El socavón se formó en una zona agrícola en Santa María Zacatepec, en el estado de Puebla. Según las autoridades, primero tenía cinco metros de diámetro, pero en solo horas se extendió hasta alcanzar los 80 metros de diámetro y más de 20 metros de profundidad.

Socavón, México.

En Santa María Zacatepec, a unos 119 kilómetros de Ciudad de México, la familia Sánchez fue sorprendida la tarde del sábado por un fuerte estruendo, que inicialmente pensaron que era la caída de un rayo, según informó la agencia de noticias AFP.

Sin embargo, poco después, los Sánchez descubrieron que a unos metros de su casa, en medio del campo, la tierra se había hundido. El socavón está relleno de agua, rodeado por campos verdes y acordonado por las autoridades.

Para el domingo pasado, el agujero tenía unos 30 metros de diámetro, este lunes se amplió a 60 y este martes las autoridades calculaban que había alcanzado 80 metros. El hundimiento está a punto de llegar a la vivienda de la familia Sánchez, que habita en la zona desde 2014.

«Nos tocó esto, nos quedamos en la calle. No tenemos nada. Nosotros no somos de acá, tampoco tenemos familiares, estamos solos», relató a la prensa Heriberto Sánchez, originario de Veracruz (sureste).

Científicos y autoridades intentan determinar el origen del gigantesco agujero, entre hipótesis sobre una falla geológica o variaciones hídricas del suelo.

Las causas

De acuerdo con las autoridades medioambientales, la oquedad podría ser resultado de una falla geológica y variaciones hídricas del suelo y subsuelo. No obstante, pobladores y activistas locales atribuyen el fenómeno a la sobreexplotación de mantos acuíferos por parte de grandes conglomerados industriales.

«En toda esta zona hay una sobreexplotación brutal de agua. Donde han sacado el agua ahora hay huecos, vacíos, cavernas, y cuando empieza a haber humedad surgen estos socavones», señala el activista Miguel López, del Frente De Pueblos Morelos Puebla Tlaxcala.

Según algunos habitantes, en esa zona existía antes un jagüey o depósito de aguas superficiales, que con el paso del tiempo se fue secando y se tapó. Esta peculiaridad podría explicar la inestabilidad del terreno y la propensión del socavón a aumentar de diámetro si no se implementan medidas.

Pese al escenario de riesgo que representa esa vulnerabilidad, por esa zona pasa el gasoducto Morelos, que conecta con una termoeléctrica. Ese proyecto abarca varios otros tramos que atraviesan terrenos acuosos, lo que en perspectiva representa un riesgo para las comunidades del sector. Por ahora no se han reportado heridos ni víctimas mortales y las viviendas aledañas han sido evacuadas.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, informó del envío de especialistas a investigar las causas del hundimiento y prometió que se garantizará la integridad de las familias afectadas y una solución técnica.

Fuente: CNN/Telam/RT. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jun 2, 2021
14:05
#1 HORACIO:

– INCREIBLE.!!!!! por suerte no hay victimas…..

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario