Los antiguos egipcios estaban llevando a cabo sofisticadas momificaciones de sus muertos 1.000 años antes de lo que se pensaba, según nuevas pruebas que podrían conducir a una reescritura de los libros de historia.

Crédito: Narciso Arellano.

Se ha descubierto que el cuerpo conservado de un noble de alto rango llamado Khuwy, hallado en 2019, es mucho más antiguo de lo que se suponía y es, de hecho, una de las momias egipcias más antiguas jamás descubiertas. Se ha fechado en el Reino Antiguo, lo que demuestra que las técnicas de momificación de hace unos 4.000 años eran muy avanzadas.

Se pensó que la sofisticación del proceso de momificación del cuerpo y los materiales utilizados —incluido su apósito de lino excepcionalmente fino y resina de alta calidad— no se logró hasta 1,000 años después.

«Si se trata de una momia del Reino Antiguo, todos los libros sobre momificación y la historia del Reino Antiguo necesitarán ser revisados», dijo la profesora Salima Ikram, directora de Egiptología de la Universidad Americana de El Cairo y una destacada experta en la historia de la momificación.

«Esto cambiaría completamente nuestra comprensión de la evolución de la momificación. Los materiales utilizados, sus orígenes y las rutas comerciales asociadas con ellos afectarán drásticamente nuestra comprensión del Antiguo Reino de Egipto», agregó.

Un científico examina la momia de Khuwy, descubierta en 2019. Crédito: Ian Glatt / National Geographic / Windfall Films.

«Hasta ahora, habíamos pensado que la momificación del Reino Antiguo era relativamente simple, con desecación básica, no siempre exitosa, sin extirpación del cerebro y solo extracción ocasional de los órganos internos. De hecho, se prestó más atención al aspecto exterior del difunto que al interior. Además, el uso de resinas es mucho más limitado en las momias del Reino Antiguo registradas hasta ahora. Esta momia está inundada de resinas y textiles y da una impresión de momificación completamente diferente. De hecho, se parece más a las momias encontradas 1.000 años después».

Este es uno de los principales descubrimientos que se revelarán en la serie documental de National Geographic, Lost Treasures of Egypt, a partir del 7 de noviembre. Está producido por Windfall Films y las cámaras siguen a los arqueólogos internacionales durante la temporada de excavaciones en Egipto. El descubrimiento de la momificación aparecerá en el episodio cuatro —titulado Rise of the Mummies, el 28 de noviembre.

Ikram aparece en ese episodio con su colega arqueólogo, el Dr. Mohamed Megahed, quien dice del último hallazgo: «Si es realmente Khuwy, este es un gran avance en la historia del Antiguo Egipto».

El descubrimiento de la momia en una lujosa tumba en la necrópolis de Saqqara fue filmado en la temporada anterior de National Geographic. La investigación sobre su datación y análisis surge en la nueva serie. Los jeroglíficos revelaron que pertenecía a Khuwy, un pariente de la familia real que vivió hace más de 4.000 años.

Mohamed Mujahid (izq.), Jefe de la misión egipcia que descubrió la tumba del antiguo noble egipcio Khuwy, inspecciona las paredes de la tumba en el interior de la necrópolis de Saqqara el 13 de abril de 2019. Crédito: Mohamed Al-Shahed.

«Sabían que la cerámica de la tumba era del Reino Antiguo, pero [Ikram] no pensó que la momia fuera de [ese período] porque estaba muy bien conservada. No creían que el proceso de momificación [entonces] fuera tan avanzado. Así que su reacción inicial fue: esto definitivamente no es el Reino Antiguo. Pero en el transcurso de la investigación ella comenzó a aceptar [la idea]», comentó Tom Cook, el productor de la serie documental.

Los antiguos embalsamadores bañaban los cuerpos en costosas resinas de la savia de los árboles, preservando la carne antes de envolver el cadáver. Esta momia está impregnada con resinas de alta calidad y envuelta en vendajes de la más alta calidad.

Dra. Salima Ikram, profesora de Egiptología en la Universidad Americana de El Cairo.

De hecho, la resina utilizada habría sido importada del Cercano Oriente, muy probablemente del Líbano, lo que demuestra que el comercio con los imperios vecinos en esa época era más extenso de lo que se pensaba.

«Es extraordinario. La única vez que había visto tan buena calidad de momificación era para algo de la dinastía XXI», concluyó Ikram.

La vigésimo primera dinastía de faraones egipcios reinó más de 1.000 años después de la vida de Khuwy.

Fuente: The Observer. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Oct 31, 2021
23:54
#1 HORACIO:

ESTA SI FUE UNA CIVILIZACION DE AVANZADA.....COMO MUCHAS DE LA ANTIGUEDAD.....LA ACTUAL QUE TENEMOS AHORA ES UNA INVOLUCION TOTAL...YA LO COMENTE HACE AÑOS EL INICIO DEL SIGLO 21 VA SER PEOR QUE LA DECADECIA DEL IMPERIO ROMANO...YA MEDIO PLANETA ES ZOMBIE. JA:)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario