Tal como habíamos anticipado ayer, hace unas horas un cohete ruso fuera de control ha vuelto a entrar en la atmósfera de la Tierra. Así lo acaba de informar el Comando Espacial de EE.UU., que ha estado rastreando su descenso.

Cohete ruso Angara A5.

Crédito: Sergei Savostyanov/TASS.

El cohete de carga pesada Angara-A5 fue lanzado desde el puerto espacial de Plesetsk en la región noroccidental de Arkhangelsk de Rusia el lunes 27 de diciembre. El objetivo era probar una nueva etapa superior del cohete, conocida como el propulsor Persei, según la agencia de noticias estatal TAS.

Si bien es posible que partes grandes causen daños si aterrizan en regiones habitadas, la mayoría de los desechos espaciales se queman al volver a entrar en la atmósfera terrestre.

Y así parece haber sucedido este miércoles, cuando el cohete reingresó a las 1:08 pm PDT sobre el océano Pacífico Sur. Sin embargo, hasta ahora ha sido imposible determinar exactamente dónde cayeron los escombros.

No se suponía que la etapa del cohete ruso volviera a entrar en la atmósfera de la Tierra de esta manera. Estaba destinado a terminar en una órbita donde permanecería durante muchos miles de años, empero, uno de sus motores falló y no pudo reiniciarse.

El punto Nemo

La mejor práctica internacional para las piezas gastadas de cohetes o naves espaciales al final de su vida útil es típicamente hacer una reentrada controlada y caer a la Tierra en un área deshabitada, generalmente una parte remota del océano Pacífico conocida como el «punto Nemo», que toma su nombre del famoso capitán de Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino —de hecho, es el punto de inaccesibilidad, el lugar más distante de cualquier tierra y actividad humana—.

Este cementerio de naves espaciales en el Pacífico Sur, ubicado a unos cuatro mil kilómetros de la costa de Nueva Zelanda, fue descubierto hace veintiséis años por el geógrafo canadiense-croata Hrvoje Lukatela.

El Punto Nemo o Polo de Inaccesibilidad del Pacífico. El fondo del océano situado en dicho punto se encuentra a unos 3700 m de profundidad.

En cuanto a  la fauna, hay pocos peces en esta zona porque las corrientes oceánicas no pasan y no aportan nutrientes, lo que hace que la vida marina sea escasa. Por tanto, los objetos espaciales pueden estrellarse sin riesgo, antes de hundirse a kilómetros de profundidad.

No obstante, en el caso de una entrada incontrolada, puede que los restos no terminen en el océano más grande de nuestro planeta y generen algún daño al caer en una zona habitada. Se sabe que sólo una persona fue alcanzada por basura espacial: una mujer llamada Lottie Williams en Texas en 1997. Afortunadamente salió ilesa y vivió para contarlo.

A pesar de escribir su obra 66 años antes de que fuese descubierto, el autor H.P. Lovecraft escogió un sitio curiosamente cercano para situar R'lyeh, el hogar de Cthulhu, su legendaria criatura de rostro con tentáculos.

En promedio, de 100 a 200 toneladas de basura espacial vuelven a entrar en la atmósfera terrestre de manera incontrolada cada año.

Fuente: CNN. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Ene 6, 2022
1:51
#1 HORACIO:

Si lo pueden hacer caer en lo que ellos llaman PUNTO nemo .....igual va a contaminar si o si......por que no eligen el medio del desierto....digo seria mas acertado.....y no usar el oceano como tacho de basura.!!!!! nunca me olvido de cuando Francia probo sus 5 bombas nucleares en medio de la oceania...y destrozo miles de kilometros de corales y peces....esta gente se gar*a en todo el mundo y su medio ambiente!

Reply to this commentResponder

Ene 6, 2022
4:10
#2 RICARDO ZARZOSA GIBERT:

Horacio tiene razón, el océano no es un sitio para basura espacial. hay formas y hay que invertir en ello. yo tengo con mi grupo de tecnólogos un proyecto llamado "HU NAB KU" y puede servir también para colectar y tratar esa basura espacial. Atención gobiernos, el proyecto es para la humanidad y es intermodal, naviero, enorme y estaría diseñado para recoger basura plástica y espacial reciclarla. EN LOS OCEANOS HAY VORTICES Y ESTA PLATAFORMA SERIA UN CENTRO DE INVESTIGACIONES OCEANICAS Y ESPACIALES, ADEMAS DE COLECTAR BASURA Y SUCCIONARLA A GRAN ESCALA .zarzosap@live.com.mx @nasa @nooa @elonmusk @zarzosap @oceanica

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario