Ese es el escenario más optimista al que llega un nuevo estudio estadístico que consideró muchas variables.

«Como la única civilización inteligente avanzada en la Tierra, una de las preguntas más desconcertantes para los humanos es si nuestra existencia es única», afirman los autores del nuevo estudio Wenjie Song y He Gao, ambos del Departamento de Astronomía de la Universidad Normal de Pekín.

Y es que estudiar otras civilizaciones es confuso porque solo tenemos un punto de referencia: nosotros mismos. Aún así, muchos investigadores han abordado la pregunta como una especie de experimento mental, utilizando pautas científicas rigurosas. Un estudio de 2020, por ejemplo, concluyó que es probable que haya 36 Civilizaciones Extraterrestres Inteligentes Comunicacionales (CETI) en la Vía Láctea.

Pero cuántas CETI pueden existir está relacionado con cuánto tiempo tendremos que esperar para saber de una. Aquí es donde entra en juego la célebre Ecuación de Drake, la cual intenta estimar cuántas civilizaciones susceptibles de poseer emisiones de radio detectables puede haber en nuestra galaxia

La ecuación de Drake tiene sus fallas. Por ejemplo, algunas de sus variables son poco más que conjeturas, por lo que el número de civilizaciones que calcula no es fiable. No obstante, es lo mejor que tenemos para empezar por alguna parte y seguir escalando desde allí, tal como hicieron los autores del nuevo estudio.

Ecuación de Drake.

«La dificultad obvia de este método es que es incierto e impredecible cuantificar la probabilidad de que la vida pueda aparecer en un planeta adecuado y eventualmente convertirse en una civilización comunicante avanzada», escriben los investigadores.

El escenario optimista y el pesimista

El reciente estudio toma como base dos parámetros poco conocidos. El primero se refiere a cuántos planetas terrestres son habitables y con qué frecuencia la vida en estos planetas evoluciona hacia una CETI. El segundo es en qué etapa de la evolución de una estrella anfitriona nacería una CETI.

Los investigadores dieron a cada uno de estos parámetros una variable en sus cálculos. La probabilidad de que aparezca vida y evolucione hacia una CETI es (fc), y la etapa requerida de evolución de la estrella anfitriona es (F). Song y Gao realizaron una serie de simulaciones Monte Carlo usando diferentes valores para estas variables. Así, llegaron a dos escenarios: una perspectiva optimista y una perspectiva pesimista.

El escenario optimista utilizó los valores F = 25 % y fc = 0,1 %. Entonces, una estrella debe tener al menos un 25 % de vida antes de que pueda surgir una CETI. Y para cada planeta terrestre, solo hay un 0,1 % de posibilidades de que aparezca una CETI. Estas variables optimistas crean más de 42.000 CETIs —lo que parece mucho, pero no lo es cuando se distribuye por toda la galaxia en diferentes momentos—. Además, necesitaríamos sobrevivir otros 2.000 años para lograr una comunicación bidireccional entre ellos y nosotros.

Ciertamente, eso casi suena al alcance de la mano. Pero ese es el escenario optimista que hace que el universo parezca amigable y habitado por otras civilizaciones amigables —de hecho, tal vez algunas de ellas ya estén hablando entre sí, y solo necesitamos unirnos—.

Ahora para el escenario pesimista.

En el escenario pesimista, F = 75 % y fc = 0,001 %. Entonces, una estrella no puede albergar una CETI hasta que sea mucho más antigua, y la probabilidad de que un solo planeta terrestre albergue una CETI se reduce a un porcentaje minúsculo. ¿Dónde nos deja esto?

Este cálculo pesimista produce solo alrededor de 111 CETIs en la Vía Láctea. Peor aún, necesitaríamos sobrevivir otros 400.000 años para tener una comunicación bidireccional con ellos.

Gran filtro

En este punto es menester considerar lo que llamamos «el Gran Filtro». Esto es cualquier cosa que impida que la materia se convierta en vida y luego progrese hasta convertirse en una civilización avanzada.

Los autores abordan ese tema cuando escriben: «Sin embargo, se ha propuesto que la vida útil de las civilizaciones es muy probable que se limite a sí misma, debido a muchas alteraciones potenciales, como problemas de población, aniquilación nuclear, cambio climático repentino, cometas asesinos, cambios ecológicos, etc. Si el argumento del Día del Juicio Final es correcto, para algunas situaciones pesimistas, los humanos pueden no recibir ninguna señal de otras CETIs antes de la extinción».

Los valores de fc y F están llenos de muchas incógnitas. Ese es el caso en todo este tipo de trabajo. Este documento, y otros que abordan la misma pregunta, se consideran más útiles como experimentos mentales que como resultados sólidos. No podemos saber nada de esto con certeza, pero no podemos evitar sentirnos obligados a explorarlo. Es parte de la naturaleza humana.

«Es bastante incierto qué proporción de planetas terrestres pueden dar a luz a la vida, y el proceso de evolución de la vida hacia una CETI y poder enviar señales detectables al espacio es altamente impredecible», agregan los autores.

¿Se encontrará la humanidad alguna vez con otra civilización? ¿Sobreviviremos el tiempo suficiente antes que la Tierra se vuelva inhabitable y la humanidad tenga que huir a Marte o a algún otro lugar? ¿Será la primera CETI que descubramos poco más que los descendientes —o las ruinas— de una civilización que alguna vez fue orgullosa y brilló con confianza hasta que el Gran Filtro la golpeó?

Las preguntas en ese sentido, donde somos nosotros los que tenemos la iniciativa de contacto y exploramos, son muchas. Desde luego, todo esto cambia completamente si consideramos una posibilidad mucho más impactante: que alguna de estas civilizaciones sea mucho más avanzada y ya nos haya encontrado, pero decidió —en una suerte de filtro a la carta— que somos una civilización autodestructiva poco inteligente que no merece una comunicación bidireccional...

Fuente: UT. Edición: MP.

3 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Email

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
May 4, 2022
13:13
#1 Armando:

Este artículo dice al final del tercer párrafo:
“Un estudio de 2020, por ejemplo, concluyó que es probable que haya 36 Civilizaciones Extraterrestres Inteligentes Comunicacionales
(CETI) en la Vía Láctea.”
En el video del siguiente enlace, 2001 Evento del Club Nacional de Prensa (de Mayo 9, 2001)
en el minuto 1:38:51 el ex Sargento Clifford Stone afirma claramente que el gobierno de los Estados Unidos ha "catalogado 57 especies diferentes" https://www.youtube.com/watch?v=4DrcG7VGgQU

Reply to this commentResponder

May 5, 2022
1:20
#2 HORACIO:

TIENEN QUE ACEPTARLO NO HAY NADIE ALLA AFUERA....SI CON SEGURIDAD UNA CIVILIZACION SUPERIOR YA ANTES DE SU DECADENCIA....PLANTO EL GERMENO SEMILLA DE VIDA EN VARIOS PLANETAS.....DE TODOS EL UNICO QUE TUVO EXITO FUE ESTE ACA EN EL PLANETA AL CUAL LLAMAMOS TIERRA....LOS INGENIEROS YA NO EXISTEN MAS...SOLO EN PELICULAS ;)

Reply to this commentResponder

May 5, 2022
14:19
#3 José García Álvarez:

A escasos años de la manifestación masiva extraterrestre, estos membrillos de Pekín, no más espabilados que los de la Nasa, se meten en teorías alucinantes para llamar la atención del personal. ¡Pobres tontos que no ven más allá de sus narices!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario