¿Qué sucede cuando dejamos de creer en la ciencia? La nueva película estrenada en Netflix lo retrata de una manera sublime (NOTA: Este artículo no contiene spoilers).

DiCaprio looking up.

Escena de 'Don't Look Up' (2021).

Luego de ver diez minutos de No Miren Arriba (Don’t Look Up), nos enteramos sobre un descubrimiento científico desgarrador: un cometa mayor que la roca espacial que aniquiló a los dinosaurios colisionará contra la Tierra en seis meses y catorce días. La pregunta importante que surge entonces es: ¿Alguien va a hacer algo al respecto?

Cuando Adam McKay comenzó a escribir el guion, concibió la película como una alegoría del cambio climático. ¿Actuarían los políticos ante un apocalipsis inminente si fuera tan visible y táctil como, digamos, un cometa que se precipita hacia la Tierra? Por supuesto, los efectos devastadores del cambio climático ya están ocurriendo y todavía estamos luchando para que las personas en el poder se tomen en serio la amenaza.

Ahora, con la pandemia de COVID-19, es imposible no leer la película en los mismos términos. Los más grandes virólogos, epidemiólogos y científicos del planeta han determinado cómo se propaga la enfermedad y subrayan la importancia de vacunarse, usar mascarillas y el distanciamiento social para frenar el incesante sufrimiento humano y la muerte. Sin embargo, todo se ha convertido en una guerra cultural politizada, donde hacer lo incorrecto es una cuestión revolucionaria y los hechos carecen de importancia —y tienen que ser comprobados por fact-checkers que no son infalibles e, irónicamente, algunas veces también responden a una agenda política y no científica—.

No Miren Arriba se las arregla para abordar directamente esos problemas, aunque llevando todo a un nivel absurdo —bueno, no tanto considerando ciertas conspiranoias contemporáneas—.

El negocio por sobre el planeta

En la película, el astrónomo Dr. Randall Mindy (Leonardo DiCaprio) y su brillante estudiante de doctorado, Kate Dibiasky (Jennifer Lawrence), representan la ciencia. Armados con el conocimiento del inminente apocalipsis que erradicará a la humanidad, van a la Casa Blanca para suplicarle a la presidenta Janie Orlean (Meryl Streep) y a su hijo, el estulto jefe de personal Jason Orlean (Jonah Hill), que salven al país y al mundo de la extinción inminente con algún plan para desviar el cometa.

Lo que sucede a partir de allí es un fiel reflejo de nuestra frustrante existencia actual.

En los últimos años nos hemos enfrentado a un interminable discurso sobre hechos comprobables y duros. Pero lo más radical del capitalismo y la diplomacia se han interpuesto en el camino de nuestra comprensión y aceptación de la ciencia debido a intereses personales y partidistas. Con gente simplemente negándose a aceptar la realidad cuando no es conveniente para sus necesidades o deseos.

Apocalipsis por cambio climático

DiCaprio, un ferviente activista del cambio climático, dijo que esperaba que la película «comenzara a crear diferentes conversaciones, y que más personas que hablen de ella presionarán al sector privado y los poderes establecidos para hacer un cambio masivo».

Pero admitió que no tenía «mucho optimismo» sobre la capacidad de la humanidad para resolver esta crisis.

«Especialmente después de regresar de Glasgow y ver estos compromisos que pueden ser cambiados por la próxima administración loca que pueda entrar y salir», advirtió.

Casi 200 países se unieron en un acuerdo global para combatir el cambio climático después de dos semanas de dolorosas negociaciones, pero no alcanzaron lo que la ciencia asegura que es necesario para contener los peligrosos aumentos de temperatura.

«El planeta tiene una cantidad de tiempo tan limitada y hay un cambio a escala tan masiva que debe suceder tan rápido, que si no hacemos algo ahora sabemos lo que nos espera», concluyó el actor.

Referencias:

Por MysteryPlanet.com.ar.

4 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 4 comentarios
Comentarios
Dic 27, 2021
2:15
#1 Coexist:

Bien por la recomendación... Concuerdo con la idea del capitalismo y los intereses personales y que puede llegar a un punto en el que nosotros mismos pongamos en riesgo a nuestra especie, muy difícil que se pueda romper ese ”estilo de vida" al cuál ya estamos acostumbrados y sin ningún otra propuesta de peso que se le oponga y que vea por el bienestar de la población mundial. Recuerdo que en el último documental del movimiento Zeitgeist: Moving Forward proponian una economia basada en los recursos, la cuál sería un buen opositor al sistema capitalista o cualquier otro que dependa del dinero, claro que en la teoría todo suena alentador y funcional, lamentablemente mientras no cambiemos como sociedad seguiremos a expensas de los poderosos y sus intereses (sé que el artículo trata totalmente acerca de la película pero me pareció oportuno compartir lo de Zeitgeist)

http://www.protectora.org.ar/noticias/consumo-sustentable/economia-basada-en-recursos-movimiento-zeitgeist/16844/

Reply to this commentResponder

Dic 28, 2021
21:51
#2 Coexist:

@Coexist: como comentario adicional y, después de ver la película, no se me haría nada raro que los de arriba reaccionaran así si se nos presentara una situación similar, siempre en busca de lucro y de beneficiarse más.

Reply to this commentResponder

Dic 30, 2021
15:25
#3 David:

@Coexist: Es justo la "ciencia" la que permite que todos crean que se puede partir el cometa para sacarle provecho económico

Reply to this commentResponder

Dic 30, 2021
15:48
#4 Edilberto:

De hecho la ví y me gustó mucho...pero creo que la película habla, más que de una actitud anti ciencia, es de una actitud anti-conocimiento, en sentido amplio, del panorama de vanalidad, superficialidad e ignorancia general de toda la cultura, desde la gente hasta el poder, frente al momento dramático que vivimos. Habla del ambiente de manipulación general, y de falsas polarizaciones que se promueven (No mires arriba x Mira arriba), y por lo tanto, de la decadencia general del modelo de mundo en que nos encontramos, cuya mayor paradoja es ser un mundo dominado por productores de conocimiento mientras que ni estos ni el poder, ni la población quiere otra cosa que tomarse selfies y obtener likes. La vanalidad es el motor del actual apocalipsis.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario