El cometa es 100 mil veces más masivo que el promedio, tiene un corazón más negro que el carbón, y estará a la vuelta de la esquina en 2031.

Los astrónomos han medido el corazón helado de uno de los cometas más grandes jamás descubiertos: una roca gigantesca de 4.000 millones de años que actualmente se dirige hacia la Tierra a 22.000 mph (35.000 km/h).

Pero no hay de que preocuparse: la enorme roca helada, llamada C/2014 UN271, o Bernardinelli-Bernstein (BB) en honor a sus descubridores, está en camino de errarle a nuestro planeta por aproximadamente mil millones de millas cuando se acerque más en 2031. En comparación, eso es mayor que la distancia promedio entre Saturno y el Sol, y lo suficientemente lejos como para que los observadores de estrellas no puedan ver el sobrevuelo de BB a simple vista.

Sin embargo, a medida que BB se acerca cada vez más, los astrónomos aprovechan la oportunidad para estudiarlo con mayor detalle. Investigaciones anteriores mostraron que la roca espacial helada mide más de 80 millas (128 km) de ancho, aproximadamente el doble del ancho de Rhode Island, y es aproximadamente 100 mil veces más masiva que un cometa típico.

Comparación de tamaño de C/2014 UN271 (Bernardinelli-Bernstein), extremo derecho, con varios otros cometas. Crédito: NASA, ESA, Zena Levy (STScI).

BB es tan grande que una vez fue confundido con un planeta enano; observaciones más recientes mostraron que la roca luce una cola brillante, o coma, que es un claro indicador de un cometa helado que se eleva a través del sistema solar interior relativamente cálido.

Ahora, los astrónomos han utilizado el telescopio espacial Hubble para mirar a través del coma ardiente de la roca y enfocarse directamente en su corazón helado. Si bien BB todavía está demasiado lejos para obtener una imagen con detalles claros, las observaciones del Hubble permitieron a los investigadores identificar un punto brillante de luz correspondiente al corazón o núcleo del cometa, según una investigación publicada el 12 de abril en The Astrophysical Journal Letters.

Luego, el equipo usó un modelo de computadora para eliminar digitalmente el resplandor del coma brillante del cometa, dejando solo el núcleo. Los datos resultantes muestran que el núcleo del cometa es unas 50 veces más grande que los cometas típicos observados en el sistema solar interior: el núcleo más grande que los astrónomos hayan encontrado.

Secuencia que muestra cómo se aisló el núcleo del cometa C/2014 UN271 (Bernardinelli-Bernstein) de una vasta capa de polvo y gas que rodea el sólido núcleo helado.

El análisis del equipo también reveló el color del núcleo helado del cometa.

«Es grande y más negro que el carbón», dijo en un comunicado el coautor del estudio, David Jewitt, profesor de ciencias planetarias en la Universidad de California (UCLA).

Todavía aproximadamente a 3.200 millones de kilómetros (2.000 millones de millas) de la Tierra, BB tiene mucho espacio que cubrir antes de su acercamiento en 2031. Los investigadores informaron en un estudio publicado en noviembre de 2021 en The Astrophysical Journal Letters que el cometa hizo su último acercamiento cercano a la Tierra hace 3,5 millones de años, cuando llegó a unos 2.600 millones de kilómetros (1.600 millones de millas) del Sol.

Mientras tanto, BB ha estado volando a través de la nube de Oort, un vasto depósito de chatarra de rocas heladas que rodea nuestro sistema solar y que potencialmente se extiende por miles de millones de millas en el espacio.

Fuente: UCLA. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario