Según reportes, el movimiento telúrico se registró a 210 kilómetros al noreste de la base chilena O’Higgins y tuvo una profundidad de 10 kilómetros.

Antártida.

Un alerta de tsunami fue disparada para alertar exclusivamente a las bases antárticas chilenas; sin embargo, por una falla también se encendió en los celulares del resto de la población provocando el pánico, sobre todo entre las personas que se encontraban veraneando en la costa central.

Seis minutos después se produjo un fuerte remezón entre las regiones de Coquimbo, por el norte; y del Maule, por el sur; un tramo de unos 710 kilómetros.

Epicentro del sismo.

El primer sismo se ubicó a 216 kilómetros al noreste de la Base O’Higgins en la Antártida chilena, lo que significó una alerta inmediata a todas las zonas costeras. Tuvo una profundidad de 10 kilómetros.

A través de los celulares llegó una notificación por parte de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), en el que se decretó un «estado de precaución». En el mensaje se decía que debía abandonarse toda la zona costera. No obstante, el organismo debió disculparse enseguida por el error, indicó la agencia de noticias ANSA.

El segundo temblor alcanzó una magnitud de 5,5 Richter y se localizó a 11 kilómetros al este de Farellones, en la cordillera.

En ninguna de las dos ocasiones se registraron daños ni víctimas.

A finales de agosto pasado, se registraron otros sismos en la Antártida, con epicentro a 35 kilómetros al oeste de la estación científica de la República Argentina Base Carlini, y a 18 kilómetros de la Base Artigas de Uruguay, en la isla Rey Jorge.

Fuente: Telam. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario