Una Luna Azul será la protagonista principal del firmamento durante la noche del 31 de octubre de 2020. Además, estará acompañada de un brillante punto rojo, ¡Marte!

Luna Azul.

Crédito: Priya Kumar.

Pero… ¿qué es una Luna Azul? La respuesta es sencilla y no tiene nada que ver con su color. Se llama así a la segunda luna llena ocurrida durante un mismo mes del calendario gregoriano, lo que sucede aproximadamente (en promedio) cada 2,5 años​ y, originalmente, al tercer plenilunio cuándo en una estación cualquiera del año se dan cuatro lunas llenas en lugar de tres.

El jueves 1 de octubre hubo luna llena —la Luna de la Cosecha para el hemisferio norte—. El sábado que viene, el 31 de octubre, habrá también luna llena. Esto se debe a que nuestro satélite natural tarda 29.53 días en completar una órbita a la Tierra, por lo que si la luna está llena en los primeros días de un mes de 31 días, existen grandes probabilidades que ocurra otra antes que termine dicho mes.

¿Por qué se llama Azul?

La idea de Luna Azul como la segunda luna llena de un mes se hizo popular en la comunidad astronómica en marzo de 1946, cuando la revista especializada Sky and Telescope publicó un artículo intitulado Una vez en una Luna Azul, de James Hugh Pruett.

«Siete veces en 19 años habrá —y todavía hay— 13 lunas llenas en un año. Esto da 11 meses con una sola luna llena y uno con dos. Esta segunda, por lo que interpreto, era llamada Luna Azul», escribió.

En idioma original, Pruett se refería a Blue, que a la vez en este contexto es una deformación del inglés antiguo belewe, que en realidad significa ‘traidor’, ya que una luna adicional en la primavera implicaba extender el ayuno de la cuaresma.

Crédito: Sky & Telescope.

El término medieval belewe quedó abreviado como blwe y luego se transformó en blue, y así pasó a la cultura latina traducido como «azul». Y aunque según el significado de belewe se trataría de una luna traidora, lo que realmente sería traidor es el mes gregoriano de 31 días (belewe month = mes traidor) en el sentido de que su duración es 1.5 días más que el mes natural marcado por la luna.

En el ámbito esotérico, la Luna Azul también la ocupaban —y ocupan— para hacer trabajos, es decir, amarres de amor, etc.

¿Qué tiene de especial la luna llena de este 31 de octubre?

En general, nada fuera de lo común. Aunque el hecho de estar acompañada de cerca por el sangriento Marte, seguramente servirá como un aliciente para la noche de Halloween. También será una excusa perfecta para salir un rato afuera y maravillarnos con el cielo, que dada la actual situación de pandemia y confinamiento del mundo, no es poca cosa.

Marte y la Luna fotografiados anoche. El planeta rojo estuvo en oposición perihélica este mes de octubre, de allí su cercanía y espectacular apariencia en el cielo.

Asimismo, y como viene observándose hace meses, Júpiter y Saturno adornarán la noche durante su carrera a la Gran Conjunción, fenómeno que tendrá lugar entre ambos gigantes antes que termine el año.

Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario