El toque de queda impuesto por el Gobierno de Bahía restringe el paso de humanos por las calles del estado, pero no afecta a criaturas «del otro mundo». Al menos eso es lo que sugiere un rumor que circula por los grupos de WhatsApp y otras redes sociales de los vecinos de Ilha de Itaparica.

Monstruo de Itaparica.

Nadie sabe a ciencia cierta cuál sería el animal. Chupacabras, hombre lobo, pombero, pie grande u hombre-mono, son algunas de las conjeturas, pero la única certeza de la historia es que la fea bestia estaría merodeando por las calles de Ilha de Misericórdia —incluso el nombre del lugar es bastante apropiado para el fenómeno—, ayudando a garantizar el cierre parcial de la isla.

«Todo el mundo habla de eso, los grupos WhatsApp y en el Face» , revela Marise, dueña de un restaurante en Itaparica.

«Creo que es alguien tratando de asustar a la gente», teorizó Gerusa, otra residente.

La versión de Gerusa parece haber cobrado impulso, tanto es así que un nuevo rumor apunta a que, de hecho, podría tratarse de un hombre disfrazado, que incluso habría sido localizado y detenido por la policía. Sin embargo, los medios locales se pusieron en contacto con las comisarías de la región y todos dijeron que no conocían dicha versión.

Las fotos son reales, pero eso no garantiza nada real

Las fotografías que circulan son dos. Uno muestra a la criatura de brazos largos caminando junto a lo que parece ser una iglesia. El otro muestra lo que parece ser una familia de «monstruos», con sus padres y un cachorro, caminando por un camino de tierra oscura.

Con una búsqueda inversa en Google, las imágenes no aparecieron en ningún otro contexto que no fuera este rumor. En otras palabras: probablemente fueron creados específicamente para dar vida a la historia.

El diseñador Francisco Patrício, experto en edición de imágenes, analizó las fotos y no encontró evidencia de edición digital.

«El primero está muy bien hecho, por las sombras. El animal va contra la luz y está muy derecho frente al animal. Y en el segundo, es muy difícil identificar incluso la existencia de una sombra porque no está iluminada», analizó.

En resumen: existe la posibilidad de que las fotos sean verdaderas, pero eso no significa que sean reales. Ambos son bajos en brillo y definición. Con esto, es fácil que alguien disfrazado, por ejemplo, parezca mucho más aterrador de lo normal.

Otro detalle de esta foto obstaculizado por la poca luz es el cartel que cuelga en la pared de la iglesia. Aparentemente está escrito en el alfabeto árabe, lo que parece echar por tierra esta historia. Sin embargo, no es posible estar seguro.

«No se puede saber si son verdaderas o falsas. Sin embargo, las fotos de baja resolución son perfectas para la ilusión óptica. Puedes disfrazarte e ir a la oscuridad para que sea fácil crear algo que parezca real», concluyó Patrício.

Fuente: Voz da Bahia. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario