Durante los últimos millones de años, la estrella ha formado parte de la constelación de Orión, pero muy pronto podría llegar al final de su vida… y su muerte podría ser explosivamente brillante. Tanto, que se vería en la Tierra por el espacio de semanas, incluso en pleno día.

Imagen de Betelgeuse tomada por el observatorio ALMA.

Betelgeuse está en la mira de la comunidad científica. Según declaraciones de Ed Guinan, profesor de astronomía de la Universidad de Villanova, esta estrella ha estado disminuyendo su brillo bruscamente desde octubre, y ahora es aproximadamente 2,5 veces más débil de lo habitual. De hecho, una vez fue la novena estrella más brillante en el cielo, y ahora ha caído hasta al puesto 23.

Guinan y sus colegas han estado observando de cerca a la estrella durante décadas, con «cobertura continua desde 1980». En el último medio siglo, la estrella nunca se ha atenuado tan agresivamente, y eso podría significar que estamos al borde de algo extraordinario.

«Lo que causa la supernova está en lo profundo de la estrella», dijo Guinan. «Y debido a que la estrella es tan grande (una supergigante roja 1.400 veces más grande que el Sol), es imposible saber qué está pasando tan lejos».

Preludio de una supernova

Betelgeuse es la estrella en el hombro de Orión, la constelación icónica en forma de cazador empuñando un arco en el cielo nocturno. Su nombre se deriva del árabe para «mano de Orión».

La estrella, que está a unos 700 años luz de la Tierra, es una vecina relativamente cercana dentro de nuestra galaxia.

«Lo especial de esto es que no está lejos», dijo Guinan, agregando que es la candidata a supernova más cercana. Tiene aproximadamente 9 millones de años, y estrellas tan grandes como Betelgeuse no suelen tener una vida útil de más de 10 millones de años. Sin embargo, aunque su tiempo está cerca, probablemente no explotará en nuestro tiempo de vida.

«Probablemente sucederá en los próximos 200.000 o 300.000 años», detalló el profesor.

«Es una estrella variable, lo que significa que se atenúa y se ilumina regularmente, en ciclos que pueden durar unos 420 días. Ha estado en un período de atenuación normal en los últimos meses, pero se aceleró drásticamente en comparación con los últimos años», añadió.

El Sistema Solar superpuesto sobre el gran tamaño de la estrella Betelgeuse.

«El proceso de atenuación debería finalizar a mediados de enero, según los modelos matemáticos. Pero Betelgeuse a menudo sigue sus propias reglas. Personalmente creo que va a recuperarse, pero es divertido ver cómo cambian las estrellas».

«Sin embargo, si continúa atenuándose, todas las apuestas están canceladas», concluyó.

Una explosión que se vería en el cielo diurno y nocturno de la Tierra

Eso podría significar que estamos al borde de un brillante espectáculo de luces, porque si una estrella tan cerca explotara, tendría un impacto.

Las estrellas fusionan rápidamente varios elementos en sus núcleos. Y si Betelgeuse se quema hasta convertirse en un núcleo de hierro, que no se fusiona, ese núcleo podría colapsar rápidamente, dando lugar a una supernova.

Así se vería la constelación de Orion si Betelgeuse explotara.

«Si Betelgeuse se vuelve una supernova, la explosión tardaría entre 20.000 y 100.000 años en alcanzarnos, y la burbuja magnética de nuestro sol nos blindaría de sus efectos», dijo el escritor científico Corey S. Powell. «Sería tan brillante como la luna llena, pero todo concentrado en un punto. Fácilmente visible durante el día, y posiblemente molesto de observar directamente en la noche».

Luego de algunas semanas de opacar a las demás estrellas del firmamento, la luz de la supernova comenzaría a disiparse. Desde nuestra perspectiva, la constelación de Orión cambiaría para siempre, el poderoso cazador cósmico perdería su hombro derecho.

Fuente: CNN/Daily Mail.

4 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Dic 28, 2019
10:30
#1 Adolfo:

«Si Betelgeuse se vuelve una supernova, la explosión tardaría entre 20.000 y 100.000 años en alcanzarnos, y la burbuja magnética de nuestro sol nos blindaría de sus efectos», dijo el escritor científico Corey S. Powell

Si Betelgeuse se vuelve, hoy, una supernova, recién nos enteraríamos en cosa de unos 650 años.

Reply to this commentResponder

Dic 28, 2019
10:37
#2 Adolfo:

“Luego de algunas semanas de opacar a las demás estrellas del firmamento, la luz de la supernova comenzaría a disiparse. Desde nuestra perspectiva, la constelación de Orión cambiaría para siempre, el poderoso cazador cósmico perdería su hombro derecho”.

Depende, podría conservar parte de su valor simbólico, si la radiación del pulsar resultante (si los restos de Betelgeuse no se transforman en un Agujero Negro) fuera lo suficientemente poderosa para iluminar la nebulosa en expansión, haciéndola visible desde la Tierra; lo que no ocurre, por ejemplo, con la Nebulosa del Cangrejo, ubicada a una distancia 10 veces mayor.

Reply to this commentResponder

Dic 29, 2019
6:12

Una pregunta con todo respeto, si esta estrella esplotara en febrero del 2020 por ejemplo, cuando verlos nosotros esa explosión?. Gracias

Reply to this commentResponder

Feb 15, 2020
3:49
#4 HORACIO:

@ali rafael rodriguez: si esta a 700 años luz….y la vemos hoy en el 2020….calculo dentro de 700 años…saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario