Con gran fanfarria, Egipto abrió este jueves al público una avenida llena de esfinges de 3.000 años en la ciudad de Lúxor. Los trabajos de restauración tardaron más de siete décadas en completarse.

En un intento de sorprender a los turistas y atraerlos de regreso —después de que la vital industria turística sufriera un gran golpe producto de la pandemia— el país de los faraones llevó a cabo una fastuosa ceremonia para celebrar la inauguración de la Avenida de las Esfinges, un antiguo camino de 1,7 millas de extensión que conecta el templo de Karnak con el templo de Lúxor.

Es el segundo evento de este tipo en seis meses después de una «procesión real» celebrada en abril para desfilar 22 momias por las calles de El Cairo mientras eran trasladadas al recién inaugurado Gran Museo Egipcio.

Con la presencia del presidente Abdel-Fattah el-Sisi y su esposa, los funcionarios dijeron que el evento tenía la intención de exhibir Lúxor, una ciudad rica en monumentos que alguna vez sirvió como la capital de Egipto, entonces llamada Tebas, como el «museo abierto más grande del mundo».

El primer rastro de la Avenida de las Esfinges se encontró en 1949 cuando el arqueólogo egipcio Mohammed Zakaria Ghoneim descubrió ocho estatuas cerca del Templo de Lúxor. En las décadas siguientes se hallaron más estatuas que flanqueaban la carretera, y los trabajos de excavación se interrumpieron durante largos intervalos mientras Egipto libraba varias guerras.

El camino originalmente tenía 1.057 estatuas, un tercio de las cuales ya habían sido desenterradas y el resto todavía eran pedestales, detalló el ministro de Antigüedades, Khaled el-Anani.

«Aún no hemos terminado, todavía estamos trabajando para descubrir más carneros», agregó.

Las estatuas se dividen en tres formas, la primera es un cuerpo de león con cabeza de carnero que se erigió sobre un área de casi 300 metros entre el Templo de Karnak y el Recinto de Mut durante el reinado del gobernante del Imperio Nuevo Tutankamón.

La segunda forma es una estatua de carnero completa, construida en un área remota durante el reinado de Amenhotep III de la XVIII Dinastía —antes de ser trasladada más tarde al Templo de Khonsu en el complejo de Karnak—.

Detalle de una de las esfinges con cabeza de carnero en Karnak. Crédito: Jeremy Bezanger.

Por último, la tercera y más populosa forma es la de una esfinge (cuerpo de león y cabeza humana), con las estatuas que se extienden más de una milla desde el Recinto de Mut hasta el Templo de Lúxor. Fueron erigidas durante el mandato del gobernante de la Dinastía 30 Nectanebo I (380-362 a.C.).

Festival de Opet

El punto culminante de la ceremonia del jueves fue una recreación moderna del antiguo festival Opet, que se remonta a 3.400 años.

El fiesta involucró principalmente una procesión en la que los sacerdotes desfilaron en barcas de madera desde Karnak a Lúxor, en una recreación simbólica de sus santuarios de la «tríada de deidades» —el dios supremo Amon-Ra, su consorte Mut y su hijo Jonsu—.

Esfinges con cabeza humana. Crédito: Mohammed Moussa/Wikimedia Commons.

El festival de Opet de 27 días también marcaba la inundación anual del río Nilo. El desfile partía del Templo de Karnak y se dirigía hacia el sur hasta el Templo de Lúxor en el otro extremo de la avenida.

Con brillantes luces amarillas iluminando los templos y fuegos artificiales hacia el cielo nocturno, se llevó a cabo una procesión similar, con antiguos himnos de fondo.

La atmósfera festiva contrastaba con una mañana inquietantemente tranquila en Lúxor. La mayoría de las tiendas estaban cerradas y las calles parecían estar vacías solo unas horas antes de que comenzara el evento. Sin embargo, una bandada de visitantes a la ciudad fue evidente ya que los vuelos hacia el lugar estaban completamente llenos al igual que los lujosos hoteles.

Los residentes parecían felices de que se le diera una nueva vida al turismo, después de que la antigua ciudad —como muchos de los sitios del país— se viera duramente afectada por la pandemia.

«Este día me recuerda al pasado, cuando estábamos muy ocupados transportando turistas», dijo a ABC News un taxista, que dijo que prefería que lo llamaran simplemente Eweis. «Esta apertura es una bendición para toda la ciudad. ¿Pueden simplemente abrir sitios antiguos todos los días? Tenemos mucho que ofrecer aquí».

A continuación, la ceremonia completa:

Fuente: ABC News. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Nov 26, 2021
3:58
#1 HORACIO:

realmente sorprendente....una de las civilizaciones mas increibles de nuestro pasado....LA HICIERON PARA QUE PERDURE EN EL TIEMPO...Y LO LOGRARON.!!!!

Reply to this commentResponder

Nov 26, 2021
4:06
#2 HORACIO:

POR MOMENTOS AL VER EL VIDEO UNO VIAJA AL TIEMPO EN QUE ELLOS ESTABAN EN APOGEO.....ALUCINANTE CEREMONIA.!!!!!!!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario