Imágenes en 3D de un cernícalo momificado que murió debido a la sobrealimentación forzada proporciona evidencia de que los antiguos egipcios criaban aves rapaces como ofrendas para los dioses.

cernicalo1

Según un nuevo estudio publicado en el Journal of Archaeological Science, tomografías digitales revelaron que el cernícalo fue alimentado a la fuerza de su última comida —un ratón— lo que sugiere que fue mantenido en cautiverio.

Esta es la primera evidencia que apunta a la cría en masa de aves rapaces como ofrendas a los dioses. Los investigadores responsables del estudio, de la Universidad Americana de El Cairo, la Universidad de Stellenbosch y el Instituto de Estudios Avanzados Stellenbosch, dicen que sus hallazgos también tienen implicaciones para el uso de aves rapaces en cetrería para la caza.

Las momias de animales eran comunes en el antiguo Egipto y se utilizaban en las ceremonias religiosas, a menudo como ofrendas. Se han encontrado millones de animales momificados, la mayoría data de alrededor del año 600 a.C. hasta el 250 d.C. Los antiguos egipcios creían en muchos dioses y animales diferentes asociados con ellos; rapaces como los cernícalos se asociaban al dios sol Ra.

Escaneo de SACHM 2575.

Escaneo de SACHM 2575.

«La idea de que las aves de rapiña se criaban con el objetivo de ser cuidadas y alimentadas a la fuerza es algo nuevo», dijo Salima Ikram, profesora de egiptología en la Universidad Americana de El Cairo, y autora principal del estudio. «Hasta ahora, el gran número de momias de rapaces había sido un misterio. Nuestros resultados explican por qué tenían tantos: ahora pensamos que era por cría activa».

Los investigadores llevaron a cabo una autopsia virtual en una momia de ave de los Museos Iziko de Sudáfrica en Ciudad del Cabo. La momia de pájaro, SACHM 2575, fue escaneada utilizando imágenes de TC y el equipo creó las imágenes 3D del ave. En base a la morfología, las mediciones de las extremidades y la forma del pico, establecieron que era un cernícalo europeo (Falco tinnunculus).

Dado que el ave no había sido eviscerado antes de la momificación, también pudo mirarse en su tracto digestivo para ver su última comida. Encontraron la cola de un ratón joven que parece haber causado la muerte por ahogamiento del cernícalo. Mirando más lejos en la molleja y el estómago, se encontraron otros fragmentos de ratón, incluyendo 27 dientes, lo que sugiere que el cernícalo había comido más de un ratón al principio del día. También encontraron partes de un pequeño gorrión. Evidencia de un alimentación forzada en cautiverio.

Detalle del tracto digestivo del ave.

Detalle del tracto digestivo del ave.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Oct 9, 2015
23:38
#1 María Inés Bruccolleri Rennella:

La primera vez que leo esta característica.María Inés Bruccolleri Rennella

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario