Los ovnis son reales y el gobierno de EE.UU. sí tuvo un programa secreto dedicado exclusivamente a estudiarlos. Así lo afirma Luis Elizondo, quien habría trabajado en dicho proyecto, y ahora ha sido entrevistado en exclusiva por nuestro colaborador John Greenewald, del sitio hermano The Black Vault.

En octubre de 2017, Luis Elizondo salió de las sombras y se volvió una celebridad en el mundillo ufológico del momento. Su declaración era más que reveladora, aseguraba haber trabajado en el Departamento de Defensa (DoD) y estar a cargo de «un programa secreto de identificación de amenazas aeroespaciales», bajo el cual se enteró que el fenómeno ovni era, más bien, una realidad irrefutable.

Para salir a la palestra contó con la ayuda de la ex estrella de la banda pop-punk Blink-182 y aficionado ovni, Tom DeLonge, quien fundó To the Stars Academy of Arts & Science (TTSA) para investigar el tema. Meses después se sabría por qué Elizondo eligió salirse de su puesto gubernamental para unirse a este grupo. El NY Times y Politico publicaron artículos donde, entre otras cosas, se dio a conocer públicamente la existencia del multimillonario programa AATIP del Pentágono, videos de ovnis filmados por pilotos, y rumores de «materiales exóticos» recuperados de naves alienígenas estrelladas.

Lo que sigue es historia. Los pilotos involucrados salieron a apoyar la veracidad de su experiencia y la Marina de EE.UU. reconoció los ovnis vistos en los videos como reales, al punto de también admitir que las incursiones de ovnis eran tan frecuentes en sus instalaciones que tuvieron que crear un nuevo reglamento al respecto para sus tropas.

No obstante, recientemente el Pentágono, a pesar de reconocer la existencia del programa secreto, dijo que el mismo no estaba destinado a investigar los fenómenos aéreos no identificados (UAPs/OVNIs), sino los «sistemas avanzados de armas aeroespaciales extranjeros». Al mismo tiempo, también se negó que Elizondo formara parte del programa.

Ante la puesta en duda de su credibilidad por parte del propio gobierno de EE.UU., Luis Elizondo ha decidido concederle recientemente una entrevista al portal The Black Vault, la cual encontrarán traducida al español a continuación. Nuestro colaborador, John Greenewald, destaca que el entrevistado respondió a cada pregunta que se le hizo, a excepción de algunas que omitió por cuestiones de seguridad.

Para empezar y antes que nada, Elizondo aclaró algo: «Elegí hablar con Uds. porque me lo pidieron. Nunca rechazo una oferta sincera para clarificar y proveer mi punto de vista. No estoy interesado en el drama de las redes sociales, por lo que usualmente prefiero mantener un perfil bajo hasta tener algo productivo que decir».

Y además agregó: «Le di al Pentágono tiempo suficiente para analizar su respuesta y el beneficio de la duda. Pero siento que ya no es el caso y por lo tanto me corresponde a mí poner las cosas en su lugar. También hay que considerar que aún tengo mi credencial de autorización y no quiero que el Pentágono tome medidas de castigo que puedan hacer que la pierda. Y aunque ya me han amenazado con eso antes, tampoco quiero que sea utilizado como una forma de mantenerme callado e intentar desacreditarme».

Posterior a esta introducción, comenzó la entrevista:

Pregunta: ¿Cuál era realmente su trabajo en el programa AATIP?

Respuesta: «Como una persona con el nivel senior en AATIP, era responsable por asegurar la eficiencia y efectividad de las operaciones. Sin embargo, para ser justos, el trabajo pesado era llevado a cabo por sobresalientes hombres y mujeres que teníamos allí. El mío era principalmente supervisar y eliminar cualquier distracción que pudiera desviar al equipo de su objetivo. No era algo inusual para ser senior. Esto incluía pelear por los recursos, apoyo y personal».

Pregunta: ¿Por qué cree que el Pentágono negó que AATIP tuviera que ver con los ovnis y dijo que Ud. nunca tuvo «responsabilidades asignadas» dentro del mismo?

Respuesta: «Emocionalmente fue muy decepcionante, pero tampoco me sorprendió. Hay elementos dentro del Pentágono que están muy molestos conmigo por haber “roto el rango” delante de sus narices. No obstante, estamos llevando a cabo los esfuerzos pertinentes para aislar y exponer a estos individuos y que se hagan cargo de sus acciones. Soy muy optimista y creo que se resolverá en este 2020.

Pregunta: ¿A qué se refiere con «esfuerzos pertinentes»?

Respuesta: «No puedo proveer mayores detalles sobre nuestra estrategia, solo porque aún no la hemos terminado de elaborar. Lo que sí puedo decir es que se trata de una vendetta por parte de unos pocos del Pentágono y que seguramente sabremos la verdadera razón este año».

Pregunta: ¿Y en cuanto a AATIP?

Respuesta: «AATIP no estudiaba armas aeroespaciales extranjeras como dijeron, sino a los ovnis. Existe información adicional, que aún no ha sido hecha pública, que indica que el foco principal del programa eran los ovnis. Hay documentación que así lo prueba».

Pregunta: Entonces, es obvio que el gobierno miente, ¿no?

Respuesta: «Bueno, pongámoslo así. La semana pasada el Pentágono le mintió a los estadounidenses sobre el memo no firmado de Irán. El mes pasado, el Pentágono tuvo que admitir al Washington Post que le mintió a la gente por 18 años sobre nuestro éxito en Afganistán. Y no nos olvidemos de la historia pasada, con mentiras sobre la guerra de Vietnam, los peligros del agente naranja para nuestros soldados y los efectos del asbesto en nuestro marineros. Francamente, no estoy sorprendido, pero tengo esperanza en que la gente está comenzando a ver cómo fue engañada todo este tiempo».

Pregunta: ¿Pero en el caso del Pentágono y el programa AATIP no había una justificación de seguridad nacional?

Respuesta: «Solo hay unas pocas excepciones en la que el gobierno de EE.UU. tiene permitido mentir a su pueblo y al mundo, y usualmente se trata de cuando hay acciones relacionadas a una operación encubierta. Esto se hace para ocultar el patrocinio de una actividad, y así el enemigo no se entere que nosotros estamos detrás. Dicho esto, incluso una operación encubierta tiene reglas y es supervisada por ramas ejecutivas y legislativas. AATIP no lo era. Repito, NO era un programa encubierto y por lo tanto no existe justificación alguna para que el Pentágono le mienta a los estadounidenses. Cuanto más sigan cambiando su posición al respecto, más temo que incrementarán sus ansias por ocultar la verdad. El Pentágono ha tenido dos años para admitir la verdadera naturaleza de AATIP, y en su lugar han seguido mintiendo».

Pregunta: ¿No piensa que la mención de «responsabilidades asignadas» en cuanto a su persona, tal vez pudo haber sido un error de semántica?

Respuesta: «Sí… Cuando estaba en el Pentágono y trabajé en los programas nacionales OUSD(I) y AATIP, estaba todo bajo OSD. Por esta razón es posible que se las estén dado de listos e hilando muy fino en sus declaraciones. Pero decir que yo “no tenía responsabilidades asignadas” es como decir que Oliver North no tuvo “responsabilidades asignadas” en el acontecimiento político Irán-Contra.

»Además pienso que el Pentágono se ha dado cuenta que está peleando una batalla perdida. Y sabe la cantidad de documentación que existe (aunque no aún en el dominio público) que le da sustancia a lo que era o es AATIP y quiénes estaban involucrados en él. No creo que ellos quieran una audiencia pública donde toda esta información salga a la luz, y por eso es mejor simplemente reconocer la verdad».

Pregunta: ¿Y por qué decidió dar a conocer públicamente la existencia de AATIP?

Respuesta: «Honestamente, nunca pensé que esto llegaría tan lejos y tan rápidamente. Mi esperanza es que podamos continuar empujando fuerte para que salga la verdad que sé que existe. Ahora no es tiempo para relajarse y mecernos en nuestro éxito… Lamentablemente, de la manera que lo vemos, puede que hayamos ganado una batalla, pero la “guerra” está lejos de acabarse. Pienso que necesitamos hacer que académicos, políticos y líderes mundiales se involucren. Después de todo, esto afecta a toda la humanidad y no le pertenece solo a un gobierno, institución o religión».

Pregunta: ¿Cómo cree que terminará este asunto?

Respuesta: «Terminará cuando el Pentágono reconsidere su posición y declaraciones para brindarle la verdad al público. Por esta razón, estoy totalmente comprometido para asegurarme que así sea. Desde luego, digo esto con el entendimiento de mis obligaciones de proteger la seguridad nacional y datos clasificados según mi acuerdo de confidencialidad. Es una tarea complicada».

Pregunta: El sentimiento general en algunos círculos es que esto es el principio de una gran Desclasificación, con D mayúscula. ¿Algo así está cerca? 

Respuesta: «Primero definamos que significa “desclasificar”, porque pienso que puede significar varias cosas. Si con “desclasificación” te refieres  al hecho de que estas cosas son reales, entonces considero que ya estamos en ese punto. Sin embargo, alguna gente quiere que el gobierno admita cosas como que Elvis regresó a su planeta o que estamos siendo invadidos por reptilianos de Alfa Centauri. En ese caso, no creo que esa gente vaya a estar satisfecha, porque, en mi humilde opinión, tal cosa nunca va a ocurrir.

»Lo mejor que podemos esperar es que admitan la realidad de los ovnis y que realmente necesitamos un mayor trabajo de nuestra parte para saber qué son, cómo funcionan, quiénes son sus tripulantes y cuáles son sus intenciones».

Pregunta: Entonces, ¿en qué punto nos encontramos?

Respuesta: «Creo que estamos en el punto donde apretamos el tubo de la pasta dental de tal manera que ya es poco probable que podamos meter la pasta dentro otra vez. En parte porque un conjunto importante de individuos de nuestro gobierno ha sido informado oficialmente sobre la realidad y naturaleza del fenómeno. Las reuniones para dar estos informes fueron llevadas a cabo por representantes activos del gobierno, sirviendo en instalaciones oficiales. Como resultado, es probable que hayan registros. Además, pienso que en los últimos dos años tanta gente se ha enterado sobre la pasada —y presente en cierta manera también— existencia del programa que, cuando estos individuos tengan que dejar sus cargos o se retiren del gobierno, también dirán lo que saben».

Pregunta: ¿Cómo cree que los medios masivos manejaron el tema de la existencia de un programa del gobierno para investigar los ovnis?

Respuesta: «En algunos casos fue manejado positivamente y en otros no tanto. Aún persiste un gran estigma asociado al tema ovni. Y también hay una larga historia de desinformación.

»Lo que he aprendido es que los medios no son diferentes a cualquier otro negocio. Los días de los periodistas genuinos han terminado. Los de hoy en día solo buscan titulares salados, click baits, y lectores a cualquier costo. La mayoría de “periodistas” contemporáneos no son otra cosa que editores disfrazados. En mi opinión, esta es la razón por la cual la gente ya no confía en ellos.

»Los medios se apegan y dependen de un modelo de negocio, por lo que carecen de un sentido de la verdad y transparencia. Por eso ahora lidiamos con cosas como fake newsinfluencers, y medios partidarios. Los tiempos de reportar “solo los hechos” han quedado en el pasado».

Pregunta: ¿Cree que fue una cobertura mediática favorable?

Respuesta: «En realidad, no busco una “cobertura favorable”. Simplemente busco que sea justa y precisa. Si alguien quiere burlarse de mi por mi barba perilla, entonces es justo porque de hecho tengo una. A pesar de ser un punto tonto de tratar, es un hecho preciso. Por otro lado, cuando alguien me acusa de no ser honrado y solo depender de una sola fuente, tengo un problema con eso. Especialmente debido a que la preponderancia de la evidencia de otros —incluyendo el programa auspiciante, contratistas y documentos— dice lo contrario.

»El problema con ciertos medios es que solo reportan pequeñas partes de lo que saben a su audiencia, y como resultado tenemos una narrativa imprecisa y confusa».

Pregunta: ¿Qué es lo mejor que se ha logrado hasta ahora?

Respuesta: «Lo que más me alegra es el hecho que oficiales de la Marina se hayan atrevido a admitir que existen más videos de ovnis y de mayor duración. Lamentablemente, no tengo permitido explayarme más al respecto, pero el hecho que el gobierno finalmente lo haya reconocido me hace sentir un poco realizado. También la admisión de la Marina sobre las incursiones de ovnis a sus instalaciones y la creación de nuevas políticas para que nuestros valientes pilotos, hombres y mujeres, puedan reportar estos incidentes. No estoy seguro de poderme achacar todo el crédito por ello, pero lo cierto es que es un paso en la dirección correcta».

Pregunta: ¿Se arrepiente de algo?

Respuesta: «Del impacto que tuvo en mi familia inmediata y mis amigos… de los pocos que me quedan, LOL!»

Fuente: The Black Vault.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Mar 26, 2020
1:31
#1 Gabriel Ramirez:

Si existen yo los ví caminando

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario