La fotografía es a menudo citada como un ejemplo de la existencia de gigantes en la antigüedad.

Gigantes de Cachemira.

Existen leyendas y mitos sobre gente de altura extraordinaria, desde el Goliat bíblico hasta personajes tan colosales que fueron responsables de crear islas arrojando piedras. Sin embargo, hallazgos arqueológicos dan cuenta de que —en menor escala— algunos caminaron sobre la tierra en realidad y fueron afectados por una condición extremadamente rara que probablemente existió desde la creación de la humanidad: el gigantismo.

El caso confirmado más antiguo conocido de la afección probablemente se originó en el antiguo Egipto, donde en 1901 se descubrió el esqueleto de un gigante que se cree fue un faraón egipcio llamado Sanajt. Su esqueleto reveló que tenía la longitud de alguien que habría medido 1.98 metros. Hoy en día, esa altura puede parecer relativamente normal, pero en la época faraónica, casi dos metros era una anomalía en comparación con la altura promedio de sus pares masculinos.

En 1903, solo dos años después del notable descubrimiento en Egipto, se llevó a cabo un festival (Durbar Imperial) en honor a la coronación del rey Eduardo VII y la reina Alexandra, el cual tuvo lugar en Delhi, India. En aquella ocasión se capturaron muchas cosas, incluidos soldados, espectadores y animales. Pero de todas las imágenes tomadas, varias se destacaron por retratar dos hombres altos que luego serían conocidos como los «gigantes de Cachemira».

En una foto en particular, la pareja se elevaba sobre un hombre más bajo que estaba parado entre ellos, como se ve en la primera imagen de este artículo. El hombre en el medio era uno más de los periodistas internacionales que concurrieron a la celebración: el profesor James Ricalton, un fotógrafo estadounidense que viajó por el mundo a finales y principios de los siglos XIX y XX.

No está claro si los hombres fotografiados tenían gigantismo o si simplemente eran altos. Pero sí sabemos que estaban emparentados, eran hermanos mellizos (no idénticos), y se les conocía por ser hábiles fusileros.

La imponente pareja trabajó como guardia del maharajá de Jammu y Cachemira, un reconocido gobernante de la región, y su aparición en el festival representó una de las muchas atracciones principales.

Los informes iniciales de los hombres enumeraron que medían 2.40 metros de alto. Pero en realidad, uno de los «gigantes» medía 2.36 metros de alto, mientras que el otro era algo más bajo con unos 2.23 metros. Algunas imágenes muestran a los hombres en varias fotos con Ricalton, otras personas de estatura promedio, e incluso enanos —probablemente para demostrar la diferencia de altura—.

Más allá del gigantismo

Incluso hoy en día, conocer a alguien que mida más de 2.10 o 2.20 metros de altura es muy raro, aunque existen. Y, por supuesto, hay jugadores de baloncesto profesionales que están a pocos centímetros de los guardias de Cachemira —el ex NBA Shaquille O'Neal, por mencionar uno, llega a los 2.16 metros—.

No obstante, según cálculos modernos, el porcentaje de humanos que en la actualidad alcanza o supera los 2 metros de altura es del 0.000007 %.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mystery Planet (@mystery.planet)

Aquí cabe mencionar que la presencia de gigantes en la antigüedad y su respectiva evidencia arqueológica no puede siempre achacarse al gigantismo. Por ejemplo, en Norteamérica se han encontrado esqueletos de más de 2 metros de altura agrupados en varios montículos, lo que va contra cualquier estadística o porcentaje relacionado con una condición hormonal.

Esto último podría apuntar hacia cierto atisbo de realidad en las leyendas nativo americanas que hablan de una raza de gigantes que antaño invadieron las regiones donde se ubican tales montículos. Estos gigantes se transformaron en líderes, gobernantes y sacerdotes de las tribus. A través de los años, se perpetuaron en el poder por medio de la herencia, hasta que llegó un punto en el que se corrompieron tanto que las masas se rebelaron contra ellos y los exterminaron.

Referencias: 

Por MysteryPlanet.com.ar.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario