Nuevas imágenes de la nave Mars Express de la ESA muestran un bello ejemplo de una red de valles de ríos secos en Marte, una señal de que el agua alguna vez fluyó en la superficie del planeta rojo.

Se trata de un sistema de valles en las tierras altas del sur de Marte, ubicado al este de un cráter de impacto grande y bien conocido llamado Huygens, y al norte de Hellas, la cuenca de impacto más grande del planeta. Con entre 3.500 y 4.000 millones de años, las tierras altas del sur son algunas de las partes más antiguas y con más cráteres de Marte, donde se observan muchos signos ancestrales de flujo de agua.

La topografía de esta región sugiere que el agua fluyó cuesta abajo desde el norte, formando valles de hasta dos kilómetros de ancho y 200 metros de profundidad mientras lo hacía. Estos valles se hacen patentes hoy, incluso después de haber sufrido una erosión significativa y fuerte desde que se formaron. Esta erosión es visible en forma de bordes de valle desglosados, suavizados, fragmentados y diseccionados, especialmente en los valles que se extienden de este a oeste.

Crédito: ESA.

Este tipo de estructura dendrítica también se observa en los sistemas de drenaje en la Tierra. Un ejemplo particularmente bueno es el del río Yarlung Tsangpo, que serpentea desde su origen en el Tíbet occidental a través de China, India y Bangladesh, informa la ESA.

En el caso de esta imagen de Marte, los canales de ramificación probablemente se formaron por la escorrentía de agua de la superficie de un río que una vez fue fuerte, combinado con una gran cantidad de lluvia. Se cree que este flujo ha atravesado el terreno existente en Marte, forjando nuevos caminos y tallando un nuevo paisaje.

Vista aérea del río Yarlung Tsangpo.

Si bien no está claro de dónde vino toda esta agua —¿precipitación, agua subterránea, glaciares que se derriten?—, todo esto requería un pasado mucho más cálido y acuoso para Marte que el planeta que vemos hoy.

En general, el sistema de valles parece ramificarse significativamente, formando un patrón similar a ramas de árboles que provienen de un tronco central. Este tipo de morfología se conoce como «dendrítica»: el término deriva de la palabra griega para árbol (dendron), y es fácil ver por qué. Varios canales se separan del valle central, formando pequeños afluentes que a menudo se dividen nuevamente en su viaje hacia el exterior.

Fuente: ESA. Edición: EP.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario