Y nunca sabríamos qué nos golpeó.

Si alguna vez tienes un mal día, recuerda que de repente podríamos dejar de existir por un experimento científico de una civilización alienígena avanzada que salió mal.

Eso es según el ex presidente de astronomía de Harvard, Avi Loeb, conocido por insistir en que varios fenómenos espaciales —como el paso del objeto interestelar Oumuamua— son evidencia de vida extraterrestre.

En un nuevo artículo de opinión para Scientific American, el científico sostiene que un acelerador de partículas gigantesco y avanzado podría crear una explosión de energía oscura capaz de quemar todo en la galaxia a la velocidad de la luz. Si queremos sobrevivir, dice, deberíamos establecer alguna diplomacia interestelar lo antes posible.

Prof. Avi Loeb.

«Una forma de evitar una catástrofe cósmica de este tipo es establecer un tratado interestelar, similar al Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares, firmado por primera vez en 1963 por los gobiernos de la Unión Soviética, el Reino Unido y los Estados Unidos», escribió Loeb.

Amenaza distante

Por supuesto, esto probablemente no sea una preocupación urgente. Aparte del hecho de que no hemos establecido aún ningún contacto con otra civilización del cosmos, y ​​mucho menos con una civilización súper avanzada capaz de construir tal dispositivo de escala astronómica —que probablemente vería a nuestra especie como simples hormigas—. A menos claro, que Loeb sepa o sospeche algo en cuanto a próximas revelaciones sobre la temática, que eventualmente puedan llevarnos a algún tipo de pacto diplomático con inteligencias no-humanas que tripulan los ovnis.

Loeb también está describiendo una explosión causada por un acelerador de partículas teórico que los extraterrestres teóricos necesitarían construir a una escala mayor que el tamaño de todo nuestro sistema solar. Entonces, para que quede claro, todo esto es completamente hipotético.

No parpadees

Pero si tal dispositivo se construyera dentro de nuestra galaxia y se encendiera, podría energizar una «burbuja» de energía oscura que se expandiría y destruiría todo a su paso, en una ola de destrucción cósmica no muy diferente al arma titular de la serie de videojuegos Halo.

«¿Sería motivo de preocupación una ola de calor así?», se pregunta Loeb. «La mala noticia es que no recibiríamos ninguna advertencia previa antes de que este desastre cósmico nos golpeara en la cara, porque ninguna señal precursora puede moverse más rápido que la luz para alertarnos del riesgo».

«Pero quizás esto también sea una buena noticia», agregó. «Ya ​​que implica que cualquier devastación resultante ocurriría instantáneamente y sería tan sorprendente como lo fue el impactador de Chicxulub para los dinosaurios. Nunca sabríamos qué nos golpeó».

Fuente: The Byte. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
May 25, 2021
6:04
#1 HORACIO:

BUENO YA ME PARECE QUE ES MUCHO…….objeto interestelar Oumuamua ….PEDAZO DE PIEDRA O ASTEROIDE LO TUVIERON DURANTE VARIOS MESES OBSERVANDO SU TRAYECTORIA TODOS LOS TELESCOPIOS DEL MUNDO….UNA VEZ QUE SE FUE Y PASO POR DETRAS DEL SOL..DIJERON QUE QUIZAS…QUIZAS….ERA UNA NAVE DE OBSERVACION INTERESTELAR…NO MAMEN PLEASE.!!!!!!! ES IGUAL COMO QUE LOS ANUNAKIS VENIAN EN UN PLANETA GIGANTE HACE 5 AÑOS ATRAS…..PSSSSSS

Reply to this commentResponder

May 25, 2021
6:10
#2 HORACIO:

sería tan sorprendente como lo fue el impactador de Chicxulub para los dinosaurios. Nunca sabríamos qué nos golpeó».¿¿????? SI ., ESTE NABO HABLO CON UN DINOSAURIO QUE LE CONTO….CHE LOEV….SABES QUE FUE TERRIBLE ..NO SABEMOS DE DONDE VINO EL GOLPE..jajajajajaj

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario