Una joven de la provincia de Neuquén, en la Patagonia argentina, descubrió fortuitamente restos fósiles de un titanosaurio de unos 85 millones de años. 

Según repasa Jorge Calvo, uno de los paleontólogos a cargo de la recuperación, la joven se encontraba «tomando unos mates» dentro de un terreno perteneciente a la Universidad del Comahue, cuando por casualidad divisó un «huesito blanco» en la superficie de una roca de unos 100 centímetros cuadrados. Acto seguido, le avisó a su madre, una alumna de la carrera de Geografía en esa casa de estudios, quien a su vez alertó a una profesora, Edith Simón, paleontóloga habilitada a solicitar permisos de excavación.

Tras esta cadena de comunicaciones, se iniciaron las labores paleontológicas en el lugar, hallando en total dos vértebras de unos 200 kilos cada una, pertenecientes al pescuezo de uno de los dinosaurios más grandes que jamás haya caminado sobre la faz del planeta: el titanosaurio.

Crédito: Agustín Martínez.

Según detalló Calvo, el titanosaurio era un animal herbívoro de cuello largo y pudo haber medido unos 25 metros. Además, aquel dinosaurio solía habitar la Patagonia, una región sureña compartida por Argentina y Chile.

Los restos óseos, de gran tamaño, miden aproximadamente 80 centímetros por otros 80: «Son unas de las piezas más grandes que se han encontrado en la provincia», le dijo el experto a La Mañana de Neuquén. «A pesar de que la zona es extremadamente fosilífera, se suelen hallar restos mucho más pequeños», aclaró.

Crédito: Agustín Martínez.

Ayer mismo se completó el proceso de extracción, protección y traslado de las vértebras fósiles del dinosaurio, y actualmente se encuentran en el Centro Paleontólogico Lago Barreales, ubicado en la misma provincia, donde se estudiarán en detalle.

Fuente: LMN.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario