Pekín ha estado envuelta en una de sus tormentas de arena más severas en más de una década, que se combinó con la contaminación del aire para crear una neblina tóxica y arenosa que tornó los cielos anaranjados y desapareció el horizonte.

Tormenta de arena sobre Pekín.

Los edificios del distrito financiero de Pekín desaparecen de la vista detrás de la arena en el aire. Crédito: LEO RAMIREZ/AFP.

La tormenta de arena golpeó la capital china ayer lunes por la mañana (15 de marzo), después de que los vientos huracanados de Mongolia levantaran polvo del desierto de Gobi sobre la frontera. En Mongolia, 341 personas están desaparecidas después de que la misma tormenta de arena estalló en todo el país, reportó The Guardian.

Empeorando la situación, la contaminación del aire de Pekín ha aumentado en las últimas semanas a medida que el país sale del bloqueo. El índice de calidad del aire (AQI) de la ciudad alcanzó un máximo de 999 «peligroso», según el proyecto del índice mundial de calidad del aire. Para el contexto, al mismo tiempo, el AQI para Nueva York era 26.

Calles de Pekín, China, 15 de marzo de 2021. Crédito: Stringer.

«Este es el clima de tormenta de arena más intenso que ha visto nuestro país en 10 años, además de que cubre el área más amplia», dijo en un comunicado el Centro Meteorológico Nacional de China después de emitir una alerta meteorológica.

Se cancelaron más de 400 vuelos dentro y fuera de Pekín, y las autoridades ordenaron a los residentes que se quedaran adentro, aunque muchos se aventuraron a capturar imágenes asombrosas de la ciudad, envuelta en un espeso polvo anaranjado.

Tormentas atípicamente intensa

Las tormentas de arena no son infrecuentes en Pekín y el norte de China debido a su proximidad al desierto de Gobi.

Durante la década de 1950, la deforestación y la erosión del suelo, especialmente en el norte, provocaron tormentas de arena más frecuentes e intensas. La gente tala los bosques que una vez estuvieron en la frontera con Mongolia y proporcionaron un amortiguador natural contra la arena.

Sin embargo, un proyecto de plantación masiva de árboles iniciado en la década de 1970 ha ayudado a contrarrestar ese daño. Como parte del Programa Forestal de Refugio de Three-North, se plantarán 87 millones de acres (5 millones de hectáreas) de árboles cerca de la frontera con Mongolia para 2050, según Bloomberg.

Como resultado, la cantidad de días en los que la arena ha entrado en Pekín anualmente ha disminuido de 26 días en la década de 1950 a solo tres días en 2010, lo que hace que las tormentas de arena como esta sean un valor atípico. Sin embargo, el cambio climático ha hecho que los vientos sean más fuertes, lo que podría empeorar las tormentas de arena en el futuro.

Problemas de salud

Pekín y otras ciudades chinas enfrentan niveles horribles de contaminación del aire debido a su dependencia de la energía del carbón, el aumento de la población y el aumento del tráfico de automóviles —de hecho, son responsables por la mayor parte de la contaminación del mundo y los gases de efecto invernadero—.

Cuervo vuela a través del denso polvo sobre el Palacio de la Ciudad Prohibida. Crédito: Wang Zhao/AFP.

La contaminación del aire ya es peligrosa para la salud, pero combinada con las tormentas de arena puede convertirse en un problema aún más grave.

Durante la tormenta de arena actual, los niveles de material particulado de 10 micrómetros o menor tamaño —llamado PM10— en Pekín alcanzaron los 8,000 microgramos por metro cúbico, más de 160 veces el límite de seguridad establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si la contaminación del aire provocada por el hombre continúa aumentando en las próximas décadas, las tormentas de arena podrían volverse mucho más problemáticas para los residentes de las grandes ciudades chinas como Pekín, incluso si las tormentas de arena en sí se vuelven menos frecuentes.

Fuente: ScienceAlert. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 16, 2021
3:07
#1 HORACIO:

– LA NATURALEZA SE CANSO Y AHORA TOMA SU VENGANZA….SERA IMPLACABLE..!!! cada arbol gigante cortado con una sierra y triturado con una topadora….escucho de sus raices al caer … el humano imbecil no sabe lo que le espera…pd: ELON MUSK…tantos cohetes y satelites tira al espacio los recibira de igual cantidad en supositorios.!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario