Sucedió horas antes que un enorme asteroide del tamaño del Empire State pasara cerca de la Tierra.

Imagen ilustrativa.

Una bola de fuego 10 veces más brillante que la Luna llena atravesó los cielos de Arkansas, Louisiana y Mississippi la madrugada del miércoles (27 de abril), creando un fuerte estallido y deleitando a decenas de personas con un deslumbrante espectáculo de luces.

El meteoro llameante fue avistado por primera vez alrededor de las 8:03 a.m. CDT sobrevolando el río Mississippi, no lejos de la ciudad de Alcorn. La ruptura del meteorito provocó varios estampidos sónicos y vibraciones que golpearon con la fuerza de 3 toneladas de TNT, según una publicación de blog de la NASA.

Una residente de Vicksburg, Mississippi, dijo que vio una «bola de fuego naranja del tamaño de una pelota de baloncesto, con una cola blanca detrás», informó The Vicksburg Post.

Pero las personas en tierra —unas 30 que lo reportaron en total— no fueron las únicas que disfrutaron de un espectáculo de luces. Casi al mismo tiempo, el Geostationary Light Mapper (GLM) a bordo de dos satélites de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) detectó varios destellos brillantes cuando la roca espacial se rompió en la atmósfera.

La bola de fuego, que se muestra aquí como una mancha de luz azul brillante, fue detectada en la frontera de Louisiana y Mississippi por la herramienta GLM a bordo del Geostationary Operational Environmental 16 y 17. Crédito: NOAA.

«Este es uno de los eventos más alucinantes que he visto en los datos de GLM», dijo Bill Cooke, líder de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Marshall en Huntsville, Alabama.

Buen timing

Pero esa no fue la única coincidencia, se dio otra más asombrosa aún. La bola de fuego se precipitó a la atmósfera terrestre muy cerca del momento predicho por los científicos para el paso cercano de un enorme asteroide del tamaño del Empire State. Tal como informamos en su momento, este visitante llamado 2008 AG33 tenía entre 1,247 y 2,822 pies (380 y 860 metros) de diámetro y pasó a unos 3,2 millones de km de la Tierra, a una velocidad 30 veces superior a la del sonido.

La diferencia entre un meteoro y un asteroide radica en si el trozo está orbitando alrededor del Sol o fluyendo hacia la superficie de la Tierra. La NASA dice que un meteoro del tamaño de un automóvil golpea la atmósfera de la Tierra y se quema casi todos los años, por lo que el avistado esta semana era ciertamente más pequeño y apenas representaba una amenaza, sin importar de dónde viniera —o si fue empujado por 2008 AG33 en una suerte de billar cósmico—

El bólido sobre Mississippi fue generado por un trozo de asteroide que tenía aproximadamente 3,3 pies (1 metro) de diámetro y pesaba alrededor de 90 libras (40 kilogramos). Viajaba a 55.000 mph (34.175 km/h) cuando entró en la atmósfera terrestre y luego se dividió en varios pedazos más pequeños antes de desintegrarse por completo en los pantanos cerca de Minorca, Louisiana.

Fuente: NASA. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Abr 30, 2022
12:21
#1 HORACIO:

FUE UNA CARAMBOLA CON SUERTE.....!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario