Amazon ha ganado la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para enviar a la órbita una constelación de 3.236 satélites de Internet, en lo que será una competencia directa para la red Starlink de Elon Musk.

Los documentos han dado el enhorabuena a la compañía de Jeff Bezos para crear el Sistema Kuiper, un grupo de satélites que buscarán proveer Internet de alta velocidad a nivel global, sobre todo en regiones de difícil acceso al servicio.

La inversión será de nada más y nada menos que 10.000 millones de dólares, y buscará materializarse en menos de una década para conservar la licencia adquirida. El plan es posicionar estos dispositivos a tres alturas diferentes, con una base de 578 satélites para comenzar a funcionar.

Los 3.236 satélites del Sistema Kuiper tendrán la capacidad de servir a cerca del 95 % de la población global y poner a Amazon como el principal proveedor de Internet. Sin embargo, ese primer puesto estará en disputa con Starlink, el proyecto de Elon Musk que busca hacer lo mismo en tiempos más inmediatos y ya ha puesto casi 600 satélites en órbita —de 12.000 planeados—.

Contaminación de los cielos

Starlink ha recibido amplias críticas por parte de los astrónomos y entusiastas del espacio, quienes afirman que estos dispositivos en órbita baja amenazan la vista natural del firmamento. Ahora, con una segunda constelación de satélites en preparación, la vista astronómica podría verse aún más obstruida si estas compañías no toman medidas adecuadas para «oscurecer» sus dispositivos una vez que están allí arriba.

En relación, la FCC señala que Amazon aún no ha presentado información específica relativa a algunos elementos necesarios para el «plan de mitigación de escombros», algo cada vez más importante ahora que las bajas órbitas terrestres se podrían acabar convirtiendo en una especie de vertedero cósmico lleno de basura espacial.

La FCC no menciona posible fecha de lanzamiento para el Proyecto Kuiper, o qué cohetes serán utilizados para tal tarea. Pero Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo y CEO de Amazon, también es dueño de la firma aeroespacial Blue Origin, cuyo cohete New Glenn hará su debut en 2021. Dado el potencial conflicto de intereses, es probable que sea Blue Origin la encargada de poner los satélites de Internet en órbita.

Fuente: DailyMail/Gizmodo. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Ago 1, 2020
20:33
#1 HORACIO:

NO SOLO GARCARON AL PLANETA TIERRA ….Y COMO LES PARECIO POCO QUIEREN HACER LO MISMO CON EL ESPACIO QUE RODEA A LA TIERRA…DE TERROR.!!! seguro es para madar virus nuevos desde satelites…..se puede pensar cualquier cosa…y si..

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario