Más de 100 calamares bebé y 5.000 animales microscópicos se lanzaron hace unas horas a bordo de un cohete Falcon 9 de Space X.

Crédito: JAMIE S. FOSTER / NASA.

La carga con las criaturas, junto con otros equipos para experimentos, se dirige a la Estación Espacial Internacional (EEI) y se espera que se acople a la misma a las 5:13 a.m. (EDT) de este sábado 5 de junio.

Los 128 calamares pertenecen a la especie Sepiolida —un orden de cefalópodos coleoideos estrechamente relacionados con las sepias—, que tienen un sistema inmunológico similar al de los humanos. El objetivo es utilizarlos como parte de la investigación sobre los efectos de los vuelos espaciales en las interacciones beneficiosas entre microbios y animales.

La NASA dice que el experimento podría apoyar el desarrollo de medidas de protección para preservar la salud de los astronautas durante largas misiones espaciales.

«Los animales, incluidos los humanos, dependen de nuestros microbios para mantener un sistema digestivo e inmunológico saludable. No comprendemos completamente cómo los vuelos espaciales alteran estas interacciones beneficiosas», dijo Jamie Foster, investigadora principal del experimento. «Los sepiólidos bebé podrán abordar estos importantes temas en salud animal».

Los calamares se congelarán antes de su regreso a la Tierra.

Héroes microscópicos

En la misma carga también están incluidos 5.000 tardígrados, más comúnmente conocidos como osos de agua. Estos animales microscópicos pueden tolerar ambientes más extremos que la mayoría de las formas de vida. Esto los hace perfectos para estudiar cómo la vida responde y se adapta a entornos extremos.

La información obtenida se podrá utilizar para comprender los factores de estrés que afectan a los humanos en el espacio.

«Una de las cosas que estamos realmente interesados ​​en hacer es comprender cómo los tardígrados sobreviven y se reproducen en estos entornos y si podemos aprender algo sobre los trucos que utilizan y adaptarlos para proteger a los astronautas», agregó el investigador del equipo Thomas Boothby.

Otros experimentos que se llevarán a cabo incluyen un estudio sobre si los brazos robóticos se pueden operar de forma remota utilizando la realidad virtual junto con un estudio sobre la producción de algodón más resistente.

Fuente: NASA/BBC. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Jun 5, 2021
0:40
#1 HORACIO:

DONDE VA EL HUMANO…CONTAMINA TODO…QUE ESPECIE JODIDA.!

Reply to this commentResponder

Jun 5, 2021
14:49
#2 Rafael Llopis B.:

Ahora les falta el arroz… para poder elaborar una paella, ¿o ya lo tienen?.

Reply to this commentResponder

Jun 7, 2021
13:59
#3 HORACIO:

– en verdad el nombre de la vacuna deberia haber sido LAIKA …no sputnik…..este hecho repudiable algun dia sera condenable….FUE LO MAS DESCARNADO DEL MUNDO…habiendo tantos presos con cadena perpetua ,eligieron sacrificar al mejor amigo del humano…https://www.bbc.com/mundo/noticias-41861654

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario