¿Sabías que el universo ya ha formado la mayoría de sus estrellas, que la Tierra es golpeada por un asteroide gigante cada 2,000 años, y que en un pulsar pesarías 7 mil millones de toneladas? Estos son algunos de los increíbles hechos de proporciones astronómicas que aborda un nuevo libro llamado Ciencia, Pero No Como La Conocemos, del autor Ben Gilliland.

A continuación reproducimos en detalle varios puntos que nos parecieron muy curiosos.

El 95% de las estrellas del universo ya se han formado

universefacts1

Gilliland explica cómo un extensivo estudio efectuado en 2012 «utilizó tres grandes telescopios para echar un vistazo a la formación de estrellas en galaxias desde los cuatro a los once mil millones de años de antigüedad».

«Se valieron de datos para trazar la historia de las formaciones estelares y hallaron que, al principio, el universo era más prolífico en la actividad de dar a luz nuevas estrellas que lo que fue en los últimos miles de millones de años», argumenta el escritor científico. «De hecho, los investigadores concluyeron que debido a esto el 95 por ciento de las estrellas del universo ya se habían formado».

La razón principal es que no hay suficiente hidrógeno en las galaxias para seguir engendrando nuevas estrellas.

«Eso no significa que no haya aún miles de millones de estrellas por formarse, después de todo una disminución significativa a escala cósmica representa todavía un gran número», agrega.

Nuestro universo quizás sea una rodaja de pan

universefacts2

En física, la Teoría-M es la proposición de una «Teoría universal» que unifique las cinco teorías de las Supercuerdas.

En esta teoría se identifican 11 dimensiones, donde la supergravedad interactúa entre membranas de 2 a 5 dimensiones. Esto evidenciaría la existencia de infinitos Universos paralelos, algunos de los cuales serían como el nuestro con mayores o menores diferencias, y otros que serían impensables con 4 ó 5 dimensiones. Y si hacemos una analogía culinaria, cada universo existente podría igualarse a una rodaja de un gran pan.

«En esa rodaja están todas las estrellas y galaxias de nuestro universo, pero en paralelo hay miles de otras rodajas ordenadas como si se tratara de un inmenso pan. Esto explicaría la debilidad de la gravedad, pues la partícula del gravitón sería la única que podría pasar por todas las rodajas del pan, perdiendo su fuerza a medida que eso sucede, y con cada universo experimentando solo una fracción de la fuerza gravitatoria total», explica el autor.

A la sonda Pioneer 10 le tomará 2 millones de años llegar a la estrella más cercana

universefacts3

Pioneer 10 es una sonda espacial estadounidense lanzada el 2 de marzo de 1972, siendo la primera sonda que atravesó el cinturón de asteroides y que llegó hasta el planeta Júpiter, el objetivo principal de su misión. Posteriormente continuaría su camino para convertirse en el primer objeto fabricado por el ser humano que atravesó la órbita de Saturno, Neptuno, Urano y Plutón.

«Después de exceder su supuesta vida util de 21 meses, Pioneer 10 prosiguió su aventura espacial cuando en 2003 atravesó los límites exteriores de nuestro sistema solar, a una distancia de 12.200 millones de kilómetros de casa, y envió su última transmisión», escribe Gilliland.

Pero tanta es la vastedad del espacio, que la sonda no pasará cerca de otro objeto de interés astronómico durante mucho, mucho tiempo. «Le tomará más de 2 millones de años en pasar a Aldebarán, la estrella más cercana en su trayectoria, a 65 años luz».

La Tierra es golpeada por un asteroide del tamaño de un campo de fútbol cada 2,000 años

universefacts4

«Los estudios sugieren que hay más de 4,700 asteroides cercanos que miden más de 100 metros y, a pesar que supuestamente ninguno golpeará nuestro planeta durante el próximo siglo, sería tonto no estar preparados para lo peor».

El autor afirma que «la detección es la primera línea de defensa» porque esto nos provee el tiempo suficiente para desviar los asteroides por medio de, tal vez, bombas nucleares o moviéndolos fuera de la línea de impacto por medio de velas solares.

Y es que si sucedió antes, volverá a suceder, y hay que estar listos. «La Tierra es impactada por un asteroide del tamaño de un campo de fútbol aproximadamente cada 2,000 años», escribe Gilliland.

Las crestas de Encelado emiten la misma cantidad de calor que 20 centrales carboeléctricas

universefacts5

Encélado es un satélite de Saturno, descubierto en 1789 por William Herschel. A pesar de su pequeño tamaño, tiene una gran variedad de características superficiales como, por ejemplo, superficies viejas y craterizadas, y también superficies jóvenes y muy lisas. Dada su posición en el anillo E, la joven apariencia de parte de su superficie y el descubrimiento reciente de una tenue atmósfera, es muy probable que esté geológicamente activo.

Existen sobre el polo sur unos surcos denominados «rayas de tigre» (tiger stripes en inglés), los cuales sirven de rejillas de ventilación, y de las cuales se puede observar el escape de vapor y partículas finas de hielo posiblemente causados por criovolcanes subterráneos.

«Las rayas de tigre emiten una enorme cantidad de energía —cerca de 16 Gigawatts— que equivale a la producida por 20 centrales carboeléctricas», destaca Gilliland. «Por lo que Encelado tiene los ingredientes básicos de la receta para la vida: agua, energía (calor), y químicos orgánicos».

Ud. pesaría 7,000 millones de toneladas en un pulsar

Un pulsar es una estrella de neutrones que gira sobre sí misma a una velocidad de hasta varios cientos de veces por segundo y posee un intensísimo campo magnético (generado por los protones y electrones de la superficie girando alrededor del centro a semejantes velocidades). Su masa supera la de nuestro sol y está comprimida en un área no mayor a la de una ciudad.

En su libro, el autor describe que «la gravedad de un pulsar es tan extrema que, si uno aterrizara sobre uno, su peso sería cercano a las 7,000 millones de toneladas. Pero no habría que preocuparse mucho por ganar tanto peso en tan poco tiempo; al acercarse a la estrella, el cuerpo sería estirado como si fuera un espagueti humano y caería a su superficie a una velocidad superior a los 6 millones de kilómetros por hora para inmediatamente ser reducido a un pequeño grano de materia».

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario