Desde la órbita, este paisaje de Marte parece un panal de encaje o una telaraña. Pero las características inusuales en forma de polígono no son creadas por abejas o arañas marcianas; en realidad se forman a partir de un proceso continuo de cambio estacional a partir de hielo de agua y dióxido de carbono.

Dunas poligonales en Marte, vistas por la cámara HiRISE del MRO. Crédito: NASA/JPL/UArizona.

La cámara HiRISE en el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) ha visto muchas formas poligonales en los años transcurridos desde 2006, cuando entró en la órbita de Marte. Y el equipo detrás de esta cámara piensa que tanto el agua como el dióxido de carbono —en forma sólida de hielo seco— juegan un papel importante en esta llamativa geometría en la superficie de las latitudes altas.

El hielo de agua congelado en la superficie divide el suelo en formas poligonales. Luego, el hielo seco que se sublima justo debajo cuando el suelo se calienta en la primavera crea aún más erosión, esculpiendo canales alrededor de los límites de los polígonos.

Los polígonos se forman durante muchos años a medida que el hielo cercano a la superficie se contrae y se expande estacionalmente. Pero esta región cubierta de ellos muestra aún más actividad primaveral, como lo demuestran las características azules en forma de abanico.

Abanicos de primavera y polígonos en Marte, vistos por la cámara HiRISE en el MRO. Crédito: NASA/JPL-Caltech/UArizona.

Los científicos dicen que la capa de hielo seco translúcido que cubre la superficie desarrolla respiraderos que permiten que escape el gas.

«El gas transporta partículas finas de material desde la superficie que erosionan aún más los canales», escribió el equipo en el sitio web de HiRISE. «Las partículas caen a la superficie en depósitos oscuros en forma de abanico. A veces, las partículas oscuras se hunden en el hielo seco, dejando marcas brillantes donde se depositaron originalmente los abanicos. A menudo, la ventilación se cierra y luego se abre de nuevo, por lo que vemos dos o más abanicos que se originan en el mismo lugar pero se orientan en diferentes direcciones a medida que cambia el viento».

Mismos patrones en otros lugares del sistema solar

Los científicos estudian el suelo con patrones poligonales en Marte porque estas características les ayudan a comprender la distribución reciente y pasada de los hielos en el subsuelo poco profundo, así como también brindan pistas sobre las condiciones climáticas.

Pero Marte no es el único lugar con polígonos. Se pueden encontrar polígonos en las regiones árticas y antárticas de la Tierra, y el sobrevuelo de 2015 de la nave espacial New Horizons también reveló polígonos en Plutón.

Polígonos vistos en Plutón. Crédito: NASA/JHUAPL/SWRI.

En el centro a la izquierda de la gran característica en forma de corazón de Plutón —llamada informalmente Tombaugh Regio— se encuentra una vasta llanura sin cráteres que parece no tener más de 100 millones de años y posiblemente todavía está siendo moldeada por procesos geológicos.

Esta región helada se ubica al norte de las montañas heladas de Plutón y se ha llamado informalmente Sputnik Planum (Llanura Sputnik), en honor al primer satélite artificial de la Tierra. La superficie parece estar dividida en segmentos en forma de polígono que están rodeados por depresiones estrechas.

Imagen detallada de los polígonos del suelo del cráter, causados por el proceso de desecación, con polígonos más pequeños causados por la contracción térmica en el interior. El polígono central tiene 160 metros de diámetro, los más pequeños tienen entre 10 y 15 metros de ancho y las grietas tienen entre 5 y 10 metros de ancho. Crédito: NASA/JPL.

También son visibles elementos que parecen ser grupos de montículos y campos de pequeños pozos.

Fuente: UT. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario