Un grupo de investigadores ha planteado un experimento mental fascinante: si un planeta como la Tierra puede estar «vivo», ¿también puede tener una mente propia?

Crédito: Jordan Singh.

La actividad colectiva de la vida, todos los microbios, plantas y animales, han cambiado el planeta Tierra.

Tomemos, por ejemplo, las plantas: las plantas «inventaron» una forma de realizar la fotosíntesis para mejorar su propia supervivencia, pero al hacerlo, liberaron oxígeno que cambió toda la función de nuestro planeta. Este es solo un ejemplo de formas de vida individuales que realizan sus propias tareas, pero que colectivamente tienen un impacto a escala planetaria.

Si la actividad colectiva de la vida —conocida como la biosfera— puede cambiar el mundo, ¿podría la actividad colectiva de la cognición y la acción basada en esta cognición cambiar también un planeta? Una vez que la biosfera evolucionó, la Tierra adquirió vida propia. Si un planeta con vida tiene vida propia, ¿puede tener también mente propia?

Estas son preguntas planteadas por Adam Frank, profesor de Física y Astronomía Helen F. y Fred H. Gowen en la Universidad de Rochester, y sus colegas David Grinspoon en el Instituto de Ciencias Planetarias y Sara Walker en la Universidad Estatal de Arizona, en un artículo publicado en el International Journal of Astrobiology.

Su autodenominado «experimento del pensamiento» combina la comprensión científica actual sobre la Tierra con preguntas más amplias sobre cómo la vida altera un planeta. En el artículo, los investigadores discuten lo que llaman «inteligencia planetaria», la idea de la actividad cognitiva que opera a escala planetaria, para generar nuevas ideas sobre las formas en que los humanos podrían abordar problemas globales como el cambio climático.

Como dice Frank, «si alguna vez esperamos sobrevivir como especie, debemos usar nuestra inteligencia para el bien del planeta».

Una tecnosfera inmadura

Frank, Grinspoon y Walker se basan en ideas como la hipótesis de Gaia, que propone que la biosfera interactúa fuertemente con los sistemas geológicos no vivos del aire, el agua y la tierra para mantener el estado habitable de la Tierra —explicando incluso que especies no tecnológicas pueden mostrar inteligencia planetaria—. La clave es que la actividad colectiva de la vida crea un sistema que se mantiene a sí mismo.

Por ejemplo, dice Frank, muchos estudios recientes han demostrado cómo las raíces de los árboles en un bosque se conectan a través de redes subterráneas de hongos conocidas como redes de micorrizas. Si una parte del bosque necesita nutrientes, las otras partes envían a las porciones estresadas los nutrientes que necesitan para sobrevivir, a través de la red de micorrizas. De esta manera, el bosque mantiene su propia viabilidad.

Un tocón en Nueva Zelanda que debería haberse secado hace mucho tiempo se mantiene vivo gracias a formar parte de un «superorganismo» forestal gigante, que puede incluir centenares de árboles.

En este momento, nuestra civilización es lo que los investigadores llaman una «tecnosfera inmadura», un conglomerado de sistemas y tecnología generados por humanos que afectan directamente al planeta pero que no se automantienen. Por ejemplo, la mayor parte de nuestro uso de energía implica el consumo de combustibles fósiles que degradan los océanos y la atmósfera de la Tierra. La tecnología y la energía que consumimos para sobrevivir están destruyendo nuestro planeta de origen, lo que, a su vez, destruirá nuestra especie.

Entonces, para sobrevivir como especie, necesitamos trabajar colectivamente en el mejor interés del planeta.

Pero, advierte Frank, «todavía no tenemos la capacidad de responder comunitariamente en el mejor interés del planeta. Hay inteligencia en la Tierra, pero no hay inteligencia planetaria».

Hacia una tecnosfera madura

Los investigadores postulan cuatro etapas del pasado y posible futuro de la Tierra para ilustrar cómo la inteligencia planetaria podría desempeñar un papel en el futuro a largo plazo de la humanidad. También muestran cómo estas etapas de evolución impulsadas por la inteligencia planetaria pueden ser una característica de cualquier planeta de la galaxia que desarrolle vida y una civilización tecnológica sostenible.

  • Etapa 1 - biosfera inmadura: característica de la Tierra muy primitiva, hace miles de millones de años y antes de una especie tecnológica, cuando los microbios estaban presentes pero la vegetación aún no se había desarrollado. Hubo pocas retroalimentaciones globales porque la vida no pudo ejercer fuerzas sobre la atmósfera, la hidrosfera y otros sistemas planetarios de la Tierra.
  • Etapa 2 - biosfera madura: característica de la Tierra, también antes de una especie tecnológica, desde hace aproximadamente 2500 millones a 540 millones de años. Se formaron continentes estables, se desarrolló la vegetación y la fotosíntesis, se acumuló oxígeno en la atmósfera y surgió la capa de ozono. La biosfera ejerció una fuerte influencia sobre la Tierra, quizás ayudando a mantener la habitabilidad del planeta.
  • Etapa 3 - tecnosfera inmadura: característica de la Tierra ahora, con sistemas interconectados de comunicación, transporte, tecnología, electricidad y computadoras. Sin embargo, la tecnosfera aún es inmadura porque no está integrada en otros sistemas de la Tierra, como la atmósfera. En cambio, extrae materia y energía de los sistemas del planeta de manera que conducirá al conjunto a un nuevo estado que probablemente no incluya la tecnosfera en sí. Nuestra tecnosfera actual está, a la larga, trabajando contra sí misma.
  • Etapa 4 - tecnosfera madura: donde la Tierra debería aspirar a estar en el futuro, dice Frank, con sistemas tecnológicos implementados que beneficien a todo el planeta, incluida la recolección global de energía en formas como la solar que no dañan la biosfera. La tecnosfera madura es aquella que ha coevolucionado con la biosfera en una forma que permite que prosperen tanto la tecnosfera como la biosfera.

Crédito: Universidad de Rochester / Michael Osadciw.

«Los planetas evolucionan a través de etapas inmaduras y maduras, y la inteligencia planetaria es indicativa de cuándo llegas a un planeta maduro», sostiene el profesor. «La pregunta del millón es averiguar cómo se ve y qué significa la inteligencia planetaria para nosotros en la práctica porque aún no sabemos cómo pasar a una tecnosfera madura».

El complejo sistema de inteligencia planetaria

Aunque todavía no sabemos específicamente cómo podría manifestarse la inteligencia planetaria, los investigadores señalan que una tecnosfera madura implica la integración de sistemas tecnológicos con la Tierra a través de una red de circuitos de retroalimentación que conforman un sistema complejo.

En pocas palabras, un sistema complejo es cualquier cosa construida a partir de partes más pequeñas que interactúan de tal manera que el comportamiento general del sistema depende por completo de la interacción. Es decir, la suma es más que el todo de sus partes. Los ejemplos de sistemas complejos incluyen bosques, Internet, mercados financieros y el cerebro humano.

la tecnosfera aún es inmadura porque no está integrada en otros sistemas de la Tierra, como la atmósfera. Foto: La gran metrópolis de Tokio con el monte Fuji de fondo (al oeste de la ciudad).

Por su propia naturaleza, un sistema complejo tiene propiedades completamente nuevas que emergen cuando las piezas individuales interactúan. Es difícil discernir la personalidad de un ser humano, por ejemplo, examinando únicamente las neuronas de su cerebro.

Eso significa que es difícil predecir exactamente qué propiedades podrían surgir cuando los individuos forman una inteligencia planetaria. Sin embargo, un sistema complejo como la inteligencia planetaria, según los autores del artículo, tendrá dos características definitorias: tendrá un comportamiento emergente y deberá mantenerse a sí mismo.

«La biosfera descubrió cómo albergar vida por sí misma hace miles de millones de años mediante la creación de sistemas para moverse alrededor del nitrógeno y transportar el carbono», explica Frank. «Ahora tenemos que descubrir cómo tener el mismo tipo de características de automantenimiento con la tecnosfera».

La búsqueda de vida extraterrestre

A pesar de algunos esfuerzos, incluidas las prohibiciones globales de ciertos productos químicos que dañan el medio ambiente y un movimiento hacia el uso de más energía solar, «todavía no tenemos inteligencia planetaria o una tecnosfera madura», escriben los autores. «Pero todo el propósito de esta investigación es señalar hacia dónde debemos dirigirnos».

Plantear estas preguntas, no solo proporcionará información sobre la supervivencia pasada, presente y futura de la vida en la Tierra, sino que también ayudará en la búsqueda de vida y civilizaciones fuera de nuestro sistema solar. Frank, por ejemplo, es el investigador principal con una subvención de la NASA para buscar firmas tecnológicas de civilizaciones en planetas que orbitan estrellas distantes.

«Estamos diciendo que las únicas civilizaciones tecnológicas que podemos ver, las que deberíamos esperar ver, son las que no se suicidaron, lo que significa que deben haber alcanzado la etapa de una verdadera inteligencia planetaria. Ese es el poder de esta línea de investigación: une lo que necesitamos saber para sobrevivir a la crisis climática con lo que podría suceder en cualquier planeta donde evolucionen la vida y la inteligencia», concluye el profesor.

Fuente: Phys.org. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
Feb 18, 2022
3:28
#1 HORACIO:

SI TODO LO QUE EXISTE EN LA TIERRA DESDE FLORES HASTA ANIMALES E INSECTOS tienen vida inteligente ...con mucha razon la dadora de todo eso EL PLANETA TIERRA ...tiene que tener su propia inteligencia...pero por supuesto.!!!! quizas todas las anormalidades climaticas las " provoca " la misma inteligencia planetaria para librar a los parasitos humanos hoy en dia.....todos sabes que la tierra se mueve rotacion y traslacion....Y QUIZAS TAMBIEN VIAJA...COMO SI FUERA UNA PELICULA DE CIENCIA FICCION...vino del lejos y oscuro universo ,se ubico aca...puso una luna a distancia ., lo mismo que al sol y......................... genero la vida como la conocemos. ! el planeta en si podria ser como UN DIOS MISMO....CREADOR ,ETERNO Y OMNIPOTENTE .! saludos

Reply to this commentResponder

Feb 18, 2022
3:30
#2 HORACIO:

- ME PREGUNTO TANTO TARDARON EN DARSE CUENTA QUE LA TIERRA TIENE MENTE PROPIA.?????

Reply to this commentResponder

Feb 18, 2022
13:22
#3 HORACIO:

- CUENTA LA HISTORIA QUE .......El visitante fue nombrado por los astrónomos nabos de hoy en dia ., Oumuamua, "mensajero de lejos que llega primero" en hawaiano. ...pero se olvidaron que antes mucho antes el primer mensajero fue la TIERRA. se dice que Dios creo al hombre de acuerdo a su semejanza....y mucho tiempo despues le dio ordenes a NOE para constuir una barca con un par de especies de todo lo habitable y vivo en la tierra ....pero pocos saben que esa misma orden Dios se la dio a una inmensa roca con inteligencia artificial de las mas avanzadas...FUE ESTE EL PRIMER MENSAJERO que llego a nuestro sistema solar ..Dios le dijo te he creado con apariencia redonda como tanta roca tienes los planetas esteriles que giran en el medio de la nada ...pero tu mision sera VIAJAR entre todos ellos a distancias siderales y debes encontrar ese UNICO PUNTO en el universo para mostrarte de lo que eres capaz de generar " dentro tuyo estas programado para generar vida de todo tipo " pero......solo lo podras hacer en el punto exacto de las cordenadas perfectas...asi como una semilla da brote ,tallo y flor tu daras lo mejor de todo lo que yo recolecte en esta inmensidad..recuerda busca un sol y ponte a distancia justa....crea una luna de centinela para que ilumine tus noches ...pondre 12 planetas vigilantes que rodeen tu sistema y te cuiden...AHI ABRIRAS TU MENTE INTERIOR y de apoco dejaras salir toda la vida interna que fue programada en tu creacion ..nadie sospechara que no eres un planeta mas ...eres mi primer mensajero de VIDA E INTELIGENCIA ante tanta nebulosa y oscuridad deshabitada en el cosmos.;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario