Algunas personas, preferentemente mujeres, se destacan por descifrar diferencias sutiles en las caras de los gatos que revelan el estado de ánimo.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Guelph (Ontario, Canadá), concluyó que descifrar las expresiones faciales de los gatos, a los que presentó como «inescrutables», no es sencillo y que la mayoría falla al tratar de hacerlo.

El trabajo incluyó a 6.329 personas de 85 países, cada una de las cuales observó 20 videos breves, diez en situaciones positivas de los gatos e igual cantidad en estados negativos. A través de ellos debían juzgar qué tipo de expresiones observaban o responder que no estaban seguros. Todas las filmaciones estaban centradas en la cara del animal.

Como resultado, se encontró que las mujeres y las personas con experiencia en veterinaria eran particularmente buenas para reconocer las expresiones de los gatos, incluso aquellas que informaron que no sentían un fuerte apego por estos animales.

«La capacidad de leer las expresiones faciales de los animales es fundamental para la evaluación del bienestar. Nuestro hallazgo de que algunas personas son sobresalientes en la lectura de estas pistas sutiles sugiere que es una habilidad para que se pueda entrenar a más personas», dijo en un comunicado el profesor Lee Niel, del Centro Campbell para el Estudio del Bienestar Animal de la Universidad de Guelph, autor del estudio.

Los puntajes

La mayoría de los participantes encontraron la prueba desafiante. Su puntaje promedio fue 12 de 20, algo por encima de la posibilidad. Pero el 13 por ciento de los participantes se desempeñó muy bien, con una puntuación correcta de 15 o mejor, un grupo que los investigadores llamaron informalmente «los susurradores de los gatos».

Estas personas tenían más probabilidades de ser mujeres que hombres, y más probabilidades de ser veterinarios o técnicos veterinarios. Los adultos más jóvenes también generalmente obtuvieron mejores puntajes que los adultos mayores.

«El hecho de que las mujeres generalmente obtuvieron mejores puntajes que los hombres es consistente con investigaciones anteriores que han demostrado que las mujeres parecen ser mejores para decodificar las manifestaciones no verbales de emoción, tanto en humanos como en perros», dijo Mason.

Sorprendentemente, ser un amante de los gatos no hizo ninguna diferencia, ya que informar un fuerte apego a los gatos no necesariamente resultó en una puntuación más alta.

El hallazgo de que algunas personas son hábiles para leer las caras de los gatos sugiere que otros también podrían ser entrenados para hacerlo. Por lo pronto, los investigadores han creado un SITIO WEB donde puedes probar si eres o no un «susurrador de gatos».

Fuente: Universidad de Guelph. Edición: EP/RT.

1 comentario
Etiquetas: ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Pinterest Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
Dic 3, 2019
20:18
#1 HORACIO:

CREO QUE ESO PASA POR EL PODER DE OBSERVACION DE LAS PERSONAS…YO A LOS PERROS Y GATOS LES LEO EL PENSAMIENTO……JAJAJAJA Y ELLOS A MI MAS TODAVIA.!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario