Un experimento realizado a bordo de la Estación Espacial Internacional ha conseguido por primera vez producir carne cultivada fuera de la Tierra, sin presencia de ningún animal.

La investigación realizada en el ambiente ingrávido del complejo orbital consistió en la bioimpresión 3D de carne de vacuno, de acuerdo con la tecnología que desarrolla la firma israelí Aleph Farms, en colaboración con la compañía rusa 3D Bioprinting Solutions y dos compañías de alimentos de Estados Unidos.

Este procedimiento permitió cultivar un pedazo entero de carne real y comestible a partir de solo un par de células, en este caso, esferoides de células bovinas, imitando así el proceso natural de regeneración de tejido muscular de una vaca.

«En un experimento conjunto a bordo de la Estación Espacial, produjimos con éxito carne cultivada sin importar la disponibilidad de tierras y recursos hídricos locales. ¡Este es un hito hacia la promesa de alimentos sustentables en cualquier lugar!», declaró la compañía israelí en su cuenta de Twitter.

«Esta es estrictamente una prueba de concepto», añadió Grigoriy Shalunov, gerente de 3D Bioprinting Solutions a Business Insider. «En el futuro, la compañía espera proveer una fuente de proteínas para misiones espaciales y las primeras colonias en la Luna y Marte».

También en la Tierra

La habilidad para imprimir carne en la microgravedad no es solo una buena noticia para los astronautas. También implica que las compañías podrían imprimirlas en ambientes extremos de la superficie de nuestro planeta —particularmente en lugares donde el agua y la tierra es escasa.

Normalmente, toma cerca de 5.200 galones de agua el producir un simple kilogramo de filete (del que venden típicamente en la carnicería). Pero cultivar carne utiliza 10 veces menos agua y tierra que la agricultura de ganado tradicional. También es más rápida de producir —Aleph Farms llama a su producto «filete minuto», porque le toma solo un par de minutos cocinarse—.

La carne cultivada cocinándose en una sartén.

La necesidad de producir más comida a medida que se conservan los recursos naturales es hoy más necesario que nunca. De acuerdo a un reporte del Panel Intergubernamental de la ONU sobre el cambio climático, nuestro industria de la comida —incluyendo la tierra y recursos requeridos para criar ganado— genera el 37 % de las emisiones de gas de efecto invernadero.

«Es tiempo que los estadounidenses y los rusos, que los árabes y los israelís, pongamos nuestras diferencias de lado y trabajemos juntos, con la ciencia como catalizadora, para abordar la crisis del clima y las necesidades alimenticias. Todos compartimos el mismo planeta», concluyó Aleph Farms.

Fuente: ScienceAlert. Edición: EP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario