Aparentemente, hay más lagos bajo la superficie marciana de los que se habían detectado previamente.

Marte.

Los lagos fueron detectados gracias al instrumento MARSIS (Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding) del orbitador Mars Express.

Fue una gran noticia en 2018, cuando los científicos descubrieron un enorme lago subterráneo en el polo sur de Marte, y nuevamente cuando encontraron tres más en los próximos años.

Pero resulta que esos estudios anteriores pueden haber subestimado la cantidad de lagos subterráneos en el polo sur marciano por un margen sustancial, según una investigación publicada en la revista Geophysical Research Letters este mes. En este último trabajo, los investigadores se sumergieron en las decenas de miles de observaciones publicadas del polo sur de Marte y descubrieron potencialmente docenas de lagos enterrados adicionales, aunque admiten que algunos de sus hallazgos son ambiguos.

Señal misteriosa

Según los datos de radar que analizaron los científicos, los lagos probablemente sean reales. Pero algunos de los lagos parecen estar ubicados sorprendentemente cerca de la superficie del planeta, donde las temperaturas son tan bajas que los científicos habrían esperado que se congelaran.

Los puntos de colores representan sitios donde el orbitador Mars Express de la ESA ha detectado reflejos brillantes de radar en el casquete polar sur de Marte. Estos reflejos se han interpretado anteriormente como agua líquida subterránea, pero su prevalencia y proximidad a la superficie sugiere que pueden ser otra cosa. (Crédito: ESA/NASA/JPL-Caltech).

«No estamos seguros de si estas señales son agua líquida o no, pero parecen estar mucho más extendidas que lo que encontró el artículo original», dijo el investigador del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA y coautor del estudio, Jeffrey Plaut, en un comunicado. «O el agua líquida es común debajo del polo sur de Marte, o estas señales son indicativas de algo más bajo la superficie».

Persiguiendo respuestas

Los investigadores sugirieron que los volcanes activos podrían mantener los líquidos salobres del subsuelo lo suficientemente calientes. Pero realmente no hay ninguna evidencia de actividad volcánica en el área, reconocen en el comunicado de prensa, por lo que esa idea puede no sostenerse.

El polo sur de Marte. (ESA/G. Neukum, Freie Universitaet, Berlín/Bill Dunford, CC BY-NC 3.0).

Por ahora, la identidad de los nuevos lagos marcianos y el mecanismo que evita que se congelen seguirán siendo misteriosos, pero Plaut espera que otros investigadores tomen lo que han logrado y descubran lo que está sucediendo.

«Nuestro mapeo nos acerca unos pasos más a comprender tanto el alcance como la causa de estos desconcertantes reflejos de radar», concluyó.

Crédito: The Byte. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario