Será el triste final de una de las mayores cooperativas científicas internacionales jamás emprendidas y bien podría marcar el declive del enfoque multinacional de la investigación y exploración espacial.

Estación Espacial Internacional (EEI).

Después de años de explorar opciones, la NASA finalmente decidió cómo quiere retirar la Estación Espacial Internacional (EEI).

Tal como se detalla en una nueva declaración, la agencia espacial espera mantener vivo el vetusto puesto de avanzada hasta finales de 2030. Después de eso, hará que la estructura masiva se precipite hacia una región remota del océano Pacífico conocida como punto Nemo.

La NASA está vendiendo el retiro como una «transición de operaciones a servicios comerciales», reiterando su énfasis en apoyar los esfuerzos públicos y privados en la órbita de la Tierra.

En un Plan de Transición oficial de la EEI enviado al Congreso, se detalla el proceso para finalmente sacar de órbita a la EEI. Primero, el control de la misión impulsará los propulsores para bajar lentamente la altitud de la estación. Una vez cerca de la atmósfera terrestre, alrededor de enero de 2031, realizará su maniobra final para asegurarse de aterrizar en el «Área Deshabitada Oceánica del Pacífico Sur (SPOUA)».

Crédito: NASA.

Esa área de Punto Nemo es un lugar popular para que las naciones hundan sus desechos espaciales; de hecho, se han arrojado más de 263 piezas allí desde 1971.

«No todos los vehículos acoplados pueden usarse para ayudar en la salida de órbita», se lee en el plan. «La NASA y sus socios han evaluado cantidades variables de la nave espacial rusa Progress y determinado que con tres basta y sobra para lograr la salida de órbita». La NASA también podría hacer uso de la nave espacial de suministro Cygnus de Northrop Grumman para esta tarea final.

Momento agridulce

«La Estación Espacial Internacional está entrando en su tercera y más productiva década como una plataforma científica innovadora en microgravedad», comentó Robyn Gatens, director de la EEI de la NASA, en el comunicado. «Esperamos maximizar estos retornos de la estación espacial hasta 2030 mientras planificamos la transición a los destinos espaciales comerciales que seguirán».

Si bien es posible que la EEI se retire pronto, la NASA ya está mirando más allá hacia el futuro, trabajando con socios comerciales para conectar módulos de acoplamiento a la estación y establecer al menos una de las tres estaciones espaciales comerciales con la ayuda de la industria privada.

También sigue planeando enviar astronautas a la Luna mucho antes del retiro de la estación. Incluida bajo un objetivo de exploración del espacio profundo hasta 2030 en el plan de transición, la agencia espera usar la EEI como «un análogo para una misión de tránsito a Marte».

Será el triste final de una de las mayores cooperativas científicas internacionales jamás emprendidas y bien podría marcar el declive del enfoque multinacional de la investigación y exploración espacial. Tanto China como Rusia, por ejemplo, esperan establecer sus propias estaciones espaciales en los próximos años. China, por su parte, ya ha enviado astronautas para habitar los primeros módulos en órbita y tiene previsto que su estación esté en pleno funcionamiento a finales de año.

Por ahora, los científicos continuarán con su arduo trabajo invaluable a bordo del envejecido puesto orbital, mientras ocasionalmente rellenan las grietas literales que comienzan a formarse en las paredes de la estación.

Fuente: NASA. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario