de ASAT y de fomentar un entorno espacial seguro y sostenible. La NASA continuará monitoreando los escombros en los próximos días y más allá para garantizar la seguridad de nuestra tripulación en órbita», aseguró.

Cuando el Comando Espacial (SPACECOM) detectó esta actividad, despertó a la tripulación de la EEI, y se dieron órdenes de cerrar las escotillas de los módulos radiales en la estación —incluidos Columbus, Kibo, el Módulo permanente multipropósito, el Módulo de actividad expandible Bigelow y la Esclusa de aire conjunta Quest—. Las escotillas entre los segmentos de EE.UU. y Rusia permanecieron abiertas.

Asimismo, se ejecutó una medida de precaución adicional para resguardar a la tripulación durante dos pasadas a través o cerca de la nube de escombros. Los miembros de la tripulación se dirigieron a su nave espacial poco antes de las 2 a.m. EST (de este lunes) y permanecieron allí hasta aproximadamente las 4 a.m.

La EEI pasa a través o cerca de la nube cada 90 minutos, sin embargo, los astronautas solo se refugian durante el segundo y tercer paso del evento. Esta medida se tomó en base a una evaluación de riesgos realizada por la oficina de escombros y los especialistas en balística del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.

Fuente: NASA/Michael Sheetz. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario