Otra ballena ha aparecido muerta en la costa con su estómago lleno de residuos plásticos. Esta vez, se trata de un cachalote hembra que terminó en la playa de Porto Cervo, un destino turístico popular en Cerdeña, Italia.

Luca Bittau, presidente de SEAME, una ONG cuya misión es proteger los cetáceos en el Mediterráneo a través de la educación y la investigación, dijo que el mamífero marino encontrado contenía bolsas de plástico (algunas con códigos de barra aún legibles), redes y líneas de pesca, y otros objetos que estaban demasiado descompuestos como para identificarlos. En total, 22 kilogramos de plástico.

Pero eso no es todo lo que se encontró dentro de la ballena…

«Estaba preñada y probablemente abortó antes de encallar», explicó Bittau. «El feto estaba en un estado avanzado de descomposición».

El cachalote (Physeter macrocephalus­) es la única especie viva de su género. Es el animal con dientes más grande que existe; los machos pueden crecer hasta 20,5 metros de largo y llegar a pesar más de 50 toneladas. La cabeza mide un tercio de la longitud total del animal y poseen el cerebro más grande entre los animales existentes. La especie se alimenta de calamares y peces, sumergiéndose en su búsqueda a profundidades de hasta tres kilómetros, convirtiéndose en el mamífero marino que se zambulle a mayor profundidad. Su dieta a base de calamares incluye a las especies más grandes: el calamar gigante y el calamar colosal.

De acuerdo con expertos, la hembra hallada en Cerdeña fue incapaz de digerir calamares debido a la gran cantidad de plástico que había ingerido y que ocupaba dos terceras partes de su estómago. Medía 8 metros de largo y su cría solo 2.

Plástico en el mar

El ministro del Medioambiente, Sergio Costa, lamentó la noticia y defendió la necesidad de afrontar el tema. Con ese objetivo, avanzó que en los próximos días el Consejo de Ministros emanará el proyecto de ley «Salvamares» contra la presencia de plásticos en las aguas.

La medida, explicó, permitirá finalmente a los pescadores llevar a puerto el plástico que pesquen durante sus travesías, pues en la actualidad están prácticamente obligados por ley a devolverlo al mar.

Y es que según una ley de 2006, los pescadores que quieran llevar a tierra el plástico interceptado en sus labores deben pagar un impuesto o podrían ser denunciados por tráfico ilegal de residuos.

Además hizo hincapié en la directiva de la Unión Europea de vetar desde 2021 los plásticos de un solo uso, como platos, cubiertos, pajitas o bastoncillos para los oídos: «Prometo que Italia será uno de los primeros países en aplicarla», aseguró.

El ministro Costa llamó a todos los alcaldes italianos a prohibir el uso de productos de plástico de usar y tirar en sus distintos municipios, como ya se ha hecho en Nápoles o en la isla de Capri.

«La guerra contra el plástico de usar y tirar ha comenzado y nosotros no nos detendremos aquí», concluyó. Y así debe ser, ya que el problema es cada vez más grave en todo el mundo. Por poner un ejemplo, en los últimos meses han aparecido cetáceos con sus estómagos repletos de plástico en Tailandia, España, Indonesia y Filipinas.

Fuente: Live Science.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario