En la noche del 1 de septiembre de 1969, cerca de 40 personas en el condado de Berkshire, Massachusetts (EE.UU.), reportaron ver un platillo volador, mientras que otras tantas aseguraron haber sido abducidas.

Este incidente ha sido recientemente incluido en la lista de episodios del reboot de Misterios Sin Resolver (Unsolved Mysteries), la famosa docuserie que expone casos de personas desaparecidas, homicidios sin resolver y fenómenos sin explicación. Si no lo has visto, te recomendamos verlo antes de seguir leyendo este artículo.

Reconocido oficialmente

El evento ovni de Berkshire había quedado en el olvido, hasta que en 2015 volvió a cobrar relevancia, luego que la Sociedad Histórica de Great Barrington incluyera el relato del encuentro cercano de uno de los testigos principales en sus archivos. La decisión de reconocer el incidente como de valor histórico estuvo basada en la gran cantidad de reportes recibidos por la radio local (WSBS) y los múltiples testimonios ovni provenientes de gente de diferentes pueblos de la región: Sheffield, Great Barrington, Stockbridge y Egremont —algunos de los cuales fueron sometidos al polígrafo con resultados que apuntan a una veracidad del 99.1 %—

Muchos de los residentes de Berkshire eran solo niños cuando se dieron los extraños hechos aquella noche de 1969, y solo unos pocos, ya de adultos, se atrevieron a comentar lo que les había sucedido por temor a que los trataran de locos, algo que el quinto episodio del nuevo Misterios Sin Resolver en Netflix busca solventar.

«Nuestro productor se enteró sobre el incidente de Berkshire haciendo una intensa investigación ovni. Lo que nos intrigó acerca de la historia es que hubiera tantas personas que avistaron el objeto, y que no todas hayan salido a exponerlo por miedo al ridículo. Era una historia que no había sido contada antes», dijo el productor ejecutivo Terry Dunn Meurer, quien junto con John Cosgrove produjo la serie original que se estrenó en 1987 y se emitió por 11 temporadas, con un total de 260 episodios y cerca de 1.000 historias.

Abducciones y tiempo perdido

De acuerdo a los vecinos de Berkshire, el objeto en cuestión tenía forma de platillo, achatado en su parte inferior, y llevaba a cabo maniobras acrobáticas en el aire.

No queda claro cuánto tiempo este ovni estuvo acechando a la gente, pero muchos que se lo encontraron describen haber tenido episodios de tiempo perdido  (o factor de Oz) —algo común en los casos de abducción donde la víctima solo recuerda unos pocos minutos de una experiencia que por reloj duró horas o viceversa, haber estado muchas horas cuando solo fueron minutos—.

Y es que en Berkshire no solo hubo un avistamiento masivo del mismo objeto volador, sino que varios residentes aseguran que fueron llevados dentro de él.

En la docuserie de Netflix, se muestran varios testimonios que apuntan a que así fue. El primero de ellos es el de Jane Green, quien volvía junto con su amiga Mary DeGrace de Stockbridge a Great Barrington.

«Estábamos conduciendo, vi muchas luces y dije: “Debe ser por un accidente, debe haber muchos patrulleros allí, mira esas luces”», relata al ser entrevistada. «A medida que me acercaba, ya no podía conducir porque las luces eran muy brillantes, así que me detuve a un lado de la carretera y noté que el auto de adelante también lo hizo».

Camino de Stockbridge a Great Barrington.

Y luego Green cuenta lo más interesante: «Me bajé del auto y mi amiga también. Un objeto enorme flotaba ahí mismo, y no podría ver donde terminaba, ni a la derecha ni a la izquierda. Era inmenso y alto, no vi que tuviera ventanas y, lo más llamativo, tampoco hacía ruido alguno; no había motor, solo estaba ahí».

Luego la testigo solo recuerda ver como el objeto se elevaba y se perdía en dirección a la montaña.

El siguiente testimonio es el de Tom Warner, y es aún más asombroso. De niño también, estaba siendo cuidado en casa por su vecina Debbie cuando, de pronto, se acercó a la ventana y sintió una voz en su cabeza que le ordenó que volviera a su hogar —las órdenes telepáticas son otra característica común en las abducciones—.

«Salí corriendo por la puerta. Sentí una energía dentro de mí que era el miedo a la telepatía que acababa de experimentar, y solo deseaba llegar a mi casa», dice Warner en el documental.

Tom Warner. Crédito: Unsolved Mysteries/Netflix.

Pero, en su carrera a casa algo muy extraño ocurrió. Según relata la niñera, el pequeño quedó paralizado en un lugar. «Seguía moviendo las piernas como si corriera, pero durante cinco minutos no se movió del mismo lugar», señala Debbie.

Fue allí cuando Warner asegura haber visto el objeto y un haz de luz salir hacia él. «Cuando la luz me alumbró los brazos se me fueron para atrás. Fue como si me hubiera dejado sin aire».

En ese momento, según Debbie, el niño desapareció.

Lo próximo que recuerda Warner es estar dentro de la nave por un tiempo, donde había otros niños como él. Finalmente, su experiencia acabó cuando fue devuelto a pocos pasos de donde había sido abducido, siendo depositado prolijamente en el terreno por el mismo haz de luz que lo había paralizado y «succionado».

Dibujo hecho por Tom Warner sobre su abducción de niño. Crédito: Unsolved Mysteries/Netflix.

«Al levantar la vista, había un haz de luz sobre mí. Mi hermano, que estaba detrás, me gritó que corriera, pero no podía hacerlo, la luz me mantenía en el suelo. Entonces, la voz telepática me dijo: “Terminaré en un minuto”. Y en un minuto el haz de luz se apagó y pude moverme».

Según la niñera, todo esto sucedió en un lapso de solo 7 minutos…

La siguiente en la lista es Melanie Kirchdorfer, que en aquel entonces tenía 12 años de edad. Según relata, viajaba con su familia en auto y, luego de comprar helado, decidieron ir a orillas del lago Mansfield para aparcar y disfrutarlo juntos.

«Y un aura radiante y luminosa apareció de la nada. Mi padre miró lo que estaba allí afuera y exclamó: «¡Mierda!». Nosotras nos preguntamos qué es eso y comenzamos a gritar. Mi padre quería perseguirlo mientras mi madre intentaba convencerme a mí y mi hermana que solo era una estrella fugaz, ¡pero no lo era!», dice Melanie.

Melanie Kirchdorfer. Crédito: Unsolved Mysteries/Netflix.

Acto seguido, y durante la breve persecución, Melanie recuerda que el auto comenzó a levitar, siendo lo próximo estar dentro de la nave.

Y aquí es donde se establece una conexión significativa y confirmatoria entre los abducidos. Warner ciertamente se acuerda de haber visto a Melanie entre los niños que estaban en la nave cuando lo llevaron a él.

Melanie y Tom a la edad que fueron abducidos.

Al ser devuelta, Melanie apareció en la lago sola, y tuvo que caminar hacia su casa.

Madre por abuela

Otro de los abducidos por el ovni de Berkshire fue Thomas Reed, uno de los pocos que no tuvo miedo de hablar sobre su experiencia y de adulto hasta llegó a erigir un monumento para recordar el evento —retirado hace unos años por el gobierno municipal estar en propiedad pública—.

Monumento al evento ovni erigido junto al puente cubierto de Sheffield, hoy retirado.

De acuerdo al relato de Reed, quien entonces contaba con solo 9 años de edad, aquel día viajaba en coche junto con su madre, su abuela y su hermano, luego de haber comido en el restaurante Village on the Green. Según recuerda, de repente observaron como una enorme bola de luz se elevaba desde detrás de unos árboles, a un lado de la desolada carretera.

Las luz siguió creciendo en magnitud entre los árboles a medida que la familia cruzaba el puente cubierto de Sheffield, sin saber lo que les esperaba del otro lado.

«Todos lo vimos porque era como una especie de resplandor contenido. Se elevó un poco y parecía seguir la carretera de tierra, ya que lo veíamos entre los árboles. Cuando llegó a un claro, la luz brilló con mucha potencia y el automóvil se iluminó como si fuera de día», cuenta Reed.

Luego emergió un resplandor dorado a ambos lados de la carretera… Lo próximo que recuerda Reed es estar en un lugar similar a un hangar que era más grande que un campo de fútbol.

Thomas Reed (izquierda) a los 9 años, junto con su hermano.

«Nos encontramos con algo que definitivamente no pertenecía a este mundo», continúa. «En aquellos tiempos, en casa teníamos una televisión en blanco y negro, pero las imágenes que vimos de esta cosa eran increíbles. Había luces que parecían tubos fluorescentes dentro de este hangar. Los muros eran inclinados, no era algo propio de 1969 o incluso de hoy en día, más de 50 años después».

Atisbos de este extraño lugar invadieron su cerebro hasta darse cuenta que estaba de nuevo dentro del coche junto con su familia. Sin embargo, algo estaba fuera de lugar, su abuela, que jamás condujo, estaba en el asiento del conductor y su madre en el del acompañante. Un pequeño descuido de los secuestradores del ovni… Además de 3 horas pasadas que parecieron solo 15 minutos.

Conclusión

Tenemos un incidente con múltiples testigos que no se limitan al avistamiento de una lucecita en el cielo. El objeto es descrito concretamente con forma de platillo por testigos oculares de varios pueblos de un mismo condado. Se manifiestan fenómenos que apuntan a una tecnología capaz de detener o dominar el espacio-tiempo. Y además tenemos un reconocimiento posterior por parte de las autoridades, admitiendo la magnitud del incidente y que algo fuera de este mundo tuvo lugar en aquella área rural de los Estados Unidos.

Un verdadero dolor de cabeza para el escepticismo más recalcitrante, que seguramente busque atribuir todo a una histeria colectiva, tal vez lo único que les permitiría dormir tranquilos, autoconvenciéndose que la especie humana tiene el control de todo lo que sucede en la Tierra y nadie puede venir de afuera a demostrarnos lo contrario.

Por Mystery Planet.

Referencias: WAMC, ATI, The Berkshire Eagle, Unsolved Mysteries (Netflix).

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jul 10, 2020
19:42
#1 HORACIO:

SIGUEN REVOLVIENDO EL BAUL DE LOS RECUERDOS…todo sea por Netflix …..NECESITAMOS FOTOS……AL MENOS UNA Y QUE NO SEA PHOTOSHOPEADA….;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario