El físico Pekka Janhunen, del Instituto Meteorológico de Finlandia, ha desarrollado una idea novedosa para colonizar un lugar que no sea la Tierra, y no es la Luna ni Marte. En cambio, Janhunen sugiere que los humanos habiten un satélite gigante artificial alrededor de Ceres, el planeta enano en el cinturón de asteroides entre Júpiter y Marte.

Ceres.

Muchos científicos espaciales han notado las dificultades y peligros de intentar colonizar la Luna o Marte; ambos tienen entornos extremadamente hostiles. Es por eso que algunos en el campo han estado promoviendo la idea de construir una estructura lo suficientemente grande como para albergar a decenas de miles de personas en algún lugar del espacio. Si bien llevar a cabo un proyecto de semejante envergadura presentaría su propio conjunto de problemas; desde la protección a los habitantes de la radiación solar, hasta la gravedad artificial.

En su artículo, Janhunen sugiere que Ceres sería un lugar ideal para colocar tal estructura, la cual pasaría a ser un satélite manufacturado. Señala que su órbita estaría lo suficientemente cerca del planeta enano como para que un ascensor espacial de 1.000 kilómetros de largo pudiera transportar material desde la superficie al satélite para su construcción y reabastecimiento —de hecho, Ceres tiene más que suficiente nitrógeno, agua y dióxido de carbono para sustentar tal empresa—.

El científico señala que el satélite podría tener forma de plato —lo visualiza con casi 2 km de largo y miles de estructuras cilíndricas interconectadas en su superficie para albergar a los humanos y también para proporcionar espacio para otras necesidades como la agricultura y los espacios recreativos—.

También imagina un par de espejos gigantes para aprovechar la energía del sol a ambos lados del satélite, dando a la estructura general una forma de almeja. También prevé que lo ideal sería comenzar con una población de 50.000 personas.

El megasatélite. Crédito: Pekka Janhunen.

Para la hercúlea tarea de construcción cósmica, Janhunen cree que la mayoría del material podría obtenerse de la superficie de Ceres. La gravedad, detalla, podría simularse simplemente haciendo girar el satélite a la velocidad correcta.

Fuente: Phys.org. Edición: MP.

2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
Ene 21, 2021
1:04
#1 HORACIO:

VIERON EL COVID 19 AFECTA EL CEREBRO…..PEKKA ES UNO DE LOS PRIMERO.!!!!

Reply to this commentResponder

Ene 21, 2021
15:02
#2 José García Álvarez:

Estos científicos de la Tierra ya no saben qué sacar para llamar la atención y hacerse notar. Sus mentes esquizofrénicas generan multitud de disparates como éste del tal PEKKA. Además de la imposibilidad técnica de hacer tal cosa ¿de dónde iba a sacar el dinero para construir ese megasatélite? ¿De las arcas de su gélido país o está tentando a EE.UU., a los que su fanfarronería les encantan esas cosas? El finlandés ignora el poco tiempo que le queda a esta Humanidad y si no estuviera afectado por el Covid 19, como dice Horacio, emplearía su ocio en solucionar algún problema de la Tierra, que tantos hay, y no pensaría en Ceres, un planeta enano que no tiene oxígeno, un gas sin el que no pueden vivir los humanos. ¿Habrá empinado el codo o será un producto de su propia imaginación desbocada?

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario