Recientemente, el famoso astrofísico y divulgador científico Neil deGrasse Tyson fue entrevistado en el programa de Joe Rogan, quien, como sabemos, es una aficionado al tema ovni y no duda, siempre que el invitado lo amerite, en traer el tema a la conversación.

Neil deGrasse Tyson.

Neil deGrasse Tyson.

Joe Rogan le preguntó sobre las últimas revelaciones de fenómenos aéreos inexplicados y el tema extraterrestre en general. Y si bien un astrofísico no tiene porque saber sobre el asunto, en esta ocasión quien degradó a Plutón hizo gala de su escepticismo —mostrando en ciertas fases de la entrevista una actitud más recalcitrante que científica—.

A continuación, repasamos algo de lo dicho y lo acompañamos con su correspondiente refutación.

D.T. dijo: «En las décadas de 1960 y 1970 hubo muchísimos informes de abducciones extraterrestres. La gente decía: “Los extraterrestres vinieron a mí, me llevaron y me dejaron en libertad”. “¿Tienes alguna grabación?” “No, se llevaron mi cámara”. Pero hubo innumerables historias.

»Bueno, ahora puedes transmitir en vivo desde tu cámara. Entonces, si los extraterrestres vienen y quieren secuestrarte, transmítelo. Eso sería instantáneamente viral. Oh, Dios mío. Las cosas que se vuelven virales por mucho menos que eso. Un gatito que salta a una mesa y se cae se vuelve viral. ¿No crees que las imágenes de video de un extraterrestre no se volverán virales? ¿Instantáneamente? Pero no hay ninguno».

REFUTACIÓN: Si bien es cierto que el fenómeno de las abducciones empezó a manifestarse o a tomarse como algo extraterrestre en las mencionadas décadas del siglo XX, también podemos encontrar referencias a hechos similares en la antigüedad donde los personajes son arrebatados por los «dioses» o la divinidad.

Pero centrándose en lo moderno para no irnos por las ramas, DeGrasse Tyson muestra una inocente ignorancia sobre el tema del que habla. En casi todos los relatos de abducción, las víctimas tienen experiencias traumáticas, donde son paralizados o sometidos mental y físicamente por los secuestradores. E incluso se dan al mismo tiempo fenómenos electromagnéticos que muchas veces inutilizan aparatos —por ejemplo, en las llamadas abducciones de carretera, los automóviles dejan de responder—. Difícilmente alguien en tal situación pueda tomar una foto y decirle al presunto alienígena que pose para una selfi —tampoco aquellos que son secuestrados por humanos suelen hacerlo—.

Y cabe mencionar que existen casos de abducciones múltiples (ver ESTE por ejemplo), donde el fenómeno alcanza un nivel inusitado que pone en tela de juicio nuestra propia noción de la realidad —y es justamente por este último punto (vulnerabilidad e impotencia) que el statu quo científico se ha resistido tanto tiempo a investigar los ovnis públicamente—.

D.T. dijo: «Si nos visitaran, alguien tendría buenas imágenes. Si nos visitaran, creo que tal vez las imágenes de satélite de Google captarían naves espaciales que no son aviones moviéndose en nuestra superficie. Si nos visitaran, creo que tendríamos algo mejor que un video borroso y monocromático de objetos que aparentemente solo se revelan a los pilotos de la Marina».

REFUTACIÓN: A lo largo de las décadas han surgido miles de fotografías y videos, así como confirmaciones por radar y a ojo desnudo de algunas. Desde luego, si no establecemos un límite para el término relativo de «buenas imágenes», toda esta montaña de evidencia no alcanzará para convencer a quien se encierra en el cientificismo. De hecho, esto último se confirma cuando luego cuando el astrofísico agrega que «hay evidencia insuficiente» para despertar su «interés en la investigación de los ovnis» (y no mencionemos que en esa sola oración está reconociendo que está opinando sobre algo que no investigó apropiadamente…).

También consideremos que estos objetos se mueven gran parte del tiempo a velocidades —como mínimo— supersónicas, por lo que es casi equivalente a pedir a una hormiga que fotografíe a un humano que pasa sobre su hormiguero. Por cuestión de perspectiva e inferioridad, la hormiga jamás podría capturar una fotografía que muestre el panorama completo.

Los avistamientos de los pilotos

En este momento de la entrevista, Rogan trae a colación los ovnis avistados por pilotos de la Marina como una prueba fidedigna de la existencia de los ovnis y de su cualidad anómala. Además, arguye que el hecho que los incidentes sucedieran sobre el océano sería un indicador de que estos objetos tienen bases submarinas, un lugar donde ocultarse y vigilarnos sigilosamente.

D.T. dijo: «Si estás seguro de que estamos siendo visitados por extraterrestres y en realidad no tienes pruebas realmente buenas, entonces dirías algo como eso, claro. Tienes que decir que esto realmente está sucediendo y que nos están observando y se están ocultando de esta manera en particular. Esa es tu forma de mantener tu sistema de creencias alienígenas al decir eso».

REFUTACIÓN: Aquí el astrofísico utiliza un sofisma debunkista archireconocido: caracterizar a sus oponentes como «creyentes sin sentido crítico». Sumariamente desestimando, claro, que la noción de debunkear en sí mismo traiciona una creencia sin sentido crítico.

Si no existieran pruebas, por otro lado, gobiernos como el de EE.UU. no gastarían miles de millones en programas para estudiarlos.

Rogan entonces trata de persuadir por otro lado a DeGrasse Tyson, o al menos presentar su argumento dentro del campo —tal vez menos susceptible— de la astrobiología. Así, hace un paralelismo diciendo que los ovnis podrían ser sondas como las que los humanos han enviado al espacio para visitar Marte y otros lugares lejanos. A lo que el astrofísico sigue algo negado, aludiendo que tal cosa necesita cierto nivel de escrutinio.

El entrevistador también menciona la historia del comandante de la Marina David Fravor, un ex invitado de podcast de JRE, quien dijo que él y otros dos aviones encontraron ovnis volando cerca del USS Nimitz.

«Los rastrearon pasando de 80.000 pies sobre el nivel del mar a 50 en menos de un segundo. No tienen idea de cómo se movieron», transmitió Rogan.

D.T. dijo: «No me importa lo que dijo el Comandante Fravor, él es humano y todos nosotros somos humanos aquí, pero como científico, cuando presentas información, no dices: “Esta cosa estaba a 80.000 pies y cayó al mar nivel en un segundo”. Esa es la forma incorrecta de informarlo. Lo que dices es: “Tenemos sensores que nos dijeron que esto es lo que sucedió”. Esa es una distinción muy importante».

REFUTACIÓN: Primero que nada, no es solo un humano, es un piloto, y su zona de trabajo es el aire. Como tal, un piloto es uno de los testigos más calificados. Y es una falsedad grande como una casa el decir que estos avistamientos de pilotos de la Marina no estuvieron apoyados por sensores, tanto en los aviones como en el portaaviones cercano de donde salieron. De hecho, hace poco se filtró un video mostrando la detección por radar de un grupo de ovnis rodeando a un buque en otro caso.

Y si bien en este incidente específico del Nimitz esos datos instrumentales no se han dado a conocer, es probable que estén incluidos dentro del próximo informe de inteligencia a presentarse en el Congreso de EE.UU.

Asimismo, recordemos que hay casos donde los pilotos han tenido encuentros más interactivos aún con los ovnis, donde al intentar dispararles se vieron inutilizados o fueron superados. Otros encuentros cercanos aéreos han sido más fatídicos, con los pilotos no regresando para contar su experiencia.

D.T.: «Este nivel de atención que estoy prestando a los detalles y a la presentación de información hay que tenerlo siempre. Vaya a una conferencia científica y observe el nivel de escrutinio que ponemos en el trabajo de otras personas».

REFUTACIÓN: Evidentemente y juzgando por la formas, cierta arrogancia le ganó al buen DeGrasse Tyson en esta oportunidad. Si predicara lo del «nivel de escrutinio» y no el «nivel de ego» para investigar seriamente el tema ovni —como bien han hecho otros científicos que arriesgaron sus carreras al hacerlo—, seguramente habría argumentado algo más sólido, aunque sea para defender su postura —muy respetable— de que no somos visitados por extraterrestres o que ciertos avistamientos pueden responder por fenómenos de otra naturaleza, en lugar de hacer un berretín.

En lo que sí podemos estar de acuerdo con DeGrasse Tyson, es que los militares cambiando el término OVNI por UAP para intentar sacarle el estigma, «es algo vergonzoso».

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jun 6, 2021
15:46
#1 HORACIO:

Por que lo consideran escepticismo a sus opiniones ..??? por Recelo, incredulidad o falta de confianza en la verdad ….muy posible que en la antiguedad nos visitaran extraterrestres o una civilizacion avanzada que hasta hoy sigue guardada aca en nuestro planeta…hasta hoy no hay prueba absoluta de que en la actualidad nos visitan razas extraterrestres..ni grises ,ni verdes ,ni altos rubios ..etc…como los delirios de amigo Fabio Zerpa …entonces a estos ultimos como los llamariamos.?? delirantes infantiles fantasiosos.??? tambien se nombra mucho los debunker…Un debunker es una persona que intenta exponer o desacreditar afirmaciones consideradas falsas, exageradas o pretenciosas.como si fuera que al final resulta algo comico quien lo acusa de tal proceder…..sin tener la minima prueba ” material ” de lo que afirma un creyente de que naves de extarrestres….con razas de todos los tamaños…..hasta diria que los fans de los ovnis son en realidad mucho mas debunker que a los que ellos los tildan asi..saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario