Escritos principalmente en griego, los fragmentos de los rollos del mar Muerto recientemente revelados contienen partes del libro de los 12 profetas menores. Un estudio masivo de las cuevas del desierto de Judea en Israel también descubrió el cuerpo de un niño momificado envuelto en una manta de 6.000 años.

Rollo del Mar Muerto.

Parte del rollo del Libro de los Doce Profetas Menores, escrito en griego. Crédito: Shai Halevi, Autoridad de Antigüedades de Israel.

Se han descubierto nuevos fragmentos de un rollo del mar Muerto durante un estudio exhaustivo de cada rincón, agujero y grieta en el desierto de Judea, reveló el martes la Autoridad de Antigüedades de Israel. Es el primer pergamino nuevo descubierto en unos 60 años.

Escrito principalmente en griego, el pergamino recién revelado contiene porciones del libro de los 12 profetas menores, incluidos Zacarías y Nahum, dijo la IAA.

Es probable que el nuevo descubrimiento sea una parte faltante de un pergamino de los Profetas Menores descubierto en 1952, que incluye la profecía de Miqueas sobre el Fin de los Días y el surgimiento de un gobernante de Belén.

Los nuevos fragmentos contienen versículos del Libro bíblico de los Doce Profetas Menores. Crédito: Sebastian Scheiner/AP.

Otro descubrimiento particularmente emocionante en el curso del sondeo fue algo completamente diferente: lo que puede ser la canasta sobreviviente más antigua del mundo.

Hecha de cañas tejidas, la canasta —completa con tapa— tiene más de 10.500 años, según la datación por radiocarbono de la profesora Elisabetta Boaretto del Instituto de Ciencias Weizmann en Rehovot. Ese es el período Neolítico, anterior a la llegada de la alfarería a la región (la alfarería surgió en el este de Asia mucho antes).

La canasta de 10.500 años con tapa, después de la extracción.

Los topógrafos también encontraron los restos momificados de forma natural de un infante —probablemente una niña— envuelto en tela, como si le hubieran puesto una manta sobre él o ella, dijeron. Completo con pelo, el cuerpo data de hace unos 6.000 años, anterior a los pergaminos en unos cuatro milenios. El infante, acurrucado en posición fetal, aparentemente tenía entre 6 y 12 años, según un escaneo preliminar realizado por la Dra. Hila May de la Universidad de Tel Aviv.

Esqueleto de 6.000 años de una niña o un niño que fue enterrado envuelto en una tela. Crédito: Emil Aladjem/Autoridad de Antigüedades de Israel.

Además, los arqueólogos encontraron un alijo de monedas de los días de la desafortunada revuelta de Bar Kojba contra los romanos en 133-135 d.C. Las monedas llevan los símbolos judíos típicos de la época, como un arpa y una palmera datilera.

Entre los artefactos se encontraban antiguas flechas y puntas de lanza. Crédito: Ammar Awad/Reuters.

Trabajando en tres equipos bajo las órdenes de los oficiales de la IAA —Oriah Amichai, Hagay Hamer y Haim Cohen—, los investigadores también descubrieron puntas de flechas y lanzas, tejidos, sandalias e incluso peines para piojos de la época de la revuelta.

La cueva de los horrores

Los rollos del mar Muerto se escribieron alrededor del siglo tercero o segundo antes de Cristo, hasta el siglo I después de Cristo, aunque no se sabe a ciencia cierta por quiénes. Solo unos pocos de los aproximadamente 900 encontrados están más o menos completos. El resto está dañado y fragmentado. Sin embargo, el estudio de los pergaminos ha sido posible gracias a minuciosas restauraciones. Ahora sabemos que contienen las primeras versiones conocidas de muchos textos bíblicos, apócrifos religiosos, comentarios y manuscritos místicos.

Dando crédito a la teoría de que los pergaminos no fueron escritos por un solo pueblo, está el hecho que algunos están en hebreo, otros en arameo y otros en griego. El pergamino recién hallado —o más bien los fragmentos del mismo— está en griego, informó la IAA.

Parte del rollo del Libro de los Doce Profetas Menores fotografiado en los laboratorios de la Autoridad de Antigüedades de Israel. La fotografía monitorea el estado del pergamino. Crédito: Shai Halevi.

Tal vez irónicamente (desde nuestra perspectiva posmoderna), dado que la «Secta de los Pergaminos» —los enigmáticos autores de al menos algunos de los pergaminos— albergaba un sentido de rectitud frente a la maldad del mundo y albergaba visiones apocalípticas, entre los fragmentos recién encontrados hay un distintiva frase pacifista del libro de Zacarías:

«Estas son las cosas que haréis: Hablaos la verdad unos a otros, haced justicia verdadera y perfecta en vuestras puertas. Y no tramaréis el mal unos contra otros, y no amen el perjurio, porque todas esas son cosas que yo aborrezco — declara el Señor».

En otra ironía, el pergamino con estos versos suplicando afabilidad fue encontrado en la llamada «Cueva de los Horrores», reveló la IAA. Se llama así porque cuando se excavó por primera vez en la década de 1950, los arqueólogos encontraron los esqueletos de 40 hombres, mujeres y niños que habían buscado refugio allí durante la revuelta de Bar Kojba.

Se encontraron restos de un campamento romano en lo alto del acantilado en el que se encuentra la cueva. La falta de signos de violencia en los esqueletos llevó a los arqueólogos a sugerir que los romanos simplemente asediaron la cueva hasta que los rebeldes en el interior sucumbieron a la sed o al hambre.

Tiene sentido que los romanos no se molestaran en asaltar la cueva porque para acceder a ella hay que descender en rappel unos 80 metros (260 pies) desde la cima del acantilado.

Peinando el desierto

Estos extraordinarios descubrimientos se realizaron en una misión masiva para encontrar reliquias de tiempos prehistóricos y bíblicos antes de que lo hagan los saqueadores, explicó el director general de la IAA, Israel Hasson. El saqueo de antigüedades es un gran problema en todo el mundo: en enero, las autoridades capturaron un alijo récord de miles de objetos preciosos en Tel Aviv.

El proyecto nacional de peinar todas las cuevas y barrancos del desierto de Judea comenzó en 2017 como un proyecto de la IAA en cooperación con el Oficial de Personal del Departamento de Arqueología de la Administración Civil en Cisjordania, y fue financiado por el Ministerio de Asuntos y Patrimonio de Jerusalén.

Alijo de monedas de Bar Kokhba encontradas en la reciente búsqueda. Crédito: Ofer Sion/ Autoridad de Antigüedades de Israel.

De todos los cientos de pergaminos encontrados hasta la fecha, solo tres están relativamente completos, dependiendo de la definición de «completo». El resto está en alrededor de 25.000 fragmentos, estiman los estudiosos. Se están invirtiendo enormes esfuerzos para intentar reconstruir los textos a partir de los fragmentos utilizando tecnologías de vanguardia.

A propósito de lo cual, la IAA señaló que aunque el nuevo pergamino está escrito principalmente en griego, el nombre de dios, Yahvé, aparece en letras hebreas antiguas típicas del período del Primer Templo.

La búsqueda también es de vanguardia. Hasta ahora, se han examinado unos 80 kilómetros de cuevas del desierto, incluyendo el uso de drones entre las tecnologías para acceder a lugares especialmente inaccesibles.

Cueva 52 en Qumrán. Crédito: Moti Milrod.

Desde que un pastor beduino descubrió los primeros rollos en 1947, estos textos antiguos han revolucionado nuestro conocimiento del judaísmo del Segundo Templo y de los muchos grupos y sectas de los que finalmente surgieron el judaísmo rabínico y el cristianismo. Y si hay algo seguro que nos han enseñado los rollos del mar Muerto, es que cuando fueron escritos, el texto que consideramos el Antiguo Testamento aún no estaba finalizado. Tampoco los rituales del culto judío.

Por último, y para equilibrar el texto pacifista de Zacarías, el profeta Nahum también expresa su opinión en el pergamino recién descubierto con las siguientes palabras:

«Los montes tiemblan ante él, y los collados se derriten, y la tierra se conmociona ante su presencia; sí, el mundo y todos los que en él habitan. ¿Quién podrá enfrentarse a su indignación? ¿Quién podrá permanecer en el ardor de su ira? Su furor se derrama como fuego, y las rocas se parten en pedazos delante de él».

Fuente: Haaretz. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Mar 17, 2021
8:40
#1 Ana Maria Garcia Tapia:

Interesantisimo el tema Apasionante

Reply to this commentResponder

Mar 17, 2021
22:27
#2 HORACIO:

no entiendo como en una misma cueva encuentran una cesta de 10.500 años ,una momia de 6000 años , y restos de un centimetro de textos de una antiguedad de milenios posteriores….¿? saludos….

Reply to this commentResponder

Mar 18, 2021
1:11
#3 HORACIO:

tal vez mas al fondo de la cueva encuentran el arca de NOE….por que no.??? ahi paro todo el mundo en dejar cosas…..o entendi mal la nota .? ;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario