Luego del exitoso lanzamiento de ayer (que pudieron seguir en vivo por aquí) y tras 19 horas de viaje en órbita, la cápsula Crew Dragon de SpaceX se ha acoplado a la Estación Espacial Internacional (EEI).

El arribo marcó un hito mayor: el primer acople de una nave tripulada estadounidense en la estación desde que la flota de transbordadores de la NASA fuera retirada en 2011. También es el primer acople de una nave comercial con humanos, en este caso los veteranos astronautas Behnken y Doug Hurley.

«Ha sido un verdadero honor el ser parte de este esfuerzo de nueve años», dijo Hurley, comandante de la cápsula Crew Dragon, agradeciéndole a los equipos de SpaceX y la NASA.

SpaceX lanzó a Behnken y Hurley al espacio ayer sábado, en un vuelo de prueba nombrado Demo-2, que partió desde el Centro Espacial Kennedy en Florida. La cápsula Dragon se acopló a sí misma a la estación a las 10:16 am EDT de este domingo, mientras ambas naves se encontraban a unos 422 kilómetros sobre la frontera de China y Mongolia.

«Dragón llegando», dijo el astronauta de la NASA Chris Cassidy desde dentro de la estación a medida que sonaba la campana tradicional de la nave. «Bob y Doug, nos alegra que sean parte de nuestra tripulación».

Y mientras que el acoplamiento de hoy fue completamente automatizado, Hurley tomó control manual de la cápsula Dragon durante la prueba final. «La nave funcionó justo como en el simulador», dijo.

Luego del acople exitoso, los tripulantes llevaron a cabo una serie de revisiones para asegurarse que la nave estaba asegurada correctamente a la estación espacial. A la 1:02 pm EDT, las celebraciones empezaron. Fue a esa hora que se abrieron las compuertas para que se diera el histórico encuentro entre los tripulantes y los actuales residentes de la estación (Expedición 63), quienes le dieron la bienvenida a los visitantes.

El administrador de la NASA Jim Bridenstine y el senador por Texas Ted Cruz, entre otros, llamaron desde el Control de la Misión en Houston para expresar sus felicitaciones.

«Les diré algo, todo el mundo vio esta misión», le comentó Bridenstine a los astronautas.

«Es grandioso que los Estados Unidos vuelvan al negocio de los lanzamientos tripulados», respondió Hurley. «Estamos muy contentos de estar a bordo de esta magnífico complejo».

Los astronautas también recibieron el enhorabuena por parte de Elon Musk, cuya compañía construyó la nave que permitió la proeza.

El arribo de Behnken y Hurley lleva a la cantidad de estadounidenses en la estación espacial a tres. El trío mantendrá una conferencia de prensa mañana (1 de junio) a las 11:15 a.m. EDT.

Los dos recién llegados pasarán tres meses viviendo y trabajando en el laboratorio en órbita. La NASA está buscando maximizar su tiempo allí arriba, dado que el tiempo de los astronautas es una mercancía valiosa y que una misión de prueba debe aprovecharse lo más posible.

La misión Crew-1 de SpaceX, la primera oficialmente operacional, no se lanzará hasta que Behnken y Hurley regresen a la Tierra. Por ahora, esa fecha parece apuntar hacia el 30 de agosto

Fuente: Space.com.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario