Su sólido currículum —300 artículos de investigación, 40 patentes de EE.UU., fundación de cuatro empresas de biotecnología y el honor de ser uno de los 25 principales inventores de Stanford— lo convierte, sin duda, en uno de los científicos más consumados en estudiar los ovnis.

Prof. Garry Nolan.

Se trata del Dr. Garry Nolan, profesor de microbiología y patología en la Universidad de Stanford. Su investigación abarca desde el cáncer hasta la inmunología de sistemas. También ha pasado los últimos diez años trabajando con el Departamento de Defensa de EE.UU. analizando supuestos materiales recuperados de Fenómenos Aéreos No Identificados.

Ahora, en la cresta de la ola en cuanto a la apertura del tema al público —y a los académicos—, el sitio web Motherboard lo ha entrevistado, obteniendo algunas declaraciones muy interesantes.

Nolan cuenta que comenzó a interesarse en la ufología cuando vio un video en YouTube donde el investigador Steven Greer afirmaba tener en su poder un pequeño esqueleto de Atacama que podría ser extraterrestre. «Me dije, “Oh, puedo probar o refutar eso”, y entonces me acerqué a él. Finalmente demostré que no era un extraterrestre, era humano. Explicamos bastante sobre por qué se veía de esa manera. Tenía una serie de mutaciones en genes esqueléticos. A la comunidad OVNI no le gustó que dijera eso. Pero sabes, la verdad es ciencia», contó el profesor.

El humanoide de Atacama. Crédito: Bhattacharya S. et al. 2018 / Genome Research.

Pero el publicar un artículo científico sobre este misterioso ser de Atacama, no solo llamaría la atención de los ufólogos, sino también de la propia CIA y algunas corporaciones aeronáuticas... Pero no por el contenido de ese artículo en específico sino por algo más. Buscaban ayuda para explicar las extrañas consecuencias físicas sufridas por algunos pilotos tras acercarse a los ovnis y los campos generados por ellos,

«Había suficiente drama en torno al esqueleto de Atacama que básicamente había decidido renunciar a toda participación continua en esta área. Luego, estos muchachos aparecieron y dijeron: “Necesitamos que nos ayuden con esto porque queremos hacer análisis de sangre y todos dicen que aquí tienen los mejores instrumentos de análisis de sangre del planeta”. Luego comenzaron a mostrar las resonancias magnéticas de algunos de estos pilotos y personal de tierra y agentes de inteligencia que habían resultado dañados».

Izquierda: Cerebro normal. Derecha: Lesiones y enfermedad de materia blanca resultante de la exposición a un UAP.

«Las resonancias magnéticas fueron claras. Ni siquiera era necesario ser médico para ver que había un problema. Algunos de sus cerebros estaban horriblemente dañados. Y eso es lo que me involucró», siguió Nolan.

De acuerdo a los análisis efectuados por el hombre de Stanford, los cerebros mostraban múltiples manchas blancas, esparcidas por la resonancia magnética.

Uno de los pacientes (foto) sufrió daños durante un encuentro cercano ocurrido en el legendario Rancho Skinwalker. Crédito: G. Nolan.

«Es esencialmente tejido muerto donde el sistema inmunológico ha atacado el cerebro. Eso es probablemente lo más cercano a lo que podría llegar si quisiera ver una instantánea de una de estas personas. Puede ver rápidamente que algo anda mal», explicó, teorizando que puede haber sido consecuencia de la exposición a un fuerte campo u onda electromagnética.

¿Materiales ovni?

Pero lo más extraño para el profesor fue cuando se le pidió que estudiara también algunos materiales que supuestamente provendrían de ovnis estrellados.

«Algunos de los objetos son anodinos y solo metales. No hay nada inusual en ellos, excepto que dondequiera que mires el metal, es diferente, lo cual es extraño. Es lo que llamamos no homogéneo. Lo común de todos los materiales que he examinado hasta ahora, y hay alrededor de una docena, es que casi ninguno es uniforme. Son todas estas mezclas de mezclas. Todos tienen lo mismo en ellos, pero están en diferentes niveles», señaló.

Entre los fragmentos más célebres que pasaron por sus manos, recuerda los materiales del llamado caso Ubatuba [un estrellamiento ovni en Brasil], donde encontraron proporciones de isótopos de magnesio extremadamente alteradas e inusuales.

Dos muestras del supuesto ovni que explotó sobre Ubatuba.

«Tenía proporciones de isótopos perfectamente correctas para lo que cabría esperar del magnesio que se encuentra en cualquier lugar de la Tierra. Como un 30 por ciento de descuento en las proporciones. El problema es que no hay una buena razón para que los humanos alteren las proporciones de isótopos de un metal simple como el magnesio. No hay propiedades diferentes de los diferentes isótopos, que cualquiera —al menos en la literatura que es pública de los cientos de miles de artículos publicados— diga que esta es la razón por la que harías eso. Ahora puedes hacerlo. Es un poco caro de hacer, pero no tendría ninguna razón para hacerlo», dijo.

«La mayoría de las veces los humanos usan isótopos para hacer estallar cosas (uranio o plutonio) o para envenenar a alguien, o se usan como trazadores para matar el cáncer. Pero esos son casos muy, muy específicos. Casi siempre todos usamos isótopos radiactivos. Nunca cambiamos las proporciones de isótopos de aquellos estables. Lo que eso significa es que ha sido diseñado, es posterior a un proceso que provocó su alteración».

Pero no solo eso, Nolan tiene una teoría sobre el objeto del cuál pudo provenir el fragmento de Ubatuba. Sostiene que en casi todos los casos, estos serían los restos de algún tipo de proceso desconocido que escupen los ovnis.

«Por ejemplo, uno de estos objetos se vuelve inestable. Entonces lanza un montón de cosas y se vuelve estable y despega. Como si se arreglara solo. Es casi como si esto fuera parte del mecanismo para moverse, y cuando las cosas se salen de control, tiene que descargarlo. Simplemente deja caer estas cosas al suelo, como el escape. Eso plantea la pregunta: ¿para qué lo están usando? Si hay proporciones de isótopos alteradas, ¿están usando las proporciones de isótopos alteradas? ¿Son estos el resultado de la propulsión? El resultado de la propulsión es cambiar las relaciones. Cuando las relaciones se desvían tanto, tienen que descargar porque ya no es útil en la propulsión. Las personas más inteligentes que yo encontrarán mejores razones», dijo el profesor.

«Recientemente, alguien me contactó desde Fresno [California] con un caso exactamente similar. Una hija y un padre ven caer todo esto. Tienen este metal fundido en el camino de entrada. Me interesan más los casos de los que nadie sabe nada. Porque entonces no está contaminado [por la atención de los medios]», continuó.

No obstante, reconoció que de la docena de materiales anómalos que ha analizado, solo dos no parecen seguir las reglas, teniendo proporciones de isótopos alteradas.

Nivel atómico

Dependiendo de qué tan profundo se quiera ir, cada análisis efectuado a estos materiales cuesta entre 10,000 y $ 20,000 dólares. Mediante estas pruebas puede determinarse qué son los átomos, cuáles son las proporciones de isótopos, calidad cristalina, y otras cosas. Sin embargo, Nolan subraya que el objetivo de hacer esto es averiguar para qué se utilizó.

«Para hacer eso, eventualmente, necesitas bajar al nivel atómico. Digamos que hoy no teníamos transistores y uno de estos objetos dejó caer una gran cantidad de germanio, dopamina o, ya sabes, estos pequeños transistores. Decimos, ¿qué es esta cosa? Cualquiera que esté diseñando materiales avanzados en estos días para realizar cualquier tipo de procesamiento de señales está detectando diferencias precisas en la ubicación de los átomos en la estructura».

Durante mucho tiempo se ha dicho que el gobierno de EE.UU. ha recuperado material de objetos voladores no identificados estrellados para aplicarles ingeniería inversa. La próxima Ley de Autorización de Defensa Nacional incluye una enmienda donde uno de los puntos es «estudiar» y «explotar» este tipo de material anómalo o metamaterial.

«Hay una cosa que se usa a menudo en biología llamada función estructural. A veces, si puede ver la estructura, puede comprender la función. Puedo mirar un corazón y observar un poco cómo se mueve y comprender que esa es la función. Puedo mirar los tubos en sus venas y decir, esa función es transportar sangre. Mientras miramos la estructura de las células, cuando vemos la estructura de una proteína podemos tener una idea de cómo está funcionando. Así que de eso se trata realmente. La próxima frontera del estudio de materiales es atómica. Si quieres entender algo muy avanzado, es mejor que tengas algo como esto en tu bolsillo trasero», concluyó.

Nolan ha escrito un estudio detallado donde brinda algunas conclusiones. Intitulado Técnicas instrumentales mejoradas, incluido el análisis isotópico, aplicables a la caracterización de materiales inusuales con potencial relevancia para la ciencia forense aeroespacial, se publicará en la edición de enero de 2022 de la revista especializada Progress in Aerospace Sciences.

Fuente: Vice. Edición: MP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario