Colonizar la Vía Láctea es una tarea insondable para nosotros, los simples terrícolas, pero para una civilización extraterrestre capaz de saltar de un sistema estelar a otro, es sorprendentemente factible.

Supercivilizacion extraterrestre.

Basándose en limitaciones tecnológicas razonables, los investigadores sugieren que una ambiciosa raza alienígena tardaría unos mil millones de años en conquistar y colonizar toda la parte interior de la galaxia, según un estudio publicado en la revista Research Notes de la American Astronomical Society. Eso puede parecer una eternidad, pero los autores creen que no es tanto en comparación con el tiempo que la galaxia ha estado sentada, esperando a ser conquistada.

¿Pero por qué querrían los extraterrestres conquistar las vastedades espirales de la Vía Láctea? Bueno, esa es una pregunta que seguramente requeriría otro artículo aparte. En resumidas cuentas, no es algo que suene como una idea descabellada si ponemos a consideración cuántos terrícolas hablan de colonizar la Luna, Marte y más allá.

En este punto es importante recordar el Principio de Inteligencia de Steven J. Dick, que establece que «el mantenimiento, la mejora y la perpetuación del conocimiento y la inteligencia es la fuerza impulsora central de la evolución cultural, y que en la medida en que se pueda mejorar la inteligencia, se mejorará» (Cultural Evolution, the Postbiological Universe and SETI, 2003).

Una esfera de Dyson permitiría a una civilización avanzada aprovechar al máximo la energía lumínica y térmica de una estrella.

Nuestra civilización sigue empujando los límites de lo que es posible, y no tenemos ninguna razón para creer que este impulso cesará pronto. De ahí la suposición de que las civilizaciones avanzadas eventualmente buscarán ocupar cada rincón de la galaxia y establecerán un campamento alrededor de valiosas fuentes de energía, a saber, las estrellas.

Reglas de juego

En el reino de la ciencia ficción, una civilización extraterrestre superavanzada podría devastar la Tierra y reclamar la galaxia en un abrir y cerrar de ojos. Pero los científicos querían que su modelo de conquista galáctica estuviera basado en cierta realidad, por lo que impusieron restricciones tecnológicas que reflejan un escenario más creíble. Eso significa que los motores de curvatura (warp drives) quedan afuera de la ecuación, las civilizaciones planetarias mueren con el tiempo y las naves espaciales viajan a las velocidades más rápidas que podemos lograr hoy con nuestra propia tecnología.

El desplazamiento por curvatura o empuje por curvatura, también llamado impulso de deformación o impulso de distorsión, es una forma actualmente ficticia de propulsión superlumínica nacida en el universo creado por la ficción de Star Trek. Este empuje permitiría propulsar una nave espacial a una velocidad equivalente a varios múltiplos de la velocidad de la luz, mientras se evitan los problemas asociados con la dilatación relativista del tiempo. Este tipo de propulsión se basa en curvar o distorsionar el espacio-tiempo, de tal manera que permita a la nave acercarse al punto de destino.

«Esto significa que no estamos hablando de una especie que se expande rápida o agresivamente, y que no hay atajos como motores warp ni nada del estilo», dijo a Gizmodo el coautor del estudio y astrofísico de Penn State Jason Wright. «Solo hay naves que hacen cosas que realmente podríamos hacer con algo como la tecnología que podemos diseñar hoy; quizás naves más rápidas que usan velas solares impulsadas por láseres gigantes, o simplemente naves de larga duración que pueden hacer viajes de 100.000 años funcionando en condiciones normales, con cohetes y asistencias gravitatorias de planetas gigantes».

Pero todavía recibirían algo de ayuda, incluso si los extraterrestres están limitados por reglas aburridas como la velocidad de la luz, el movimiento de la galaxia en sí les daría un pequeño impulso en su viaje.

Impulso extra

En una animación adjunta del modelo de los científicos, se puede ver cómo los extraterrestres saltan entre las estrellas mientras giran rápidamente alrededor del centro de la Vía Láctea, reclamando franjas cada vez mayores de la galaxia a la vez.

«Las estrellas mismas se mueven, así que una vez que estableces un sistema cercano, la estrella te lleva a otra parte de la galaxia donde más estrellas nuevas pasarán y te darán otra estrella cercana para asentarse», explicó Wright.

Otro aspecto interesante del video es que muestra una civilización en transición del estado de Kardashov tipo II (en el que aprovecha el poder de sistemas estelares enteros), a una civilización Kardashov tipo III en toda regla (que ha aprovechado la producción de energía de toda la galaxia). Y muestra que dicha transición ocurre mucho más rápido de lo que se suponía anteriormente, incluso bajo algunos supuestos muy conservadores.

Aliens al núcleo

Nuestra galaxia tiene más de 10 mil millones de años, por lo que el proceso de colonización podría haber sucedido muchas veces, incluso con los parámetros presentados en el actual estudio. De hecho, la simulación también muestra «la rapidez con la que se produce la expansión una vez que el frente de asentamiento alcanza el centro y el bulbo galáctico», como escribieron los astrónomos en su artículo.

Las estrellas próximas al núcleo están mucho más cerca unas de otras, por lo que es más rápido moverse entre ellas. El nuevo video «confirma y valida trabajos anteriores que muestran que los centros de las galaxias son direcciones de búsqueda prometedoras para SETI», sostiene el estudio.

El tiempo de conquista de la galaxia entera es entre un 7 y un 9 por ciento la edad actual de la Vía Láctea.

El nuevo artículo mejora nuestra comprensión de la paradoja de Fermi en el sentido de que «si hay especies espaciales, entonces ya han tenido mucho tiempo para asentarse en toda la galaxia, incluso sin trucos de ciencia ficción como motores warp», explicó Wright. Sin embargo, aclaró que hay «muchas razones por las que todavía podemos no haber advertido la presencia de estas supercivilizaciones extraterrestres».

«De hecho, ¡me sorprendería si lo hiciéramos!», añadió. «Más bien, esto es muy bueno para los optimistas de SETI que sienten que debería haber muchos lugares en la galaxia que tengan tecnología que podríamos detectar desde la Tierra».

Fuente: The Byte/Gizmodo. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Jun 17, 2021
6:49
#1 José García Álvarez:

Éste es otro de los artículos perfectamente desechable. No merece la pena perder el tiempo con él, por la gran cantidad de extravagancias que contiene. Dice el refrán que “cuando el diablo no tiene nada qué hacer con el rabo mata moscas”. Estos “científicos, investigadores y expertos” son cosa de risa y con tal de ser protagonistas no saben lo que sugerir. Más les valdría ocuparse de otras cosas más trascendentes y no inventarse tantas paparruchadas, que no sirven para nada. ¿Para qué sirven estas ideas descabelladas?

Reply to this commentResponder

Jun 17, 2021
16:33

@José García Álvarez: Lo dice en el artículo: «Confirma y valida trabajos anteriores que muestran que los centros de las galaxias son direcciones de búsqueda prometedoras para SETI».

Reply to this commentResponder

Jun 18, 2021
6:46
#3 José García Álvarez:

@Arkantos Khan: Estos inútiles no tienen ni la menor idea de lo que existe en el centro de las galaxias. Se lían a especular y a especular, diciendo una tontería detrás de otra, porque “su ciencia” es tan arcaica, que no da para más.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario