La NASA sometió la etapa central de su nuevo megacohete a su prueba más agotadora hasta el momento.

La NASA ha establecido tentativamente la fecha de lanzamiento de Artemis 1 para noviembre, pero los gerentes del programa SLS han dicho que el cohete podría despegar ya en octubre. Foto: NASA/Robert Markowitz.

En lo que se conoce como una prueba de «fuego caliente» (hot fire test), los cuatro motores RS-25 rugieron a las 4:37 pm (ET) de este jueves, produciendo alrededor de 2 millones de libras (900,000 kilogramos) de empuje. Y continuaron rugiendo durante más de ocho minutos, el tiempo necesario para poner en órbita un cohete y una nave espacial de la etapa superior.

Una nube de escape surgió del banco de pruebas, y cuando los motores finalmente consumieron el combustible y se cortaron, los controladores de prueba aplaudieron.

«Hay muchos datos ahora que tendrán que ser analizados», dijo Bill Wrobel, el gerente del programa de pruebas, durante la transmisión en vivo de la NASA. «Pero creo que los aplausos dicen mucho sobre cómo se siente el equipo. Pasaron la prueba y se ve bastante bien en este momento».

A primera vista, la única anomalía visible fue un incendio sobre los motores. Probablemente provino de la quema de aislamiento de corcho, según Wrobel.

Mientras los datos no revelen ningún problema oculto, el éxito del jueves despeja el camino para que la NASA integre la etapa central en el cohete lunar nuevo de la agencia, llamado Space Launch System (SLS).

El sistema es una piedra angular del programa Artemis de la agencia, que tiene como objetivo poner botas en la superficie lunar por primera vez desde 1972 y sentar las bases para una estación espacial que orbitaría la Luna.

Pero primero, SLS tiene que volar a la Luna y regresar sin tripulación. Con el fuego encendido, la NASA podría lanzar esa misión, llamada Artemis 1, antes de fin de año (octubre o noviembre de 2021).

El cohete más poderoso del mundo

La etapa central del cohete es la pieza más grande de SLS y su columna vertebral estructural. También es la etapa de cohetes más grande y poderosa del mundo, según la NASA.

El jueves, el escenario de 65 metros (212 pies) de altura se mantuvo vertical, atado a un banco de pruebas en el Centro Espacial Stennis en Mississippi. Seis barcazas transportaron 2.774.706 litros (733.000 galones) de propelente enfriado criogénicamente al soporte y, durante varias horas, el combustible se bombeó a los tanques de la etapa del cohete.

Los motores consumieron todo ese combustible en el plazo previsto.

Una representación proporcionada por la NASA del Space Launch System.

«Claramente obtuvieron la duración completa que buscaban, lo cual es realmente una gran noticia», comentó Wrobel.

Esta prueba de desarrollo final sugiere que los motores pueden sobrevivir al viaje desde una plataforma de lanzamiento hasta la órbita de la Tierra. Si los datos de la prueba llevan a la misma conclusión, la NASA enviará el núcleo al Centro Espacial Kennedy en Florida, donde espera el resto de SLS.

El producto final está diseñado para medir 111 metros (365 pies) de altura, con dos propulsores de cohetes atados a la etapa central y la nave espacial Orion de la NASA asegurada encima.

Fuente: ScienceAlert. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario