En la costa del Mediterráneo, los arqueólogos han identificado los restos de un antiguo barco militar. Al parecer, hace poco más de 2000 años, bloques de piedra de un templo derribado por una catástrofe natural golpearon y hundieron la embarcación.

Crédito: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

La ciudad egipcia de Thonis-Heracleion, en la desembocadura del delta del Nilo, fue devastada una vez por las fuerzas de la naturaleza. Los restos de sus edificios han yacido a diez metros de profundidad en la bahía de Abukir, al este de la actual Alejandría .

Los arqueólogos submarinos realizan regularmente descubrimientos emocionantes allí. Entre ellos, restos de naufragios, estatuas y tablas de piedra con inscripciones —estas últimas permitieron descifrar su nombre: Heracleion (llamada así por los griegos, y Thonis por los egipcios; de ahí el doble nombre)—.

La ciudad de Heracleion fue el puerto más grande de Egipto sobre el Mediterráneo, antes de que Alejandro Magno fundara la ciudad de Alejandría en el 331 a.C. Varios terremotos seguidos de maremotos, provocaron la fragilidad del terreno y el colapso de un área de unos 110 kilómetros cuadrados del delta del Nilo, hundiendo las ciudades de Heraklion y Canope. Mapa: Die Welt.

Ahora, una misión egipcio-francesa ha descubierto partes de un barco militar que data del siglo II a.C. Se trata de una galera de 25 metros de largo, que estaba equipada con remos y una gran vela, según anunció el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

A partir de la investigación arqueológica submarina, se pudo deducir que la embarcación de origen local fue golpeada por bloques de piedra del cercano templo de Amón durante una catástrofe, lo cual sentenció su destino en el fondo del mar. Los barcos de este período se consideran extremadamente raros.

Cementerio grecorromano

Por otra parte, durante la misma excavación bajo las aguas han sido descubiertos los restos de un cementerio griego que data de los primeros años del siglo IV a.C. y que contiene muchas donaciones de gran valor.

Crédito: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

«Este descubrimiento ilustra la presencia de mercaderes griegos que vivieron en la ciudad y controlaban la entrada a Egipto en la boca del brazo Canope del río Nilo, el más occidental y próximo a la bahía de Abu Qir», explicó Franck Goddio, director del Instituto Europeo de Arqueología Sumergida (IEASM).

Crédito: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Según la misión mixta, los griegos pudieron asentarse en la ciudad durante las últimas dinastías faraónicas y construyeron sus propios santuarios cerca del templo de Amón, y los restos de ambos se han encontrado juntos y en buen estado de conservación en la ciudad sumergida a unos 7 kilómetros de la costa de Egipto.

Fuente: Ministerio de Antigüedades. Edición: MP.

1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Jul 20, 2021
4:30
#1 HORACIO:

QUIZAS LA ATLANTIDA EFECTIVAMENTE EXISTIO Y TUVO EL MISMO FINAL……

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario