Y se avecinan más llamaradas gigantes.

Sol.

Las últimas semanas han estado bastante moviditas para el Sol. Nuestra estrella ha sufrido una serie de erupciones gigantes que han enviado plasma a toda velocidad por el espacio.

Quizás la más dramática fue una poderosa eyección de masa coronal y una llamarada solar que estalló hace tan solo un par de días (el 15 de febrero), proveniente del otro lado del astro (el que no apuntaba a la Tierra) justo antes de la medianoche. Según el tamaño, es posible que la erupción estuviera en la categoría más poderosa de la que nuestro Sol es capaz: una llamarada de clase X.

Debido a que la llamarada y la CME se alejaron de la Tierra, es poco probable que veamos alguno de los efectos asociados con una tormenta geomagnética, que ocurre cuando el material de la erupción golpea la atmósfera de la Tierra.

Estos incluyen interrupciones en las comunicaciones, fluctuaciones de la red eléctrica y auroras. Pero la actividad en aumento sugiere que podemos anticipar tales tormentas en un futuro inminente.

«Esta es solo la segunda región activa del lado lejano de este tamaño desde septiembre de 2017», dijo a SpaceWeather el astrónomo Junwei Zhao del grupo de heliosismología de la Universidad de Stanford. «Si esta región sigue siendo enorme a medida que gira hacia el lado del Sol que mira hacia la Tierra, podría darnos algunas erupciones emocionantes».

Según SpaceWeatherLive, que rastrea la actividad solar, el Sol ha entrado en erupción todos los días durante el mes de febrero, y algunos días presentan múltiples erupciones. Eso incluye tres de la segunda categoría de llamaradas más poderosas, llamaradas de clase M: una M1.4 el 12 de febrero; un M1 el 14 de febrero; y un M1.3 el 15 de febrero. También hubo cinco llamaradas de clase M en enero.

Las imágenes del Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) nos muestran una asombrosa visión de la explosión en el lado lejano del Sol.

La leve tormenta geomagnética que derribó 40 satélites Starlink recién lanzados desde la órbita terrestre baja siguió a una llamarada de clase M que tuvo lugar el 29 de enero. Las eyecciones de una erupción solar generalmente tardan unos días en llegar a la Tierra, dependiendo de qué tan rápido viaje el material. Las llamaradas restantes que han tenido lugar en febrero han sido hasta ahora en la categoría de clase C más suave.

Ciclos solares

Si bien puede sonar intimidante, lo descrito es bastante normal para nuestro Sol, ya que aumenta su actividad hacia y durante el máximo solar, el momento más dinámico durante su ciclo de actividad.

Y es que aunque el Sol nos parece bastante consistente aquí en la Tierra en el día a día, en realidad pasa por ciclos de actividad de 11 años, con un mínimo y un máximo claramente definidos. Este ciclo se basa en el campo magnético del Sol, que cambia cada 11 años, con sus polos magnéticos norte y sur cambiando de lugar.

El mínimo solar —caracterizado por un nivel mínimo de actividad de manchas solares y llamaradas— marca el final de un ciclo y el comienzo de uno nuevo, y ocurre cuando el campo magnético del Sol es más débil.

Esto se debe a que el campo magnético del Sol controla su actividad: las manchas solares son regiones temporales de fuertes campos magnéticos, mientras que las eyecciones de masa coronal que brotan de las erupciones solares son producidas por líneas de campo magnético que se rompen y se vuelven a conectar.

El mínimo solar más reciente tuvo lugar en diciembre de 2019.

Las manchas solares se forman cuando el campo magnético solar se enreda. Esto sucede porque el ecuador solar gira más rápido que las latitudes más altas. Actualmente, hay 111 manchas solares en el Sol, aunque no todas estarán en erupción activa.

Se espera que el máximo solar tenga lugar alrededor de julio de 2025. Puede ser difícil predecir qué tan activo será un ciclo determinado, porque no sabemos qué los impulsa (investigaciones recientes sugieren que tiene que ver con un ciclo de alineación planetaria de 11,07), pero los científicos en 2020 encontraron evidencia de que podríamos estar entrando en el ciclo más fuerte registrado hasta la fecha.

Fuente: Spaceweather/SciAl. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario