Algo salió mal en la niebla…

Starship SN11.

El último prototipo de nave espacial de SpaceX, SN11, se elevó a los cielos de Texas este martes por la mañana, luego de un retraso de 24 horas.

Pero ese no fue el primer retraso de la prueba. El viernes (25 de marzo), SpaceX esperaba realizar el vuelo de prueba después de cambiar uno de los tres motores Raptor de la nave. En última instancia, la prueba se trasladó al lunes y finalmente sucedió el martes por la mañana temprano, cuando el cohete Starship SN11 despegó del sitio de prueba Starbase de SpaceX cerca de Boca Chica Village, en el sur de Texas a las 8 a.m. (hora local).

El cohete se elevó a una altitud de 10 kilómetros (6,2 millas) antes de comenzar el procedimiento de aterrizaje. Pero a casi seis minutos de vuelo, las cámaras de transmisión de SpaceX se cortaron. «Parece que hemos tenido otra prueba emocionante de la nave número 11», dijo John Insprucker, comentarista de lanzamiento de SpaceX, durante la transmisión. «La nave espacial 11 no regresará, no espere el aterrizaje».

El CEO de SpaceX, Elon Musk, dijo que algo pareció salir mal con uno de los motores Raptor de SN11, llamado motor 2. Pero puede que esa no haya sido la razón por la que el cohete se estrelló.

«Parece que el motor 2 tuvo problemas en el ascenso y no alcanzó la presión de la cámara de operación durante el aterrizaje, pero en teoría, no era necesario», escribió Musk en Twitter. «Algo significativo sucedió poco después de que comenzara la quema de aterrizaje. Debería saber qué fue una vez que podamos examinar los datos más tarde hoy».

Al igual que sus predecesores (SN8, SN9 y SN10), el SN11 no sobrevivió a su breve vuelo, siendo destruido durante la prueba, aunque las condiciones de niebla en Boca Chica dificultaron la visualización del explosivo espectáculo.

Mucho trabajo por hacer

El clima en Boca Chica es muy dinámico y cambia casi cada hora, como lo demuestra el hecho de que el área estaba cubierta por una densa niebla la madrugada del martes. Esa niebla no se disipó antes de la prueba, envolviendo a Starship mientras se elevaba hacia el cielo.

La cámara que mostraba vistas desde SN11 se congeló a los 5 minutos, 49 segundos de vuelo el 30 de marzo de 2021. (Crédito de la imagen: SpaceX).

SpaceX tiene varios otros prototipos de Starship en diferentes fases de construcción en su sitio en Boca Chica, y con otro intento de aterrizaje fallido, parece que el próximo prototipo y SpaceX tienen algo de trabajo por hacer antes de que los vuelos orbitales puedan ocurrir a finales de este año.

Eventualmente, el vehículo se utilizará para transportar humanos a la Luna y Marte y se apilará sobre un propulsor superpesado. El primer prototipo de esa primera etapa se encuentra actualmente escondido en una bahía alta. La enorme nave se utilizará para probar la estructura del diseño en un futuro próximo.

SpaceX tiene grandes planes para su combo Starship/Super Heavy, ya que la compañía ya tiene un vuelo reservado para el multimillonario japonés Yusaku Maezawa y otras ocho personas para volar alrededor de la Luna. Esa misión, llamada dearMoon, está programada para ser lanzada en 2023.

La nave espacial de SpaceX es también uno de los tres diseños que podrían llevar a los astronautas de la NASA a la Luna bajo el programa lunar Artemis de la agencia.

Fuente: Space.com. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 31, 2021
5:13
#1 HORACIO:

es como la torre de babel………estos mamertos no van a llegar a ningun lado…..

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario