Análisis de radiocarbono a un manuscrito del Corán han revelado que fue escrito entre los años 568 y 645. Se convierte en el fragmento del libro sagrado islámico más antiguo conocido. Además, el resultado coloca estas hojas muy cerca de la fecha de la muerte del profeta Mahoma, que se cree que vivió entre los años 570 y 632. Los expertos de la Universidad de Birmingham que han llevado a cabo la investigación señalan que la fiabilidad del análisis es de un 95,4 por ciento.

mahoma-coran

El documento es parte de una colección de manuscritos de Oriente Medio perteneciente a la universidad. Consta de dos hojas de pergamino que contienen parte de las Suras (capítulos) 18 y 20, escritas con tinta en una forma primitiva de escritura árabe conocida como Hijazi.

El descubrimiento no se había realizado hasta ahora debido a que estas hojas se habían mezclado con otro manuscrito similar del Corán, que está datado de finales del siglo VII. «Al separar las dos hojas y analizar el pergamino, hemos sacado a la luz un hallazgo increíble», ha explicado una de las autoras del estudio, Susan Worrall.

Por su parte, David Thomas, profesor de la Cristiandad y el Islam, y Nadir Dinshaw, profesor de Relaciones Interreligiosas de la Universidad de Birmingham, han estos textos podrían llevar a la ciencia hasta el momento de la fundación real del Islam.

coran_story

«Según la tradición musulmana, el profeta Mahoma recibió las revelaciones que forman el Corán entre los años 610 y 632, el año de su muerte. Desde ese momento el mensaje divino no fue compilado en formato de libro en el que aparece hoy. Sin embargo, las revelaciones fueron preservados en la memoria de los hombres y apuntadas sobre pergaminos, piedras y hojas de palma», han apuntado los expertos.

Fue el califa Abu Bakr, el primer líder de la comunidad musulmana después de Mahoma, quien ordenó la recopilación de todo el material coránico en un mismo volumen. La forma final, la del actual Corán, se completó y se fijó bajo la dirección del tercer líder, el califa Uthman.

CERCANO A LA MUERTE DE MAHOMA

Thomas y Dinshaw han explicado que las pruebas llevadas a cabo en el pergamino de Birmingham han llevado a pensar que el animal del que se extrajo el pergamino estaba vivo durante la vida de Mahoma o poco después. «Esto significa que las partes del Corán que están escritas en este pergamino pueden, con un grado de confianza, estar fechadas menos de dos décadas después de la muerte del profeta», han declarado.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Jul 30, 2018
0:28
#1 Gladys:

Muy interesante….

Reply to this commentResponder

May 31, 2019
19:56
#2 isabelo sequeira:

Sumamente interesante!!!!!!!!!!!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario