La película recientemente estrenada en Netflix se basa en la historia real de la excavación arqueológica de 1939, donde el hallazgo de un barco funerario del siglo VII cambió para siempre la visión que se tenía de la sociedad anglosajona. Pero no todo se extrajo de la historia verdadera. A continuación te contamos las diferencias.

La Excavación (The Dig) cuenta la historia de las personas detrás del descubrimiento de los invaluables artefactos históricos en Suffolk, Inglaterra. Basada en una novela del mismo nombre de John Preston, el largometraje dramatiza los eventos de la primera excavación importante en el sitio de Sutton Hoo.

La película se apega a la verdad con los cimientos de la historia, y la mayoría de los personajes presentados se basan en personas reales involucradas en el proyecto. En 1939, Edith Pretty (interpretada en la película por Carey Mulligan) contrató al arqueólogo autodidacta Basil Brown (Ralph Fiennes) para excavar los túmulos funerarios en su tierra. Así descubrió algo que nadie esperaba: un entierro intacto de un barco del siglo VI. Cuando se corrió la voz del hallazgo, Charles Phillips (Ken Stott) y su equipo de arqueólogos se hicieron cargo de la excavación bajo la urgencia de la inminente amenaza de la Segunda Guerra Mundial.

NOTA: A partir de esta línea, pueden presentarse spoilers menores para quien no esté muy familiarizado con los hechos históricos y quiera sorprenderse —o aprender sobre ellos— al ver la película.

El hallazgo de la vida real en Sutton Hoo fue tan asombroso como aparece en La Excavación y atrajo la atención de museos, arqueólogos y periodistas. El destino final de los personajes en el final agridulce de la película tampoco ha cambiado en gran medida. Aunque los tribunales decidieron que el tesoro pertenecía a Edith Pretty, ella regaló el descubrimiento al Museo Británico antes de morir tres años más tarde, y Basil Brown permaneció sin ser reconocido en el descubrimiento de Sutton Hoo hasta hace poco. Sin embargo, más allá de lo básico, La Excavación se toma una licencia creativa con los hechos.

Muchos de los sucesos y conflictos dramáticos en la película son fabricaciones, y ciertos personajes son completamente ficticios. La arqueología es principalmente un proceso metódico y laborioso, por lo que los eventos reales se condimentan con algunos casos de peligro, y la dinámica entre los personajes se exagera para el conflicto. Aunque el largometraje arroja luz sobre un momento menos conocido pero importante de la historia, también cambia bastante sobre la excavación real de Sutton Hoo y las personas involucradas.

Basil Brown no fue enterrado por el colapso de un montículo

Aunque Basil Brown está basado en una persona real, no todo lo que le sucedió en la pantalla ocurrió durante la excavación real.

En la película, Brown está enterrado bajo las paredes de tierra colapsadas de un montículo al principio de la excavación, pero esto nunca sucedió en realidad. Si bien los derrumbes de muros son una preocupación con la que los arqueólogos deben lidiar, no hay registro de que ocurriera uno en Sutton Hoo. Lo más cercano ocurrido en Sutton Hoo fue la preocupación sobre si la plataforma de observación podría colapsar debido al suelo arenoso.

El fotógrafo Rory Lomax es ficticio

En la película, Edith Pretty trae a su primo, Rory Lomax (Johnny Flynn), para ayudar en el sitio y tomar fotografías de la excavación. Se ve envuelto en un romance con la arqueóloga casada Peggy Piggott (Lily James) antes de ser llamado por la Real Fuerza Aérea británica y partir hacia la Segunda Guerra Mundial. No solo el romance es completamente falso, sino que Rory Lomax nunca existió.

La excavación de Sutton Hoo fue fotografiada extensamente por Mercie Lack y Barbara Wagstaff, quienes son reemplazadas por Lomax en la dramatización. Peggy Piggott y su esposo finalmente se divorciaron, pero no hasta otros 17 años después de la excavación de Sutton Hoo. No hay indicios de que su matrimonio se haya derrumbado mientras ella trabajaba en el sitio, ya sea por un fotógrafo guapo o de otra manera.

Foto de archivo sobre el descubrimiento del barco funerario en Sutton Hoo, 1939.

Peggy Piggott era una arqueóloga experimentada

La Peggy Piggott de la ficción se presenta como una aficionada que solo se inicia en la arqueología al lado de su esposo. Pero, en la realidad, para ese entonces Peggy Piggott era una arqueóloga experimentada.

En la película, Piggott dice que no ha realizado mucho trabajo de campo, pero la arqueóloga histórica ya había dirigido una excavación en 1937 además de un extenso trabajo de campo. Como muchas mujeres de la época, sus contribuciones han sido ignoradas (similar a Sara Howard de The Alienist basada en Isabella Goodwin). La Excavación desafortunadamente hace poco para arrojar luz sobre su ilustre carrera arqueológica.

Un avión de guerra no se estrelló cerca durante la excavación

Mientras Edith Pretty y el equipo de excavación se preparaban para celebrar su éxito en la película, un avión de combate se estrelló en el agua cercana, un accidente fatal en el que tuvieron que recuperar el cuerpo del piloto.

Tampoco hay constancia de que esto sucediera durante la excavación. Durante una fiesta de celebración, el discurso de Charles Phillips sobre el entierro del barco fue ahogado por un avión de combate que sobrevoló, pero no hubo ningún accidente en ese momento. Hubo un accidente de avión en el río Deben cerca de Sutton Hoo, pero esto no sucedió hasta finales de la Segunda Guerra Mundial. Es posible que estos dos casos se hayan combinado para lograr un efecto dramático, haciendo cambios significativos en la línea de tiempo de la historia real.

La excavación real tomó más tiempo

La arqueología no suele suceder rápidamente, y la película comprimió la línea de tiempo para que pareciera que toda la excavación sucedió en una sola temporada. Basil Brown en realidad comenzó a trabajar en Sutton Hoo en 1938 y encontró algunos artefactos pequeños pero importantes, como remaches de barcos, que insinuaban el tesoro en el sitio.

La película tiene a Brown comenzando a trabajar en 1939, cuando en la vida real regresó para su segunda temporada en Sutton Hoo ese año. Su trabajo en los otros montículos del sitio también fue más extenso que las proyecciones de películas, pero su metódica excavación durante dos años se comprimió para ayudar a que la historia fluyera mejor.

No hubo tanto conflicto entre Brown y Phillips

Muchas adaptaciones de historias reales exageran los conflictos entre personajes, y la animosidad entre Basil Brown y Charles Phillips no es una excepción. Sin embargo, hay cierta base.

Brown fue relegado a ayudar en la excavación después de la llegada de Phillips, y su nombre quedó fuera de la exhibición de los artefactos de Sutton Hoo. Según los escritos de Brown, en ocasiones peleaba con Phillips, pero también se respetaban mutuamente, y Phillips elogió la habilidad de Brown en sus relatos de la excavación.

Reproducción del yelmo de Sutton Hoo / Yelmo encontrado en Sutton Hoo.

Si bien La Excavación se toma una gran licencia dramática con los eventos de la excavación de Sutton Hoo, también arroja una luz poco común sobre un descubrimiento significativo y las personas que lo hicieron.

Fuente: Screen Rant. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario