Se acercará tanto a nuestro planeta que podrás verlo a simple vista.

Apofis, satélites.

Un asteroide de aproximadamente del tamaño de la Torre Eiffel pasó por la Tierra el viernes, y los científicos de la NASA dicen que su próximo sobrevuelo en 2029 podría resultar en una colisión con satélites en órbita.

Tal como habíamos anticipado AQUÍ, el viernes por la noche el asteroide 99942 Apofis (llamado así por el antiguo dios egipcio del caos) se acercó a 10,4 millones de millas de nuestro planeta. Y si bien esa es una distancia segura, los científicos de la NASA dicen que se acercará a 19.800 millas del planeta la próxima vez que llegue en 2029, una distancia que lo coloca entre la Tierra y la Luna, lo suficientemente cerca como para colisionar potencialmente con los satélites de comunicaciones que orbitan a grandes altitudes—.

¿Cómo podría resultar eso? La agencia espacial lanzó una animación que muestra la próxima visita que nos prestará del Dios del Caos:

Oportunidad científica

Cuando el asteroide fue descubierto inicialmente en 2004, algunos investigadores calcularon que en realidad podría impactar la Tierra en 2029. Eso podría explicar su nombre tan heavy metal.

Afortunadamente, la NASA ahora dice que pasará sin tocar el planeta y, de hecho, brindará la oportunidad de recopilar datos valiosos del asteroide.

«El acercamiento de Apofis en 2029 será una oportunidad increíble para la ciencia», dijo Marina Brozović, científica de radar del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. «Observaremos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones de radar, podríamos ver detalles de la superficie de hasta solo unos pocos metros de tamaño».

Apofis tiene 1,120 pies de ancho (aproximadamente tres campos de fútbol y medio), lo que lo hace tan ancho como la altura de la Torre Eiffel.

Es tan grande, y el sobrevuelo será tan cercano, que quienes estén en el suelo podrán presenciarlo a simple vista. Más específicamente, su aproximación máxima a la Tierra será alrededor de las 6 p.m. (ET) del 13 de abril de 2029, cruzando el océano Atlántico en solo una hora. En algún momento, viajará por todo el ancho de la Luna llena en un solo minuto y se volverá tan brillante como la Osa Menor.

Esa distancia podrá brindar a los científicos una amplia oportunidad para estudiarlo y recopilar datos sobre la composición del asteroide. Mientras tanto, el resto de nosotros estamos agradecidos de no tener que enviar a Bruce Willis y un equipo de perforadores de petróleo para intentar hacerlo explotar.

Fuente: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario