El calzado podría ser una reliquia de la época en que Inglaterra fue habitada por anglosajones y vikingos, antes de la conquista normanda.

Steve Tomlinson, un británico aficionado a la arqueología, descubrió un zapato de alrededor de 1.000 años de antigüedad en el lecho del río Támesis.

El calzado intacto sobresalía en el barro, y al principio Tomlinson no se dio cuenta de su importancia histórica. Sin embargo, una datación por carbono reveló que el objeto data de entre los años 1.017 y 1.059 de nuestra era. Es decir, un periodo de la historia en que Inglaterra fue habitada por anglosajones y vikingos, antes de la invasión liderada por Guillermo el Conquistador. De este modo, se cree que el hallazgo podría ser una de las últimas reliquias sobrevivientes de aquella época.

La batalla de Hastings​ se libró el 14 de octubre de 1066 y enfrentó al ejército franco-normando del duque Guillermo II de Normandía, con el ejército anglosajón del rey Haroldo Godwinson. Fue el comienzo de la conquista normanda de Inglaterra.

Se precisa que el calzado de cuero fue encontrado el pasado mes de octubre, pero recién ahora fueron obtenidos los resultados de los análisis. «Al principio pensé que era un pedazo de basura, pero la historia del Támesis se remonta a todas las épocas, así que me contacté con arqueólogos y me dijeron que lo conservara», relató Tomlinson.

El hombre agregó que el zapato «se encuentra en excelentes condiciones de conservación», probablemente debido a la arcilla. «Está tan bien conservado que se pueden ver las marcas originales de los dedos de los pies y los talones», agregó el arqueólogo amateur.

Tomlinson mostrando su hallazgo.

Fuente: Daily Mail. Edición: RT.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario