Este año que comienza ofrece variados espectáculos celestiales, incluidos encuentros planetarios cercanos, deslumbrantes lluvias de meteoros y un eclipse de «luna de sangre».

Luna de sangre.

A pesar de un año lleno de encierros y aislamiento social, los cielos estrellados de 2020 nos dieron consuelo y nos cautivaron con un desfile de eventos llamativos. El calendario astronómico del año pasado estuvo repleto de vistas memorables, incluida la sorpresiva aparición del brillante cometa NEOWISE, las mejores vistas de Marte de la década, una luna azul de Halloween y un encuentro cercano muy esperado entre Júpiter y Saturno.

También habrá decenas de fenómenos astronómicos asombrosos a lo largo de 2021. Aquí están nuestras selecciones para los eventos celestiales predichos que vale la pena marcar con un círculo en su calendario.

Febrero 11: Conjunción Venus-Júpiter

Los madrugadores serán recompensados con un encuentro cercano entre dos de los planetas más brillantes de nuestros cielos: Venus y Júpiter. Ambos planetas aparecerán como puntos brillantes a simple vista, y el par parecerá estar tan cerca en la bóveda celeste que serán visibles al mismo tiempo a través de un telescopio casero. Como ventaja adicional, el planeta Saturno se desplazará hacia la parte superior derecha del par.

Crédito: Andrew Fazekas.

Esté preparado para explorar un buen lugar de observación con una vista despejada del horizonte sureste, ya que este emparejamiento ocurrirá cerca del sol naciente, y detectarlo dependerá del tiempo. El truco consiste en permitir que los planetas se eleven lo suficientemente alto en el cielo matutino para observarlos justo antes de que la luz del amanecer ahogue su vista. El mejor momento para verlos será entre 20 y 30 minutos antes del amanecer.

Las personas en el hemisferio sur tendrán la mejor oportunidad de ver el evento porque los planetas estarán ubicados más lejos del Sol y, por lo tanto, más arriba en el cielo.

Marzo 9 y 10: Formación cuádruple

Un grupo cósmico dará la bienvenida a los observadores del cielo de todo el mundo mientras cuatro mundos se agrupan en el cielo matutino sureste. Mercurio, Júpiter y Saturno aparecerán en una alineación casi perfecta, mientras que la luna creciente cercana enmarcará el trío de planetas. Cada planeta aparecerá como un punto brillante, siendo Mercurio el más débil y Júpiter el más brillante, todos fácilmente visibles a simple vista.

Crédito: Andrew Fazekas.

A través de binoculares, los observadores podrán detectar las cuatro lunas más grandes de Júpiter, mientras que un pequeño telescopio revelará los anillos de Saturno. Debido a la posición de la Tierra en relación con Mercurio y el Sol, solo la mitad del disco del planeta más interno nos aparecerá iluminado. Como resultado, a través del telescopio Mercurio se verá como una versión en miniatura de la Luna cuando está en su fase cuarto creciente.

Mayo 26: Eclipse total de «Luna de Sangre»

En todo el oeste de América del Norte, el oeste de América del Sur, Australia y el sudeste de Asia, la gente podrá presenciar cómo la Luna se tiñe de rojo mientras se somete a un eclipse lunar total. Este dramático evento astronómico ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna están alineados con precisión, de modo que la sombra de nuestro planeta cubre completamente la cara visible de nuestro satélite.

Durante la parte total del eclipse, la luz solar que brilla a través del anillo de la atmósfera polvorienta de la Tierra se dobla, o refracta, hacia la parte roja del espectro y se proyecta sobre la superficie de la Luna. Como resultado, la Luna se transformará de un color gris oscuro durante la fase parcial del eclipse a un color naranja rojizo durante la totalidad. El color exacto de la Luna puede variar según la cantidad de polvo en la atmósfera terrestre.

Este eclipse lunar total coincidirá con la Luna en su punto más cercano a la Tierra —en su órbita en forma de huevo—, a veces llamada superluna, por lo que el disco lunar también será más grande y más brillante que una luna llena promedio.

El eclipse parcial tendrá lugar a la 1:44 a.m., hora del Pacífico, cuando el primer indicio de la sombra de la Tierra comience a cubrir la Luna. El eclipse total —cuando la Luna parece ponerse roja— comenzará a las 3:11 a.m. y terminará a las 3:25 a.m.

Junio 10: Eclipse solar de «Anillo de fuego»

Cualquier persona a lo largo de una estrecha franja que se extiende en el norte desde Canadá, pasando por Groenlandia y hasta Rusia, podrá ver un eclipse de «anillo de fuego» justo al amanecer.

También conocido como eclipse solar anular, este impresionante evento ocurre cuando la Luna, el Sol y la Tierra están alineados de modo que el disco lunar es demasiado pequeño para cubrir todo el astro, dejando un anillo de luz alrededor de la oscura silueta lunar. La trayectoria del eclipse completo comienza a las 9:49 UT sobre el norte de Canadá y termina en Rusia a las 11:33 UT.

Si bien puede ser difícil para la mayoría de las personas ver el fenómeno completo, millones estarán bien ubicadas para apreciarlo parcialmente. Gran parte de Asia, Europa y América del Norte verán parte del sol bloqueado por la luna.

Tanto si ves el eclipse anular o parcial, recuerda nunca mirar al Sol directamente sin la protección adecuada para los ojos, como anteojos con filtro solar.

Julio 12: Conjunción Venus-Marte

Después del atardecer local, estos dos planetas brillantes parecerán tocarse en el cielo. A la pareja se unirá una luna creciente, lo que lo convierte en una gran oportunidad para capturar el evento en imágenes.

Crédito: Andrew Fazekas.

Al igual que en la gran conjunción entre Júpiter y Saturno en diciembre de 2020, Marte y Venus estarán tan cerca que serán visibles en el mismo tiempo y lugar a través de un telescopio casero. Venus será el más fácil de detectar como un objeto inconfundiblemente brillante parecido a una estrella. El rubicundo Marte aparecerá mucho más débil, por lo que es posible que no se note al principio debido al resplandor de Venus. Sin embargo, después de que sus ojos se adapten, los dos deberían ser fáciles de ver a simple vista, separados por un espacio igual al ancho de una luna llena.

Agosto 12 y 13: Pico de lluvia de meteoros de las Perseidas

A mediados de agosto de cada año, la Tierra viaja a través de una nube de escombros arrojada por el cometa Swift-Tuttle, produciendo una ráfaga de estrellas fugaces en el cielo a medida que pequeños meteoros arden en la atmósfera superior. Esta es la lluvia de meteoros de las Perseidas y puede producir hasta 60 estrellas fugaces por hora en un año típico.

Este año promete ser particularmente bueno para las Perseidas, ya que el pico de la lluvia coincidirá con un cielo oscuro y sin luna. Una fina luna creciente se pondrá durante las primeras horas de la noche, lo que marcará el comienzo de excelentes condiciones de visualización más tarde en la noche. El hemisferio norte se ve favorecido ya que los meteoros siempre parecen irradiar desde la constelación del mismo nombre, Perseo, que se encuentra cerca del horizonte en esta época del año para aquellos en latitudes del sur.

Crédito: Andrew Fazekas.

Para obtener la mejor vista de este espectáculo de fuegos artificiales celestiales, se recomienda buscar un lugar de observación con la menor contaminación lumínica posible. Incluso desde un patio trasero o un parque suburbano, decenas de estrellas fugaces deberían ser visibles cada hora bajo un cielo despejado.

Agosto 18: Conjunción Marte-Mercurio

Se producirá un encuentro cercano entre el planeta más interno del Sistema Solar, el pequeño Mercurio, y el cuarto planeta desde el Sol, Marte. Esta conjunción dramática será un poco difícil de captar debido a su proximidad al sol poniente, por lo que se necesitará de una línea de visión clara hacia el horizonte occidental.

Crédito: Andrew Fazekas.

Mercurio aparecerá más brillante que el planeta rojo, ya que estará más iluminado por el Sol. Si puede detectar la conjunción a través de un telescopio, estos dos mundos aparecerán tan cerca uno del otro que ambos podrán observarse detalladamente a la vez.

Octubre 8: Lluvia de meteoritos Dracónidas

Las Dracónidas brillarán en el cielo noreste de las latitudes septentrionales después del anochecer, con alrededor de 10 a 15 estrellas fugaces por hora. Esta ráfaga de meteoros proviene de una corriente de partículas del tamaño de un grano de arena esparcidas a lo largo de la órbita del cometa 21P/Giacobini-Zinner. Con solo una pequeña franja de luna para competir, los cielos relativamente oscuros ayudarán a los observadores del cielo a disfrutar de estos destellos de escombros cometarios.

Como la mayoría de las otras lluvias de meteoritos, las Dracónidas llevan el nombre de la constelación desde la que parecen irradiar, en este caso, Draco, el dragón.

Crédito: Andrew Fazekas.

Las Dracónidas se ven mejor desde el anochecer hasta la medianoche, cuando las estrellas fugaces aparecerán más altas en el cielo. En el pico de la lluvia, Draco estará presente pasada la medianoche local en todo el hemisferio norte. Las estrellas fugaces del dragón son bastante fáciles de detectar, ya que, de las lluvias anuales, son de las que se mueven más lentamente.

Noviembre 19: Eclipse parcial de Luna

El último eclipse lunar del año saludará a los observadores del cielo en América del Norte y del Sur, Australia y partes de Europa y Asia. Aunque técnicamente es un eclipse parcial, hasta el 95 por ciento de la luna llena se proyectará dentro de la sombra oscura de la Tierra. Durante la fase máxima, debería aparecer brevemente como un eclipse total, lo que significa que el disco lunar puede mostrar tonalidades de naranja o rojo.

El eclipse comenzará a las 2:18 a.m. EST, y la sombra de la Tierra cubrirá la mayor parte de la superficie visible de la Luna a las 4:02 a.m. EST.

Diciembre 4: Eclipse Solar Total

Los viajeros intrépidos que busquen aventuras de índole astronómico, tendrán su oportunidad a fines de 2021, cuando se desarrolle un eclipse solar total en la Antártida. Mientras tanto, un eclipse parcial de sol será visible en partes de Chile, Argentina, Sudáfrica, Namibia y Australia. Los espectadores que utilicen gafas con filtro solar en estas regiones podrán ver un bocado extraído del sol mientras la luna oscurece parcialmente el disco solar.

Algunos cruceros y aerolíneas se dirigirán directamente al camino de la totalidad, donde todo el disco del sol será cubierto por la luna, oscureciendo dramáticamente el entorno circundante durante unos minutos. Aquellos que hagan el viaje a la parte más austral del mundo tendrán la oportunidad de capturar el sol eclipsado cerca del horizonte en las primeras horas de la mañana, con icebergs y tundra helada en primer plano, una excelente manera de terminar el año.

Por Andrew Fazekas/NG. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario